ESTADOS

Bartlett, el apellido que sale a relucir en la tragedia minera

El gobernador de Coahuila criticó el coyotaje que creció con sin seguridad; la “grandiosa idea” de Bartlett en CFE fue dale más carbón a pequeños productores

Por
Escrito en ESTADOS el

Miguel Riquelme, gobernador de Coahuila, criticó a Manuel Bartlett por implementar la idea en la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para comprarle más carbón a pequeños productores, lo que provocó un alza en el coyotaje y explotación de minas sin la seguridad para trabajadores.

“La grandiosa idea de Manuel Bartlett de darles más carbón a los productores más pequeños y menos a los productores más grandes, provoca que al final termine en la explotación de pozos sin la seguridad necesaria para poder cuidar de la vida de los trabajadores”, declaró.

Consideró que si bien la extracción de mineral es de jurisdicción federal, existe una responsabilidad moral, y comentó que se puede hacer mucho si la federación firma convenios para poder visitar las minas y poder determinar la viabilidad o no de la extracción en ciertos lugares.

Recordó que la federación hizo a un lado la participación del Estado y los productores, que estaban “asfixiados económicamente”, aceptaron los contratos.

“Esa asignación de darle más a los pequeños de manera repentina no era viable. Era que fuera poco a poco para que fueran creciendo, capitalizándose poco a poco, metieran más seguridad en sus minas metiendo más turnos, más seguridad. Estoy en la mejor disposición de colaboración”, comentó.

Riquelme Solís declaró que en adelante se tendrían que coordinar más para poder tener las inspecciones necesarias en las minas y no hacerlo antes de la asignación de los pedidos de carbón, sino que fuera de manera permanente.

“La asignación directa la hace CFE. Nadie mejor que el estado conoce a los productores”, comentó el mandatario.

SE ECHAN LA "BOLITA" EN 2021

En junio de 2021, cuando ocurrió la tragedia en Rancherías, Múzquiz, donde murieron siete mineros, el gobernador y el director de CFE se enfrascaron en declaraciones y descalificaciones por el caso de la mina Micarán de Múzquiz. En aquella ocasión, el mandatario estatal acusó a Bartlett de haber bajado el precio del carbón, lo que, dijo, había provocado que los empresarios disminuyeran la inversión en seguridad.

El gobernador de Coahuila, Miguel Riquelme y el director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett se enfrascaron en una guerra de declaraciones vía redes sociales luego del accidente en la mina de carbón ubicada en Múzquiz y que cobró la vida de siete trabajadores.

El director de la CFE primero criticó al gobernador por atribuirle al funcionario federal “responsabilidades morales por haber bajado el precio del carbón, lo que según él provocó que los empresarios mineros descuidaran el mantenimiento de sus minas”.

“Grave reconocimiento, sabiéndolo él, debió haberlo evitado imponiendo medidas de seguridad a través de su Secretaría del Trabajo. Por tanto, el responsable de la inseguridad es el gobernador… protege cínicamente a quienes quieren monopolizar la compra de carbón, en contra de los pequeños productores”, tuiteó Bartlett.

 

En esa ocasión, Riquelme respondió en un hilo de 10 posteos en Twitter, en los cuales detalló que desde el primer momento participamos en el rescate a los mineros de Múzquiz y “acudí personalmente a la zona, en coordinación con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social y la CNCP dando todo nuestro apoyo a las familias”.

“Señor Bartlett usted debería saber mejor que nadie que la minería y la electricidad son competencia exclusiva de la federación, los gobiernos estatales sólo podemos intervenir a solicitud de las instancias federales”.