Main logo

Casas abandonadas en Hermosillo, al servicio de grupos delictivos

Hay 300 casas en abandono, las cuales son identificadas por los vecinos como ‘tiraderos’ de los narcomenudistas

Por
Escrito en ESTADOS el

Más allá del mal aspecto que pueden dar las viviendas en estado de abandono, por el alto grado de deterioro, está el miedo y la inseguridad que estas casas representan para los colonos, quienes evitan a toda costa pasar de cerca por dichas propiedades, dado que el riesgo de que un vagabundo o delincuente salga del lugar, para ellos es alto.

En Hermosillo, las colonias ubicadas en la periferia de la ciudad, tales como La Cholla, Real del Carmen, La peredas, Solidaridad, Pueblitos, Nuevo Hermosillo, Altares, Agua Lurca, Los Arrollos, Tierra Nueva, Los Olivos, Villa Verde, Villas del Real.

Para las instituciones encargadas de armar los censos respecto al número de casas abandonadas, es complicado registra el número de viviendas en estado de deterioro y desuso, ya que a diario las cifras cambian, pues dichos domicilios son invadidos todos los días por personas de escasos recursos e integrantes de grupos delictivos que aprovechan para hacer punto de venta de drogas.

En promedio se estima que en cada colonia de las mencionadas, hay 300 casas en abandono, las cuales son identificadas por los vecinos como ‘tiraderos’ de los narcomenudistas, situación que los vecinos han normalizado por miedo a represalias en caso de hacer las denuncias a número de emergencia 911.

Medida de vecinos es encerrarse durante las noches

Debido al temor y riesgo por actos delincuenciales que se comenten dentro de viviendas abandonadas, vecinos de la colonia Real del Carmen piden a las autoridades que se sellen las casas deshabitadas, para evitar que los maleantes ingresen durante las noches.

La señora Laura, dijo que durante el día no se detecta actividad dentro de estas casas, sin embargo, por las noches están los vendedores de droga y suelen presentarse riñas entre bandas con machetes y armas de fuego, lo que alerta a las familias que habitan alrededor de dichos domicilios.

“Yo vivo en la última calle y la verdad he visto de todo, si me da miedo, tiradores de droga, pleitos a media noche con machetes, con arma, personas de otras colonias, riñas, doy aviso al 911 y me encierro ya no se lo qué pasa”

La denuncia formal ante el Ministerio Público nunca se ha hecho por parte de los vecinos, comentó, dado que existe temor de represalias pues los maleantes que llegan a estas casas abandonadas identifican bien a quienes residen alrededor de la zona.

“Formalmente nunca hemos denunciado, si nos da miedo por ellos nos reconocen y si viene la policía por ellos van a pensar que nosotros los delatamos porque nos damos cuenta de todo lo que pasa aquí”

Se trata de individuos que salen y entran de estas casas por temporadas, es decir, unos meses se asientan en dichos domicilios bandas de aparentes grupos delictivos y al cabo de los meses abandonan el lugar, para después ser ocupado por otras personas que se dedican a las mismas actividades ilícitas.

“Salen y entran, tienen problemas y se van, pero después llegan otros, es un problema que nunca se acaba, pero nosotros seguimos aquí”

Los colonos coincidieron también en que, estas casas son utilizadas como bodegas para guardar artículos robados de esa y otras colonias de la zona, por lo que temen dejar solas sus viviendas y encontrarlas saqueadas.

“Estas casas abandonadas las usan para meter las cosas robadas y ya después aparecen ahí, yo vivo enseguida de una de esas casas y las veces que han robado en la colonia ahí nos ha tocado encontrar cosas robadas de los mismos vecinos, lo más recomendable sería sellarlas”, indicó Fernanda.

El aspecto de basureros que dan estas viviendas es otra de las problemáticas originadas en el sector, dado que despiden olores fétidos y formación de bacterias e infecciones.

En otras colonias como La Cholla y Solidaridad, los ciudadanos se acostumbraron al aspecto de inseguridad que dan estas casas, y cansados de esperar a que las autoridades recuperaran estas viviendas, decidieron sellarlas con escombro y cemento que ellos mismos consiguieron.

“Lo de las casas abandonadas ya es lo de menos ya nos acostumbramos a eso, nosotros como vecinos nos organizamos para tapar algunas, pero con lo que sí ya no podemos es con el problema de baches en las calles y la basura”, indicó la señora Reina.

Se estima que por colonia hay alrededor de 300 casas en abandono. Otra alternativa que la autoridad municipal podría aplicar, comentaron, es que se lleven a estas viviendas a personas de escasos recursos con facilidades de pago.

