TABASCO

La deuda que crece y crece en Tabasco por “insuficiencia de liquidez”

Desde el año 2019, 2020 y 2021, el ahora gobernador con licencia Adán Augusto López Hernández, inició ese práctica de solicitar empréstitos bancarios de corto plazo para cubrir el gasto público

Hasta ahora, el gobernador sustituto Carlos Manuel Merino Campos no ha explicado ni informado sobre ese déficit recurrente en la finanzas estatales.
Hasta ahora, el gobernador sustituto Carlos Manuel Merino Campos no ha explicado ni informado sobre ese déficit recurrente en la finanzas estatales.Créditos: Especial
Escrito en ESTADOS el

VILLAHERMOSA.-  Con uno de los presupuestos per cápita más altos del país, inexplicablemente a la administración estatal de Tabasco no le alcanzan los recursos públicos asignados, por lo que constantemente recurre a empréstitos bancarios con el argumento de “cubrir insuficiencias de liquidez de carácter temporal”.

Hasta ahora, el gobernador sustituto Carlos Manuel Merino Campos no ha explicado ni informado sobre ese déficit recurrente en la finanzas estatales, que le obligan constantemente a recurrir a la banca privada para financiar el gasto público.

Desde el año 2019, 2020 y 2021, el ahora gobernador con licencia Adán Augusto López Hernández, inició ese práctica de solicitar empréstitos bancarios de corto plazo para cubrir el gasto público, igual sin un ejercicio de transparencia y con el mismo ardid: “cubrir insuficiencias de liquidez de carácter temporal”, como lo reporta ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Pero también, solicitó créditos bancarios de largo plazo con cargo a las participaciones federales, el 26 de agosto del 2021, se publicó el decreto del Congreso, que autorizaba al entonces gobernador Adán Augusto López Hernández pedir financiamientos, hasta por un monto de mil quinientos millones de pesos.

Según, entre los beneficios que produciri´a ese financiamiento, estaban apuntalar el crecimiento econo´mico de Tabasco, a trave´s de la implementacio´n de un Programa de Inversio´n Pu´blica Productiva 2021-2022, para Fortalecer la Reactivacio´n Econo´mica, la Generacio´n de Empleos, los Sistemas Educativos y de Salud, la Administracio´n y Procuracio´n de Justicia, asi´ como las Acciones en Materia Hidra´ulica. Así como la capacidad de pago del Estado.

Tabasco, en el 2022 gozó de un presupuesto estatal por 55 mil 954 millones 444 mil 956 pesos –23 mil 289 pesos por habitante --, de los cuales el 93.03 por ciento corresponden a participaciones federales y sólo el 6.97 por ciento a ingresos propios.

En este año que finaliza, en medio de la opacidad, el gobierno del estado redujo en 970 millones de pesos presupuestados al sector educativo, y le quitó 640 millones de pesos al sector salud en Tabasco. Nunca se informó esa disminución a esas dos áreas, que registran los mayores problemas en infraestructura, de recursos humanos y operatividad.

La entidad no sólo acusa abandono en el sector agropecuario, con todos los sectores productivos abandonados por el gobierno, sino también la actividad económica en general atraviesa por una severa crisis.

En los resultados del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOEN) correspondientes al tercer trimestre de 2022, destaca que Tabasco registró las tasas de ocupación más bajas con 94.7 por ciento, empatado con la Ciudad de México y Tabasco. “Durante el tercer trimestre de 2022, las entidades que tuvieron las tasas más altas de desocupación fueron: Ciudad de México y Tabasco con 5.3 %”.

Incluso, entre los morenistas existe decepción contra la administración estatal que encabeza ese partido. El propio hermano del presidente Andrés Manuel López Obrador, José Ramiro López Obrador, reiteradamente acusa que en Tabasco con Adán Augusto-Carlos Manuel Merino, no llegó la Cuarta Transformación.

