Main logo

Caminaré hasta el fin del mundo pero te encontraré: madre de migrante desaparecido

Ana dejó San Pedro Sula para dedicarse a la búsqueda de Oscar Antonio López Enamorado, quien fue visto por última vez en Jalisco el 19 de enero de 2010

Escrito en ESTADOS el

GUADALAJARA.- Oscar Antonio López Enamorado se comunicó por última vez con su madre el 19 de enero de 2010, cuando se encontraba en el poblado de El Carrizo en San Sebastián del Oeste, Jalisco. Había salido de su natal Honduras en 2008, huyendo de la violencia que azota a su país. Lo logró, sin embargo, un grupo de hombres que conoció lo invitó a que viajar a México con la promesa de “trabajar”.

TAMBIÉN LEE: Migrantes y deportaciones, las crisis que no frenó la pandemia en Jalisco

Eso es lo único que Ana sabe de su Oscar, que permaneció en la casa de estos sujetos durante todo 2009. Lo que sucedió después es historia desconocida o, por lo menos, así lo argumentan las autoridades federales y estatales, quienes entre excusas y malas prácticas lo han “buscado” con escasa voluntad, entre papeles y oficios.

A más de 12 años de su desaparición, Ana afirma que no está dispuesta a vivir otro año más sin su amado hijo, sin tenerlo cerca, sin saber dónde está.

Sandino Rivera, abogado del caso, expuso que, a lo largo de esta década, ni la Fiscalía General de la República (FGR) -quien tiene competencia por tratarse de un delito cometido en contra de la población migrante-, ni la Fiscalía de Jalisco han entregado las copias del expediente de investigación a Ana Enamorado, alegando que “la víctima podía poner en riesgo la investigación”.

Un argumento ridículo y alejado de todos los estándares internacionales en materia de derechos humanos, ya que el acceso a la información es un derecho de todas las víctimas

Tras este primer obstáculo, reconoció, tuvieron que interponer un amparo, que luego de cuatro meses surtió efecto. La autoridad cedió las copias del expediente, mismas que les permitieron corroborar algo que ya sospechaban: en 10 años, ni la autoridad federal, ni la local en Jalisco, habían hecho una diligencia en campo para buscar con vida a Oscar.

LAS LÍNEAS DE INVESTIGACIÓN

Mientras tanto, según un reportaje de ZonaDocs, identificaron al menos tres líneas de investigación, algunas de ellas, sentenció, sin lógica o con poco sustento, incluso, sobre las cuales “no se ha explorado más allá por falta de voluntad política”.

La primera de éstas tiene que ver con la cremación de un cuerpo en 2013 por el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF). En aquel momento, el área de desaparecidos de la Fiscalía de Jalisco quiso entregar a Ana las cenizas de una persona, sin antes corroborar genéticamente el parentesco.

Es casi imposible saber con certeza que esas cenizas son de Oscar, pues no hay una muestra de ADN y el cuerpo fue cremado”, señala el abogado

La segunda habla sobre la localización de cuerpos calcinados en diciembre de 2009 en el poblado de El Carrizo, en San Sebastián del Oeste, Jalisco. “Es una línea de investigación ilógica, porque Oscar habló por teléfono con Ana mes y medio después de esta fecha”, es decir, Ana escuchó a Oscar en enero de 2010, un mes después de la fecha que argumentan las autoridades.

La última línea, sugiere que alguien envió un mensaje de texto a una persona conocida de Ana, donde mencionaba que tenía información sobre quienes estaban involucrados con la desaparición de Oscar. No obstante, aunque la línea de investigación sigue vigente, “la FGR no ha querido investigar más allá sobre quiénes son los dueños de esas líneas telefónicas y tampoco se les ha entrevistado”.

LA BÚSQUEDA

Reconociendo el trabajo que Ana Enamorado ha realizado de manera independiente con sus abogados y organizaciones de la sociedad civil, informaron que durante septiembre, noviembre y diciembre de 2020 se estuvieron llevando a cabo búsquedas en los municipios de Puerto Vallarta y San Sebastián del Oeste.

Y es que, estas jornadas de búsqueda en vida son históricas, pues si bien, las autoridades federales y locales habían argumentado que no contaban con los elementos para “entrar al lugar” donde había sido visto por última vez Oscar, debido a la peligrosidad de la zona, gracias a las últimas diligencias organizadas por la Comisión Nacional de Búsqueda, la Comisión Estatal de Búsqueda de Jalisco y la Comisión Nacional de Derechos Humanos, fue posible ingresar y tener pistas sobre el paradero del joven migrante.

En la última diligencia que se realizó por parte de la Comisión Nacional de Búsqueda y la Comisión Estatal de Búsqueda de Jalisco se puedo entrar a esta comunidad y Ana se pudo entrevistar con testigos y personas que estuvieron viviendo con Oscar

Sin embargo, los eternos ausentes, preciso en su comunicado Ana Enamorado, siguen siendo la Fiscalía General de la República, la Unidad de Delitos para las Personas Migrantes, la Fiscalía del Estado de Jalisco y, por supuesto, el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, quien no ha respondido ante ninguna autoridad sobre su responsabilidad en la cremación de cuerpos sin identificar.

EN SU MEMORIA

La noche del 19 de enero de 2022, Enamorado convocó a un acto de memoria por la desaparición de Oscar en Avenida de los Insurgentes número 20, en la sede de la Fiscalía General de la República. Con ayuda de personas solidarias que la acompañan, la mujer colocó sillas para que se sentasen los titulares de las dependencias que tendrían la obligación de buscar a su hijo. Ninguno asistió.

Las autoridades están ausentes en este momento, como lo han venido haciendo desde hace doce años”, dijo Enamorado, mientras a sus espaldas colgaba una manta con la leyenda: “Oscar, 12 años sin ti. Te seguimos buscando

En los grandes ventanales del edificio gubernamental, el colectivo Huellas de la Memoria colocó una estampa delineada de plantas de los pies, que en el centro tenía escrito: “Hijo, mis pasos son tus pasos y caminan junto a los pasos de las madres centroamericanas. Caminaremos hasta el fin del mundo, pero los encontraremos”.


 

rst