MICHOACÁN

Alcalde de Apatzingán rechaza acusaciones en su contra sobre ataque a activista

El día que sucedió el atentado contra el activista Julio César Acosta Grajeda el gobernador michoacano se encontraba comiendo a unas cuantas calles de allí

Créditos: Especial
Escrito en ESTADOS el

MORELIA. - El presidente municipal de Apatzingán, Michoacán, José Luis Cruz Lucatero, desmintió la versión del activista, Julio César Acosta, quien lo acusó del ataque a tiros el pasado miércoles, en el que resultó lesionado.

Acosta Grajeda fue baleado luego de realizar una transmisión en vivo en sus redes sociales y con un disparo en la cara, volvió a hacer un live de Facebook.

Cuando era trasladado en una camilla al hospital, el joven acusó al presidente municipal y al gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla, del ataque a tiros.

El alcalde, José Luis Cruz Lucatero, lamentó mediante comunicado, lo acontecido a Julio Acosta y negó “categóricamente”, los señalamientos en su contra.

En sus redes sociales el alcalde, Cruz Lucatero, negó categóricamente cualquier vinculación con esos hechos, “que no tienen sustento ni prueba alguna”.

Solicitó a la Fiscalía Regional, la integración de una carpeta de investigación “con el objetivo de deslindar responsabilidades y evitar especulaciones dolosas que atentan contra el honor y el buen nombre de su persona”, cita el boletín.

“Confiamos en que la fiscalía esclarezca a la brevedad este hecho y llegue hasta sus últimas consecuencias”, apuntó el alcalde.

Julio César transmitió en vivo con disparo en la cara

Julio César Acosta Grajeda, activista y creador de contenidos de Apatzingán realizó una transmisión en vivo con un balazo en la cara, durante el video denunció que intentó acercarse a los eventos del gobernador Alfredo Ramírez Bedolla, para reprocharle que Apatzingán no estaba en paz como el había presumido.

“El 27 de junio pasado, fui víctima de un posible atentado; de un posible levantón. Ahí a mi casa llegaron unas camionetas, con la intención de privarme de mi libertad. Gracias a Dios no pudieron, porque fui más inteligente que ellos. Yo ya puse la respectiva denuncia; yo tengo el documento. Yo ahí declaro que no tengo problemas con nadie, más que con Chucho Rangel (director municipal de Seguridad Pública y el presidente municipal, que es a los que he confrontado y es a quienes le he exhibido la corrupción. Sin con los únicos personajes con quien he tenido problemas. Entonces si me llega a pasar algo, es porque ellos lo mandaron a hacer“, dijo.

Durante el video el activista criticó el fuerte operativo que cuidaba al gobernador y a otros funcionarios de su gabinete, mientras acusó que la población está indefensa ante la violencia.

Precisamente, cuando ocurrió todo este hecho ocurrió el gobernador estatal presumía su cena en una taquería de ese municipio de la Tierra Caliente.

““Amigo. Pasó lo que tenía que pasar. ¡Ayúdenme; ayúdenme! Mi gente, aquí estoy. Vinieron del gobierno. Si vieron que mandaron al gobierno. Es el mensaje del gobierno. Perdónenme. A mi familia no la dejen sola, por favor. Cuiden a mi familia; a mis hijos los amo mucho, los adoro. ¡Ayúdenme, por favor!, dijo el joven, mientras cayó al piso.