CONFLICTO ALFARO-UDEG

Cinco claves del conflicto entre Enrique Alfaro y el rector de la UdeG

El conflicto entre el gobierno de Jalisco y Ricardo Villanueva comenzó en los comicios de 2015, cuando Alfaro le ganó la alcaldía de Guadalajara al hoy rector de la UdeG

El conflicto entre el gobierno de Jalisco y Ricardo Villanueva comenzó en los comicios de 2015, cuando Alfaro le ganó la alcaldía de Guadalajara al hoy rector de la UdeG
Conflicto Alfaro Villanueva.El conflicto entre el gobierno de Jalisco y Ricardo Villanueva comenzó en los comicios de 2015, cuando Alfaro le ganó la alcaldía de Guadalajara al hoy rector de la UdeGCréditos: Especial
Escrito en ESTADOS el

GUADALAJARA.- El conflicto entre el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, y el rector de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Ricardo Villanueva Lomelí data de por lo menos 2015, cuando se enfrentaron en las elecciones por la alcaldía de Guadalajara. Quien ganara tenía amarrada la gubernatura… y así sucedió tres años después.

TAMBIÉN LEE CONFLICTO EN LA UDEG: DENUNCIAS POR ABUSO SEXUAL Y RECORTES PRESUPUESTALES 

Tras el descalabro, expertos consideraron que Villanueva Lomelí estaba acabado políticamente, sin embargo, el ex secretario estatal priista se reinventó, dejó su cargo en el ayuntamiento tapatío y apostó por convertirse en el segundo rector del Centro Universitario de Tonalá.

Tres años después, Alfaro Ramírez ganó las elecciones por la gubernatura, mientras que Villanueva Lomelí allanaba el camino para llegar a la rectoría general de la UdeG.

Durante la pandemia se pensaba que Alfaro y Villanueva habían limado asperezas y trabajaban con el mismo objetivo, pero una abrupta decisión del gobierno estatal detonó el enfrentamiento entre ambos personajes, el cual sigue escalando, agudizando la polarización entre el Ejecutivo estatal y la máxima casa de estudios.

RECORTE DE 140 MDP, LA MANZANA DE LA DISCORDIA

El Congreso de Jalisco anunció un recorte de 140 millones de pesos a la UdeG para destinarlos a la construcción del Hospital Civil de Tonalá. La respuesta del rector, Ricardo Villanueva Lomelí fue establecer una estrategia para defender los recursos, mismos que serían destinados para obras en el Museo de Ciencias Ambientales.

 

 

El rector llamó a las asociaciones educativas y organismos estudiantiles, como la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU), a sumarse al reclamo y comenzaron con marchas todos los días para entregarle miles de firmas a las autoridades estatales y legislativas con el fin de reconsiderar su decisión.

PERSECUCIÓN

La madrugada del 20 de agosto de 2021, Javier Armenta, dirigente de la FEU, denunció que estudiantes y vecinos que acampaban en el Parque de la Resistencia Huentitán fueron desalojados por parte de elementos de la Fiscalía de Jalisco, lo que la UdeG consideró como una nueva afrenta del gobierno estatal.

 

 

Armenta acusó que elementos, armados y sin identificarse, despojaron a los jóvenes de sus celulares y les privaron de su libertad durante horas, además de obligarlos a desocupar el espacio.

LA BATALLA VIRTUAL

El conflicto se intensificó por posturas diferentes en diversos temas, como el manejo de la pandemia, el regreso a clases presenciales, la aprobación de presupuesto universitario, así como por obras y mejoras en el transporte público.

En el último trimestre del año pasado, la UdeG denunció nuevamente que Enrique Alfaro alistaba un nuevo recorte al presupuesto de la UdeG para 2022.

En respuesta, el mandatario afirmó que su administración ha apostado siempre por la educación dentro del presupuesto ejercido. La batalla entre Alfaro y Villanueva se trasladó a la arena virtual. Mientras la UDG acusó a la administración estatal de usar granjas de bots para orquestar una serie de ataques en redes sociales en contra de la máxima casa de estudios, el gobierno dijo no estar dispuesto a financiar los negocios privados de Raúl Padilla, ex rector de la UdeG.

 

 

LA SEMANA MÁS DIFÍCIL PARA ENRIQUE ALFARO

Enrique Alfaro comenzó con su campaña “Obras son amores”, donde su intención era asistir a los diferentes centros universitarios para entregar mejoras. En su discurso de arranque, en el CUTlajomulco, invitó a las autoridades universitarias a dejar la grilla.

“Aquí en Tlajomulco arranca hoy el programa Obras son Amores, para que quienes quieren hacer grilla y confundir a la comunidad universitaria de que no apoya a la UdeG, está es la mejor manera de responderles, con hechos: 228 mdp para hacer infraestructura universitaria, para mejorar la que ya tenemos, y hoy arranca con la nueva preparatoria de Tlajomulco, donde más se necesita”.

En una de las giras por el Centro Universitario de los Valles, Enrique Alfaro tuvo un desencuentro con el secretario de la institución, Luis León. El funcionario universitario le señaló al gobernador su inconformidad ante el retraso de las obras.

La respuesta del funcionario fue que cuidara sus palabras.

“Estás faltándole al respeto a los diputados, al presidente municipal y al gobernador, nada más mídele bien tus palabras”, dijo el mandatario. “Esta es mi casa también, yo soy universitario”.

 

 

Ricardo Villanueva acusó al gobernador de amenazar a los funcionarios universitarios y le pidió ser prudente en su manera de dirigirse a las autoridades de la UdeG.

La UDG calificó la conducta del gobernador de “muy peligrosa, sobre todo ante el clima de violencia y miedo que día con día vive nuestro estado”.

“Estos hechos ocurrieron cuando, al intentar explicarle el rezago que guarda la construcción de infraestructura educativa en CUVALLES, lo cual ha retrasado el crecimiento de la matrícula para 1,500 estudiantes, el titular del ejecutivo, de manera inexplicable, lo consideró una falta de respeto y respondió con amagos y amenazas”.

El gobierno de Jalisco negó la conducta amenazante del mandatario y señaló que fueron los universitarios quienes provocaron, amenazaron y reventaron el evento.

Sin embargo, el lunes 29 de agosto pasado, la FEU acusó a un grupo ligado a Movimiento Ciudadano (MC) de vandalizar sus instalaciones.

 

 

PIDEN DIÁLOGO PARA ACABAR EL CONFLICTO

Tras estos episodios, Villanueva Lomelí pidió al gobernador entablar un diálogo para terminar los enfrentamientos. “Quiero hacer un sincero llamado al diálogo para resolver este problema y ponernos a trabajar en lo verdaderamente importante: la educación de los jaliscienses”

 

 

Alfaro respondió a la petición del funcionario universitario y condicionó el diálogo. Sostuvo que para terminar el conflicto es necesario que el grupo de la UdeG cumpla con las siguientes tres condiciones:

  1. No está dispuesto a negociar posiciones políticas ni ningún nombramiento de magistrados, jueces o algún espacio en organismos autónomos.
  2. No asignará recursos para negocios del grupo que encabeza la casa de estudios.
  3. Se debe retirar de los edificios públicos las lonas con consignas y detener las marchas de estudiantes.

 

 

 

 

 

rst