ESPECIALES LSR

Una mansión en Tlalpan, el escondite de "El Tortas"

Discreta y entusiasta de hacer ejercicio al aire libre, podría haber parecido una familia normal, pero en realidad era encabezada por uno de los narcotraficantes más buscados de los últimos años

  • ANTONIO NIETO
  • 28/05/2019
  • 21:01 hrs
  • Escuchar
Una mansión en Tlalpan, el escondite de El Tortas

Desde hace un mes, una misteriosa familia ocupó una residencia al fondo de un exclusivo fraccionamiento.

Un hombre, su esposa y tres hijos se mudaron allí junto con tres perros, dos de ellos imponentes dogos de Burdeos.

Discreta y entusiasta de hacer ejercicio al aire libre, podría haber parecido una familia normal, pero en realidad era encabezada por uno de los narcotraficantes más buscados de los últimos años: Jorge Flores Conchas “El Tortas, líder del grupo criminal Antiunión y detenido la mañana de este martes por agentes federales.

(Foto: Antonio Nieto)

Eran reservados, les gustaba hacer ejercicio en el jardín y jugar con sus perros”, comenta un elemento de seguridad privada encargado de vigilar el fraccionamiento, el cual está rodeado por áreas boscosas y profundas hondonadas.

TE PUEDE INTERESAR: Hermanos y parejas, también detenidos junto a "El Tortas" y a "El Jamón"

Tlalpuente se ubica a unos 20 minutos en coche de la carretera federal México Cuernavaca, junto al pueblo de San Andrés Totoltepec, en la parte alta de Tlalpan.

Para llegar allí hay que sortear calles empinadas que de pronto terminan en confusas bifurcaciones. Todo es un empedrado que impide a los vehículos circular a grandes velocidades.

Sobre Camino Real se encuentra el fraccionamiento, custodiado por una caseta y una pluma metálica. Personal de seguridad privada, vestidos como si fueran militares, controlan el acceso.

Las rentas allí no bajan de 40 mil pesos, aseguran. Desde la entrada a la residencia de “El Tortas” hay que recorrer poco más de dos kilómetros, dejar atrás veredas, áreas boscosas y otros inmuebles cuyos portones parecen murallas. En esta misma calle otro inmueble se oferta en 23 millones de pesos.

De acuerdo con el Programa de Desarrollo Urbano de la Alcaldía, el fraccionamiento nació en 1990 y para el año 2000 tenía mil 316 habitantes.

El frío y el aislamiento son el rasgo principal al que los residentes deben habituarse. Pocos conviven entre sí, pues la distancia entre sus casas lo hace casi imposible.

En la calle Korina fue levantada la residencia del jefe absoluto de Fuerza Antiunión.

Pintada de rojo y protegida apenas por una malla ciclónica y un cancel negro, cuenta con un jardín inmenso, césped perfectamente cortado, una fuente y roof garden. Tiene también un gimnasio y un salón de eventos.

(Foto: Antonio Nieto)

A su alrededor no hay nada, ni tiendas, ni escuelas ni hospitales. La esposa de “El Tortas”, Mireya, quien también fue arrestada, salía a hacer compras en una camioneta, solo acompañada por su hija de 18 años de edad.

“El Tortas” y su hijo de 19 años, nunca salían del lugar, confirmaron los vigilantes del fraccionamiento.

Hasta este lugar llegaron elementos de la Fiscalía General de la República (FGR) y el Ejército. “El Tortas” tenía un pants, playera blanca y una chamarra de camuflaje.

Estaba solo con calcetines y la calefacción puesta. Cuando los agentes lo tuvieron de frente, éste echó a correr pero tropezó, se torció un tobillo y fue sometido.

En dos habitaciones había decenas de cajas con mariguana, frascos con la misma yerba, pero hidropónica y decoración alusiva a la Santería cubana.

LSR TE RECOMIENDA: ''La Lupe'', comerciante ligada a La Unión que pidió la cabeza de Raymundo

También había armas de fuego, incluso una ametralladora estaba escondida en un cajón con ropa de mujer.

