VIDEO: Oaxaca, la violencia regresó 10 años después

La violencia en Nochixtlán asemeja a la registrada hace una década en el capital de Oaxaca, entre policías y maestros disidentes

PARIS ALEJANDRO SALAZAR 20/06/2016 09:42 p.m.

VIDEO: Oaxaca, la violencia regresó 10 años después

LEE TAMBIÉN

Ombudsman culpa a Cué por masacre en Nochixtlán

Para el ombudsman oaxaqueño son fundamentales las medidas que anunció el gobierno en beneficio de las víctimas y los primeros pasos para la justicia


Diez años después de aquel 14 de junio de 2006 cuando policías federales, estatales y municipales ingresaron a desalojar el plantón de maestros en el zócalo de Oaxaca, la violencia regresó a la entidad casi con la misma táctica policial en contra los civiles: armas de fuego y gas lacrimógenos.

 

El 19 de junio de 2016, en Nochixtlán, elementos federales desalojaron un bloqueo carretero, lo que desató un enfrentamiento con integrantes de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y pobladores de distintos municipios.

 

Horas después del desalojo de la policía, la resistencia de la Sección 22 y grupos afines lograron recuperar el Centro Histórico de Oaxaca.

 

En La Silla Rota te decimos como fue el operativo de hace 10 años en Oaxaca:

 

A las 4:30 de la mañana un comando de la policía federal irrumpió en el Hotel del Magisterio y de manera simultánea en el plantón -instalado desde el 22 de mayo de 2006-, con el objetivo de llegar al Edificio Sindical.

 

En el plantón había aproximadamente 30 mil personas, entre docentes –algunos acompañados por sus familias- integrantes de diferentes organizaciones sociales.

 

Eran tres los objetivos del operativo policiaco: detener a la dirigencia sindical, en especial a Enrique Rueda, secretario General de la Sección 22; la destrucción de Radio Plantón y el desalojo del plantón magisterial.

 

 

El operativo participó José Manuel Vera Salinas, director General de Seguridad Pública de Oaxaca, y Manuel Moreno Rivas, director de la Policía Ministerial, quienes tuvieron a su mando entre 2 mil y 2 mil 500 elementos.

 

Al Edificio Sindical llegó el comando a las 5:00 de la mañana. Al interior se lanzaron gases lacrimógenos donde se encontraban refugiadas maestras y niños. Algunas profesoras fueron encañonadas, golpeadas e insultadas.

 

El “cateo” del Hotel del Magisterio y el Edificio Sindical estuvo a cargo de la Policía Ministerial.

 

En el Hotel se detuvo a dos personas, supuestamente por encontrárseles dos rifles de asalto AK-47; sin embargo, testimonios indicaron que estas armas fueron sembradas.

 

En el Edificio Sindical se aseguraron a siete personas más, entre ellas miembros de Radio Plantón.

 

El desalojo del plantón se dio por las calles de Bustamante, Las Casas, Fiallo y 5 de mayo, principalmente; la policía preventiva disparó granadas de gas lacrimógeno, gas pimienta y armas de fuego.

 

Los manifestantes no tuvieron tiempo de desocupar el lugar en calma. Testimonios señalaron que algunos cuerpos policíacos portaban armas AR-15, Súper 38 y calibre 45, otros toletes, escudos, picanas eléctricas y morteros lanzagranadas; puntos se lanzó perros de la Unidad Canina al ataque de los manifestantes.

 

En el transcurso del desalojo, abrieron varias escuelas en el centro histórico para refugiar a maestras y niños, a las que también fueron lanzadas granadas de gas lacrimógeno.

 

A las 6 de la mañana el desalojo de los maestros se concretó.

 

Las pertenencias de los profesores fueron quemadas por los policías, sus pertenencias de valor y dinero robados. Negocios y vehículos fueron atacados por policías ministeriales, según los testimonios con la intención de culpar a los docentes por estos hechos.

 

 

Una hora después los maestros comenzaron a reagruparse para recuperar el Zócalo, tomaron autobuses del servicio urbano para romper las barricadas de la policía en las esquinas.

 

Las fuerzas policiacas lanzaron bombas de gas lacrimógeno desde el Hotel Marqués del Valle.

 

Los policías fueron cercados por los profesores, quienes con tubos, palos y piedras en mano recuperaron el Zócalo.

 

Desde el helicóptero comercial matrícula XA-UCJ fueron disparadas y lanzadas granadas de gas lacrimógeno y gas pimienta contra los manifestantes durante al menos dos horas.

 

La resistencia continuó, y a las 10 de la mañana el zócalo fue recuperado totalmente por los manifestantes.

 

El fin de semana, policías federales rompieron un bloqueo carretero en  Nochixtlán, cuyo saldo fue de al menos 8 personas muertas y más de medio centenar heridas.

 

">


LEE TAMBIÉN

Murat va por reconstruir tejido social en Nochixtlán

El próximo 19 de junio, se cumple un año de la masacre ocurrida en Asunción Nochixtlán durante la incursión de fuerzas federales y estatales





Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información