En Sonora en total hay aproximadamente 3 mil 500 casas en estado de abandono y vandalizadas, de las cuales poco más de 2 mil se concentran en Hermosillo, según datos del Infonavit.

El abogado Jorge Pesqueira Leal, quien ha sido uno de los impulsores de la mediación en la entidad, es tajante al señalar el peligro que las viviendas abandonadas representan.

“Casas abandonadas, refugio de malvivientes y de personas con propensión a realizar ilícitos”

“Ahí se suelen refugiar personas que son adictas, personas que ya están atrapadas en una situación en la que necesitan apoyo de salud, pero en lo que eso no pasa, seguramente seguirán cometiendo ilícitos para seguir adquiriendo esas substancias”, dijo.

Por su parte, Carlos Ramos Bours, también académico de la UNISON, y quien además posee una maestría en seguridad pública, recordó dos casos que ocurrieron en EE.UU., uno en San Diego y otro en Nueva York, en donde detalla que cuando que una vivienda está abandonada se vuelve atractiva para amantes de los ajeno.

“En San Diego nació una política pública de mucho renombre, lo mismo que en Nueva York, ‘Las Ventanas Rotas’ en Sandiego y la ‘Cero Tolerancia’ en Nueva York; y eso pasa: cuando tu vez que se quebró un vidrio de un edificio abandonado y no castigaron al responsable, pues al rato se llevan todo”

Más de 400 casas ‘tiraderos’ se desmantelaron en los últimos tres años

De 2015 a 2018 se aseguraron alrededor de 405 casas, conocidas como ´tiraderos´en Hermosillo, mismas que fueron desmanteladas por la Secretaría de Seguridad Pública del Estado. Muchas de ellas continuaron en estado de abandono y volvieron a ser utilizadas para actos ilícitos.

Actualmente dichos operativos son realizados por la Fiscalía General de la República en Sonora, con apoyo de elementos de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal AMIC y en lo que va de este 2019 se han asegurado 2 mil 953 dosis de droga utilizada para narcomenudeo.

Mientras que en 2018 la cifra de decomisos de sustancias nocivas de diferentes tipos fue de 75 mil 781 dosis.

Autoridades ya detectan tiraderos de droga en casas abandonadas

Problemas de inseguridad como robos, asaltos y tiraderos de droga en casas abandonadas, es el principal conflicto qué hay en la colonia La Cholla en donde se comenzará un programa integral con el gobierno federal, indicó Claudia Pavlovich Arellano.

La gobernadora de Sonora Claudia Pavlovich, confirmó en un recorrido por las colonias que los principales problemas en estos lugares son robos, asaltos y tiraderos de droga en casas abandonadas.

Dijo que vecinos de las zonas no se atreven a denunciar dichos delitos es por eso que se implementará en distintas colonias, una estrategia de desarrollo en vivienda e infraestructura, a fin de inhibir estos ilícitos.

“Aquí hay tiraderos, hay casas abandonadas, las cosas como son, solo que les da miedo decirnos, vienen y arreglan las casas, pero al siguiente día ya están en otro lugar, por eso lo tenemos que hacer en forma coordinada los tres niveles de gobierno”.

Elia Sallard Hernández, Directora de la Comisión de Vivienda de Sonroa,detalló que solo en la Colonia La Cholla hay en promedio 300 casas abandonadas y en Hermosillo agregó, la cantidad varía a diario.

La Sedatu, Infonavit, Banobras y Coves de Sonora trabajarán para el mejoramiento urbano e infraestructura básica en zonas de mayor rezago, en los municipios de Hermosillo, Nogales y San Luis Río Colorado en una primera etapa.

Ya se realiza evaluación para mejoramiento urbano y erradicación de casas abandonadas.

Los titulares de SEDATU e Infonavit, Román Meyer Falcón y Carlos Martínez Velázquez, respectivamente, viajaron a Sonora para recorrer sus barrios y calles, así como revisar la infraestructura en materia de iluminación, jardinería, drenaje y servicios básicos con que cuenta y la que se requiere y hacer una valoración de las zonas que necesitan ser rehabilitadas.

La SEDATU, junto con Infonavit y todas las dependencias del ramo, realizarán una inspección puntual en los municipios de Sonora, desde revisar que los terrenos sean factibles, hasta la instalación del Consejo Metropolitano del Estado, y encontrar los mecanismos para que las políticas públicas de desarrollo urbano en la entidad se implementen de manera eficaz.

Se buscará el acercamiento con el Gobierno del estado y los municipales, específicamente los de San Luis Río Colorado y Nogales, para tener un claro panorama de cómo se van a realizar estas intervenciones para solucionar el rezago en infraestructura y equipamiento.