Para el senador del PRD por Tabasco, Juan Manuel Fócil Pérez, suman más de 200 mil millones de pesos que el gobierno de Morena ha recibió de presupuesto en los cuatro años de su mandato, “y no se ve el desarrollo o algún beneficio para los tabasqueños”

Pidió al gobernador sustituto, Carlos Manuel Merino Campos, que diga ¿Dónde está todo ese dinero?, ¿Dónde está la prosperidad de nuestro Estado? no se ve, seguimos siendo el primer lugar en desempleo de todo el país, y no se ve ningún avance”.

El senador perredista sostiene que la administración estatal encabezada por Adán Augusto López Hernández-Carlos Manuel Merino Campos  --, se caracterizó por la “insuficiencia” de inteligencia para gobernar y manejar de manera eficiente y transparente los recursos públicos de Tabasco.

En los cuatro años de este gobierno se han pagado más intereses bancarios en la historia de Tabasco, por tantos empréstitos realizados, ya que misteriosamente desaparecen el presupuesto y al parecer mantienen al estado en bancarrota, por lo que no les queda de otra que recurrir al endeudamiento bancario.

En este 2022 que está por terminar, el gobierno de Morena, suma ya mil 900 millones de pesos en empréstitos bancarios de “corto plazo”, divididos en seis ministraciones con cinco bancos. El denominador común es la opacidad del manejo de ese dinero que se paga con recursos públicos.

El de Adán Augusto-Carlos Manuel se debería denominar el “Gobierno de la insuficiencia”.  Invariable y puntualmente, tanto a principio, a mitad o final de cada uno de los cuatro años, este “Gobierno de la Insuficiencia” ha recurrido al endeudamiento de la hacienda pública estatal.

Cada empréstito que realizan los gobiernos estatales y municipales, por ley deben notificarlo e inscribirlo en el “Registro Público Único de Financiamientos y Obligaciones de Entidades Federativas y Municipios” de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), sólo por ello se han conocido las reiteradas solicitudes de créditos.

Uno de los montos que recibió la administración estatal, el 10 de noviembre pasado, fue por 400 millones de pesos para pago de prestaciones de fin de año para personal de base y sindicalizados.

Las gestiones las hizo el secretario de administración y finanzas, Luis Romeo Gurria y todo quedó asentado en el Registro Único de Financiamientos y Obligaciones de Entidades Federativas y Municipios.

En este Registro de la SHCP quedó plasmado que los 400 millones de pesos fueron adquiridos en el banco Santander y su destino es para “cubrir insuficiencias de liquidez de carácter temporal” y deberán pagarse a una “tasa efectiva” del 10.79 por ciento. La fecha de vencimiento del préstamo es el 22 de agosto del 2023.

Apenas en septiembre pasado, el gobierno tabasqueño había incurrido en otro endeudamiento al contratar un empréstito también con Santander, por 300 millones de pesos, a una “tasa efectiva” del 9.37 por ciento y con vencimiento para julio del 2023. Igual, con el mismo alegato: “Cubrir insuficiencias de liquidez de carácter temporal”.

En septiembre pasado, igual se endeudo a Tabasco con otros 300 millones de pesos, pero ahora con Bancomer, con una tasa efectiva del 8.63 por ciento y fecha de vencimiento para julio del 2023. El dinero supuestamente se utilizó también para “cubrir insuficiencias de liquidez de carácter temporal”, según notificaron a la SHCP.

Sin embargo, en agosto pasado, otra vez, pero ahora con Banorte, el gobierno del estado contrató un empréstito por 300 millones de pesos, con vencimiento a mayo del 2023, a una “tasa efectiva” del 9.82 por ciento. Igual con el mismo argumento.

Y en julio de este año, se endeudo a Tabasco con otros 300 millones de pesos al pedir un empréstito a la institución financiera Banorte, a una tasa efectiva del 9.82 por ciento y vencimiento a mayo del 2023.

