Main logo

El último golpe de Arturo Núñez como gobernador

Desde que Núñez Jiménez llegó a la gubernatura, uno de sus más grandes amigos, Juan Antonio Filigrana Castro, nunca estuvo sin cargo público

Escrito en ESTADOS el

VILLAHERMOSA, Tabasco (La Silla Rota).-Desde que apareció en la lista de aspirantes a fedatario, en julio pasado, se vaticinó que el gobernador Arturo Núñez Jiménez le otorgaría una Notaría Pública a su subordinado y amigo, Juan Antonio Filigrana Castro.

Hace unos días se confirmó la predicción: en ceremonia efectuada en Palacio de Gobierno, el mandatario estatal le entregó la constancia del Fiat como Notario Público número 18 de Villahermosa, al actual presidente del Instituto de Administración Pública del estado (IAPT), Juan Antonio Filigrana Castro.

A pesar de que incumplía algunos requisitos legales y contra la oposición de abogados que aprobaron el examen, el funcionario estatal obtuvo la Notaría.

Núñez Jiménez, al iniciar su administración estatal, designó a Filigrana Castro, como director general del Instituto de Vivienda de Tabasco (Invitab); luego lo nombró secretario de Salud del estado, de donde salió en medio de marchas y paros de protestas de médicos y enfermeras.

De allí el licenciado en Derecho por la UJAT, fue designado coordinador de Asesores del gobernador y finalmente pasó al organismo desconcentrado estatal, como presidente del IAPT.

Desde que Núñez Jiménez llegó a la gubernatura, Filigrana Castro nunca estuvo sin cargo público. Y ahora que deja su amigo la titularidad del poder ejecutivo le concesiona de por vida una Notaría Pública.

El Doctor en Derecho y catedrático de la Escuela de Leyes de la UJAT, Francisco López Méndez cuestionó esa conducta que prevalece en los gobernadores de obsequiar Notarías a sus amigos, aunque pasen por encima de la Ley.

El artículo 17, fracción VIII de la Ley del Notariado exige “Comprobar que durante doce meses ininterrumpidos ha practicado bajo la dirección y responsabilidad de algún Notario de número”.

Filigrana Castro nunca dejó de ser funcionario de la administración nuñista y por lo tanto fue imposible que estuviera un año ininterrumpido trabajando bajo las órdenes de algún notario, y en caso que así haya ocurrido entonces violó la Ley de Servidores Públicos al devengar un salario como aviador.

Se debería revisar en dado caso, si falsificó una constancia otorgada por un Notario Público, donde acredita el requisito que estuvo in año ininterrumpido laborando en un despacho notarial.

El catedrático de la Escuela de Leyes de la UJAT se trata de un claro tráfico de influencias entre el gobernador y el nuevo Notario. En estricto rigor, Filigrana Castro debió aceptársele la solicitud ni aparecer en la lista de aspirantes para que le aplicaran el examen, al incumplir con los requisitos establecidos por la Ley del Notariado de Tabasco.

López Méndez ironizó que seguramente le aplicaron un examen “a modo”, pues dijo que es seguro que, si le preguntan la definición de Notario, la ignora totalmente.

En un comunicado, el Gobierno estatal informó que además de Filigrana Castro, Núñez Jiménez tomó protesta a otros tres nuevos notarios, que asumen vacantes en los municipios Tacotalpa, Teapa y Tenosique, respectivamente, “sin que se creen nuevas notarías, tal como se comprometió el mandatario”. 

En la ceremonia efectuada en Palacio de Gobierno, el jefe del Ejecutivo deseó éxito a los fedatarios en el desempeño de sus tareas y los conminó a cumplir las leyes y reglamentos que los rigen.

Los otros nuevos notarios son Patricia del Carmen Méndez López, en la Notaría 2 de Tenosique, en sustitución de su fallecido padre Francisco Méndez; Aída Álvarez Zurita, en la 1 de Tacotalpa, y Carlos Efraín Reséndez Bocanegra -también hijo de un notario fallecido. en la Notaría 4 de Teapa, “quienes acreditaron con suficiencia los requisitos que establece el Artículo 18 de la Ley del Notariado”.

fmma