Main logo

Daños del muro de Trump no podrán remediarse en su totalidad: Wildlands

La organización pedirá al gobierno de Biden que el muro de concreto, en el tramo San Luis Río Colorado y Sonoyta, se retire por completo

Créditos: Especial
Escrito en ESTADOS el

HERMOSILLO.- Aunque se exija a Estados Unidos remediar los daños ocasionados por la construcción del muro, no se podrá regresar todo a estado original, dijo Juan Carlos Bravo, director del Programa México de Wildlands Network, una de las organizaciones que denunció ante la Unesco los daños ambientales que provocó la muralla fronteriza por órdenes de Donald Trump.

También lee: El Gobierno de Biden termina contratos para la construcción del muro fronterizo 

Detalló que para la edificación de este muro se utilizaron prácticas que se realizan en minas de cielo abierto, con dinamita. Es decir, que para colocar el muro hicieron explotar cerros de la zona protegida.

No es posible la reparación en su totalidad, se usaron las mismas técnicas que las minas de cielo abierto, literalmente se dinamitaron cerros y no se pueden volver a construir cerros. Tomaron prestadas las técnicas para hacer esto mismo en porciones de la frontera que jamás se van a recuperar como las conocíamos

Sin embargo, aseguró que sí se pueden implementar algunas acciones para intentar aminorar los daños ocasionados por la administración del expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, como el encausamiento de canales y arroyos y la reforestación de algunas plantas nativas.

El activista mencionó que están realizando una evaluación en la Reserva de la Biósfera de El Pinacate y el Gran Desierto de Altar que colinda con la frontera al país vecino, con el fin de detectar de manera específica los tramos afectados por las obras de construcción.

Detalló que fue un tramo que recorre los municipios de San Luis Río Colorado y Sonoyta donde se colocó parte de la muralla de concreto de Donald Trump, la cual pedirán al actual gobierno que se retire por completo.

ANIMALES EN PELIGRO

Juan Carlos Bravo recordó que por esta zona cruza de un país a otro algunas especies animales, como el berrendo sonorense, una especie en peligro, que busca agua y alimento de un lado a otro.

El director del Programa México de Wildlands Network también resaltó el daño ocasionado a la tribu Tohono O’odham, donde la frontera impuesta por los gobiernos dividió de manera arbitraria su territorio.

La frontera los cruzó a ellos, ellos ya existían en estas tierras y de repente llegan estos gobiernos e imponen estas barreras y quedan en medio de esta división, había ciertas consideraciones para su libre cruce y también se impactan sitios sagrados para ellos

Por último, Juan Carlos Bravó lanzó un llamado al gobierno de Joe Biden a retirar todo el muro construido desde el año 2017 al 2021, el cual es un símbolo de odio y de daño a la humanidad y las especies.

Tenemos que seguir llamando desde los dos lados de la frontera a que se derribe este muro, representa lo peor de la relación entre Estados Unidos y México, no tiene cabida en un mundo moderno en el que buscamos que prosperen los valores de la paz, de la democracia…

UNESCO PIDE A EU REMEDIAR DAÑOS ENTRE SONORA Y ARIZONA

En el inicio de la administración del expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, organizaciones civiles denunciaron la devastación que estaba causando la construcción del muro fronterizo a la flora y fauna de la zona, pero también a la región de la etnia Tohono O’odham que habita entre Sonora y Arizona. Hoy, la ONU les da la razón y pide al gobierno del país vecino reparar los daños causados.

Fue en 2017 cuando representantes de las agrupaciones ecológicas Wildlands Network, el Centro Mexicano del Derecho Ambiental (Cemda), el Centro para la Diversidad Biológica y Greenpeace México llevaron el tema a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) debido a que el muro fronterizo afectaría áreas naturales protegidas, por el lado de México, como la Reserva de la Biósfera El Pinacate y Gran Desierto de Altar, ubicado en Sonora, declarados patrimonio Mundial de la Unesco en 2013.

Foto Cuartoscuro. 

Y por la parte de Estados Unidos, la construcción de esta frontera física prometida como un gran muro por el exmandatario Donald Trump afectaría también el Refugio Nacional de Vida Silvestre Cabeza Prieta y Monumento Nacional Organ Pipe Cactus.

El argumento de dichas organizaciones civiles ante la Unesco, que estuvieron acompañadas por representante de la tribu Tohono O’odham, conocidos como Pápagos, en nuestro país, fue el solicitar declarar como estatus de “En Peligro” esta zona, ya que el muro de concreto que tendría 10 metros de altura bloquearía la migración natural de los animales que habitan en la zona y amenazaría a las especies que están en riesgo y que habitan en la Reserva de la Biósfera El Pinacate y Gran Desierto de Altar.

Foto Cuartoscuro. 

“Bajo la Convención del Patrimonio Mundial, un sitio puede ser catalogado como "en peligro" si "proyectos de desarrollo" u "obras públicas importantes" amenazan los valores naturales que el sitio fue designado para proteger. Contar con esta categoría enfocará la atención internacional en el sitio de El Pinacate y Gran Desierto de Altar y su hábitat, así como las amenazas ecológicas y culturales que tiene la construcción de un muro fronterizo”, explicaron en mayo del 2017.

Además, detallaron sobre algunos de estos ejemplares que se verían afectados, tales como el berrendo sonorense, catalogado como el segundo animal terrestre más rápido del mundo, el cual está en peligro de extinción, ya que hay solo 975 ejemplares existentes.

Sin embargo, este muro no afectaría solo el paso de la fauna, sino también de la tribu Tohono O’odham o pápagos, que han vivido en el mismo territorio desde hace siglos, ubicado entre ambos países.

“El muro de Trump destruirá completa y permanentemente nuestro modo de vida, nuestro himdag; Qué y quiénes somos. Negará nuestra práctica cultural y religiosa compartida en Schuk Toak, el Pinacate: nuestra Ceremonia de Sal y Peregrinación, nuestra colección de plantas medicinales, visitas a sitios de entierro y sitios de cuevas sagradas, y vida vegetal. Bajo el derecho internacional, cortará ilegalmente nuestras comunicaciones y acceso a la Nación Tohono O''odham en Arizona, igual que los judíos en el muro sagrado occidental, los musulmanes en Mecca, y los cristianos en la Iglesia del Santo Sepulcro", detalló José Martín García Lewis, gobernador general de la tribu en el escrito enviado a la Unesco en 2017.

La etnia está asentada en la parte norte de Sonora, cerca del municipio de Sonoyta, frontera con Lukeville, Arizona.

UNESCO LANZA LLAMADO A EU PARA REPARA EL DAÑO 

El pasado 23 de julio el Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco dio la resolución a esta denuncia y lanzó un llamado al gobierno de Estados Unidos para detener la construcción del muro fronterizo por la zona protegida de la Reserva de la Biósfera El Pinacate y el Gran Desierto de Altar, que tiene una extensión de casi 5 mil kilómetros.

Además, instó a las autoridades del vecino país a evaluar los daños causados por los trabajos de construcción de esta muralla de 10 metros de altura, con el fin de remediarlos y restaurar el paisaje y hábitat de las especies afectadas.

"Los impactos negativos del muro fronterizo sobre la biodiversidad y la conservación de la propiedad son de suma preocupación”, señaló la Unesco en este llamado.

Cabe recordar que la administración de Joe Bide, el nuevo presidente de Estados Unidos busca remediar las acciones de Donald Trump respecto a este tema; ahora será la parte ecológica en la que deberán de resarcir los daños.

esc