Y para variar, en julio pasado, se contrató con el banco HSBC un préstamo por 300 millones de pesos, a una tasa efectiva del 9.70 por ciento y vencimiento en mayo del 2023. Esos recursos tendrían como destino “cubrir insuficiencias de liquidez de carácter temporal”, le dijeron otra vez a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

PRÁCTICA HEREDADA POR EL SECRETARIO DE GOBERNACIÓN

Adán Augusto López Hernández recurrió en siete ocasiones a la banca privada para solicitar préstamos, todos con el propósito de contar con recursos para “cubrir insuficiencias de liquidez de carácter temporal”.

Los empréstitos realizados fueron con Banco Santander S.A. contratado el 14 de octubre del 2020, notificado a la SHCP hasta el 11 de diciembre de ese año, por la cantidad de 180 millones de pesos, con el 6.15 por ciento de interés a pagar en diez meses, el 9 de agosto del 2021.

También con BBVA Bancomer S.A. el gobierno del estado adquirió otra obligación a corto plazo por 200 millones de pesos, con el 6.12 por ciento de interés,  contratada el 10 octubre del 2020, comunicada a la SHCP el 11 de diciembre y se liquidaría el 11 de agosto del 2021.

Mientras que con HSBC México, S.A., el empréstito a corto plazo fue por 400 millones de pesos, más el 5.99 por ciento, contratado el 14 octubre del 2020 y reportado a la SHCP, hasta el 11 de diciembre, que pagaría el 09 de agosto del 2021.

En tanto con Banco Santander S.A. el 16 de octubre del 2020, la contratación de deuda fue por 180 millones de pesos, con el 6.25 por ciento de interés, que fue inscrita ante SHCP hasta el 11 de diciembre, y se pagaría el 11 de agosto del 2021.

Además con el banco Scotiabank Inverlat S.A. el gobernador Adán Augusto López Hernández se endeudó con 390 millones de pesos, más el 5.64 por ciento de interés, contratado el 12 de octubre del 2020, reportado a la SHCP el 11 de diciembre, y a liquidarse el 6 de agosto del 2021.

Antes, el 17 de julio pasado, también con Scotiabank Inverlat, S.A. se contrató un adeudo de 120 millones de pesos con el 6.75 por ciento de interés, empréstito reportado a la SHCP hasta el 1 de diciembre pasado, y que deberá pagarse en 11.9 meses, el 9 de julio del 2021.

Igual, el 15 de julio, el gobierno morenista o la 4T tabasqueña, recurrió a BBVA Bancomer, S.A. para un empréstito a corto plazo por 180 millones de pesos, más el 6.73 por ciento de interés, reportado a la SHCP el 22 de octubre, y que se deberá pagar a más tardar el 9 de julio del 2021.

En el 2020 el presupuesto de egresos estatal aprobado por el Congreso local, fue por 52 mil 964 millones 276 mil pesos, del que alrededor del 78 por ciento se destina a gasto corriente, pero al parecer desde entonces no se programa bien su manejo.

A finales del 2019, el gobierno del estado también enfrentó problemas financieros para los pagos a los burócratas de las prestaciones de fin de año, por lo que para solucionar esa necesidad urgente, recurrió al endeudamiento bancario para “cubrir insuficiencias de liquidez de carácter temporal”.

Según el informe del Registro Público Único de Financiamientos y Obligaciones de la SHCP, el gobernador Adán Augusto López Hernández, en noviembre y diciembre del 2019, celebró contratos de cre´dito simple quirografario, por dos mil 500 millones de pesos con cuatro instituciones bancarias: con BBVA Bancomer por 250 millones de pesos; HSBC, 800 millones de pesos; Scotiabank Inverlat, 400 millones de pesos; y con Banorte, uno por mil millones de pesos, y otro por 50 millones de pesos. Esa deuda, cuya tasa contratada en promedio fue del 8.02 por ciento, según los pagarés bancarios firmados.

(djh)

Temas