SECUESTRO Y DESAPARICIÓN EN ACAPULCO

“Aunque sea los huesos de mi hijo quiero encontrar”: José fue secuestrado en un antro

Patricia Retana, de profesión doctora, recuerda que pagó un rescate a los supuestos secuestradores de su hijo, pero nunca lo liberaron. José fue secuestrado el 13 de agosto de 2017 en Acapulco

Patricia Retana, de profesión doctora, recuerda que pagó un rescate a los supuestos secuestradores de su hijo, pero nunca lo liberaron. José fue secuestrado el 13 de agosto de 2017 en Acapulco
José Ismael Martínez Retana.Patricia Retana, de profesión doctora, recuerda que pagó un rescate a los supuestos secuestradores de su hijo, pero nunca lo liberaron. José fue secuestrado el 13 de agosto de 2017 en AcapulcoCréditos: ESPECIAL
Escrito en ESTADOS el

CHILPANCINGO.- El 13 de agosto de 2017, José Ismael Martínez Retana salió a bailar con su novia y amigos a un antro en playa La Condesa, en Acapulco, Guerrero. Nunca regresó a su casa. A su mamá, Patricia Retana Ahuejote, le avisaron que había sido secuestrado. Patricia Retana, de profesión doctora, recuerda que pagó un rescate a los supuestos secuestradores de su hijo, pero nunca lo liberaron. José hubiera cumplido 23 años el viernes 1 de septiembre pasado.

“El día del rescate se armó un operativo; desgraciadamente dicen que no lograron detener a la persona que fue por el dinero… o están coludidos con la delincuencia o no saben hacer su trabajo”, se queja la madre buscadora.

A partir de que Patricia Retana presentó la denuncia por el secuestro de su hijo, comenzó a recibir amenazas de muerte. Tuvo que huir por varios meses de Acapulco.

“De los amigos que iban con él, nadie quiso decir nada, nadie vio nada, ni la novia”, cuenta la madre buscadora.

Semanas después, el sujeto al que le entregó el dinero por el rescate de José Ismael fue detenido, por otro delito. Renata hizo su propia investigación y llevó a la Fiscalía de Guerrero las pruebas que demostraban que la persona que le llamó pidiendo el rescate era la misma que había sido detenida. Lo identificó por una fotografía publicada en una nota periodística.

A seis años del secuestro de su hijo, esta madre buscadora advierte que un juez tenía que dictar sentencia, pero el inculpado obtuvo un amparo, por lo que podría quedar en libertad. Ahora, ella teme por su vida.

“El gobierno es muy apático y corrupto”, denuncia.

Sobre su actual situación, Patricia Retana afirma que desde el momento en que su hijo fue secuestrado, está como muerta en vida.

“La vida ya no la ves como la veías antes de todo este proceso. El dolor te va comiendo poco a poco, te van apareciendo enfermedades que no tenía… no vuelves a conciliar el sueño”.

“Aunque sea los huesos de mi hijo quiero encontrar, darle una cristiana sepultura, tener un lugar donde ir a dejarle flores, donde llorarle, donde rezarle y saber que ahí va a descansar en paz. Es lo único que pido”.

 

Carta a un hijo desaparecido

El año pasado, colectivos de búsqueda y organizaciones civiles invitaron a Patricia Retana a escribir una carta a su hijo. LSR la presenta íntegra:

CARTA A MI HIJO

Hijo me invitaron a escribir, pero solo se me ocurre hablar de ti. Me es tan difícil plasmar en una hoja de papel lo que siento. Me paso horas frente a la libreta tratando de encontrar las palabras y frases correctas que puedan transmitir todo lo que siento y quiero decirte, pero la tristeza no me deja, no logro escribir sin estallar en llanto, busco la soledad de la noche para poder por fin redactar esta carta, ojalá fuera poeta así tendría las frases más bellas que transmitan todo lo que quiero decirte.

Quiero que sepas que te amo, que tú le diste un significado a mi vida, que agradezco a Dios por haberme elegido para ser tu mamá.

Te extraño tanto, me haces mucha falta. Mi vida ya no está completa porque me faltas tú, por favor, Dios, ayúdame a encontrarle...

Son cinco años de tu desaparición y te sigo buscando. Te amo hijo…