Pese a todo, uno de los máximos generadores de violencia en CDMX fue capturado tras casi dos años de búsqueda, luego de que abandonó el Reclusorio Oriente donde había permanecido acusado de secuestro.

UNA LARGA HISTORIA CRIMINAL

A sus 42 años de edad, Jorge Flores Conchas “El Tortas” era uno de los pocos narcotraficantes considerados por las autoridades como capos.

Esto debido a su larga trayectoria criminal y los alcances que tuvo, encabezando su propia organización criminal y forjando vínculos con el cártel Jalisco Nueva Generación.

Con base en el informe “La Antiunión de Tepito”, elaborado por el CISEN en 2018 y al que LA SILLA ROTA tuvo acceso, “El Tortas” nació el 23 de noviembre de 1976 en Ciudad de México.

Oriundo de la colonia Guerrero, fue vecino y conocido de quien a la postre fuera su rival a muerte, José Alberto Maldonado López “El Betito”, cabeza de La Unión.

(Foto: Antonio Nieto)

Empezó robando y fue arrestado por primera vez en 1995, sentenciado a 10 años de cárcel, pero solo pasó cuatro en el Reclusorio Sur, conforme a la ficha 485/RS/95.

Luego, como consta en la averiguación FIZP/IZP-1/T1/1000/05-07, se le acusó de asaltar, en julio de 2005, a un transportista de material escolar en Iztapalapa.

Cuatro años más tarde, según la indagatoria CUH-2/T2/2282/09-07, “El Tortas” fue acusado de despojar a una mujer de su bolso en San Cosme.

Mientras tanto, su hermano José Luis estaba encarcelado por el secuestro de Agustín Gómez Álvarez, candidato del PAN-PVEM a la jefatura delegacional de la GAM en 2001, asesor en la Cámara de Diputados y propietario de varios colegios.

Ya en abril de 2015, acorde con el expediente FAS/T2/331/15-04, “El Tortas” fue detenido por el secuestro de un hombre al que sacó del restaurante La Soldadera, frente al Monumento a la Revolución.

Fue internado en el Reclusorio Oriente y permaneció allí hasta el 8 de septiembre de 2017, cuando fue absuelto.

NO OLVIDES LEER: "El Gordo" de "La Unión" mató a MP por sobrino detenido

Durante su estancia en esa cárcel se le vinculó con una disputa por el control de la venta de droga. Su contrincante era Luis Eusebio “El Duke”.

Varios custodios del reclusorio fueron asesinados, así como miembros de ambos bandos, tanto adentro de prisión como afuera. Sin embargo, aunque en las cartulinas dejadas junto a los cuerpos “El Tortas” era amenazado, no se le pudo ligar penalmente.

Ya en libertad, “El Tortas” se erigió como amo y señor de Garibaldi y parte del Centro, el cual peleaba con La Unión.

Tres meses después de salir del reclusorio, su hermano Sabino fue secuestrado por sicarios de “El Betito”, presuntamente porque se negó a pagarles cuotas por ser propietario de un restaurante en la colonia Guerrero.

Esto desencadenó la guerra entre “El Tortas” y “El Betito” y propició el surgimiento de Fuerza Antiunión, que ha dejado una estala de asesinatos en la zona centro de la capital.

Las venganzas se extendieron al oriente del Estado de México, a la masacre de Plaza Garibaldi, el 15 de septiembre de 2018, y los descuartizados de Insurgentes, tres meses antes.

De acuerdo con la Fiscalía General de la República (FGR) que consumó la aprehensión de Flores Conchas, éste había expandido su banda criminal a varios municipios de Edomex, así como a otras alcaldías de CDMX, como Iztapalapa, Venustiano Carranza y la Gustavo A. Madero.

La Silla Rota dio a conocer que a raíz de la persecución que enfrentaba “El Tortas”, tanto de autoridades como de rivales, sus hermanos se hicieron cargo del grupo delictivo.

Hace dos semanas, pistoleros de la Antiunión asesinaron a tres presuntos extorsionadores de La Unión en Tepito, lo cual generó una alerta de violencia en la capital.

djh