TRANSPORTE CDMX

Tren Ligero, sin mantenimiento y con operación a medias

Desde hace 14 años no se ha invertido para refacciones y mantenimiento en el Tren Ligero, y sólo se ha hecho para sacar la operación diaria, reconocen
Tren Ligero, sin mantenimiento y con operación a mediasSin mantenimiento, Tren Ligero en CDMX (Especial)

El Tren Ligero es otro de los sistemas de transporte que la pasada administración capitalina, encabezada por Miguel Ángel Mancera, dejó en el descuido. De los 24 trenes que componen el Tren Ligero, al 5 de diciembre solo operaban 12, y en los primeros 90 días de la actual administración se han puesto en marcha otros dos más. Se espera que los dos que fueron impactados fuertemente el año pasado, y que están en San Luis Potosí para ser reparados, estén de vuelta entre octubre y diciembre de este año para reintegrarse a la operación, y sumar un par más como parte del programa de mantenimiento y compra de refacciones.

Además, para mejorar el trayecto entre Tasqueña y Estadio Azteca, se repararán las vías, lo que implica que se cerrará durante este año unos meses ese tramo, adelantó a La Silla Rota el director del Servicio de Transportes Eléctricos (STE), Guillermo Calderón.


El tren ligero no fue ajeno a cierto desinterés y descuido en su mantenimiento en las administraciones pasadas. El estado de lo que es el material rodante. Nominalmente hay 24 trenes, de los cuales encontramos en operación 12. Ya pudimos rehabilitar dos trenes adicionales en estos primeros 90 días, estamos operando con 14 trenes", afirmó el funcionario.

Respecto a los trenes que están en San Luis Potosí, criticó que de la anterior administración no se les haya dado seguimiento a la empresa aseguradora, porque de haberlo hecho podrían estar ya en operación, en cambio siguen allá.

"Ahí hubo falta de seguimiento. Entonces está retrasada la reparación de los trenes y cómo supervisarlos. Ya estamos enviando un residente a San Luis Potosí para apremiarlos y que garanticen que los trabajos que hagan sean certificados. No solo los trabajos de carrocería, sino certificar que no haya ningún daño estructural y en su caso repararlo", añadió.

Este año el STE invertirá 100 millones de pesos para el mantenimiento de las 14 unidades de Tren Ligero que ya operan, las dos que están en San Luis Potosí y tener por lo menos otras dos más, para que sumen 18, tal como estaban a mediados de la gestión del gobierno anterior, que empezó con 14, y en 2014 recibió cuatro trenes pero que habían sido pedidos desde 2012.

A ello se sumarán los trabajos de la reparación de vía. Calderón explicó que aún hay vías del antiguo tranvía, y algunas datan de 1894. Y las condiciones del suelo donde están asentadas no son las idóneas para el Tren Ligero y el peso que llevan.


Tenemos problemas con la fijación de la vía, de asentamiento, problemas con el riel de desgaste que es el hongo de la vía y de desgaste ondulatorio. Eso tiene como consecuencia que tenemos que reducir considerablemente la velocidad y eso es deterioro de la capacidad, porque hay dos formas de aumentar la capacidad del tren: comprando más trenes o haciendo ciclos en menor tiempo. Entonces con los mismos trenes y con una vía segura y rápida podemos aumentar proporcionalmente la calidad muy rápido y esa es la reparación en la que vamos a entrar los próximos meses", continuó.

Calderón reconoció que la reparación se ha aplazado por años y no solo es atribuible a la anterior administración, sino a varias, en un transporte que el próximo año cumple tres décadas de operación.

"Una reparación que se ha diferido no por años, lustros y que nosotros por indicaciones de la jefa de Gobierno (Claudia Sheinbaum), vamos a tomar la decisión de hacerla".

HA FALTADO INVERSIÓN DESDE HACE 14 AÑOS

El gerente de mantenimiento, Alberto Prom Arteaga llegó a trabajar prácticamente desde el inicio de la operación del Tren Ligero. No hay parte de cada tren que se va a mantenimiento correctivo o preventivo que no conozca, dentro de las instalaciones del taller del sistema de transporte, ubicado a unos pasos de la estación Estadio Azteca.

Con su experiencia acumulada, afirmó que desde hace 14 años no se ha invertido para refacciones y mantenimiento en el Tren Ligero, y sólo se ha hecho para sacar la operación diaria.


Sí, ha faltado inversión. No se ha realizado desde hace 14 años, gracias a Dios ya dieron apoyo a la inversión con especificación técnica que ya se tiene y está en fase de estudio de mercado. Se determina cuántos trenes se van a modernizar y los trenes obsoletos. La idea es salir este mes para la licitación para modernizar trenes, recuperarlos y reforzar la operación, satisfacer la demanda y disminuir los riesgos de lastimar a los usuarios. A veces las puertas se abren y sus manos de los usuarios se van con riesgos. Es normal, quieren llegar a trabajar", consideró.

El experto hizo un recuento de los inicios del Tren Ligero. Recordó que primero adquirió 12 trenes en 1989, los cuales comenzaron a operar en diciembre de 1990. La demanda inicial fue de cinco mil usuarios diarios pero al mes ya había aumentado a 12 mil, y con ello vino la necesidad de incrementar los trenes en operación. Después se hizo la modificación del Puente de Vaqueritos (por Periférico) y más estaciones como Huipulco, Huichapan y Periférico, y se adhirieron cuatro trenes y se dio el servicio que se requería en ese momento.

En 2006 se adquirieron 4 trenes más que llegaron en 2008. En 2012 se hizo la última adquisición de un mismo número que arribaron en 2014, y ese mismo año entraron en operación.

A los dos vagones del Tren Ligero le caben alrededor de 300 personas. Explicó que lo ideal es que de las 24 unidades, trabajaran 18 (algunas por su obsolescencia ya no sirven para circular), pero en realidad trabajan 14. Cada mes se les da mantenimiento a algunos, por lo que deben ser retirados temporalmente de circulación, entonces solo trabajan de 10 a 12 trenes diarios. Ello se traduce en que lo hacen por encima de su capacidad. Además, lo correcto sería que cada tren hiciera 10 viajes, pero al día hacen unos 12.


Es fatiga que damos al material rodante y explotación a operación de trenes, se incrementan los índices de fallas, disminuye la disponibilidad de los trenes y la viabilidad decrece", describió, como si fuera un círculo vicioso que afecta a miles de usuarios.

Los intervalos entre trenes crecen, hay andenes que se llenan y eso ocasiona que los trenes vayan más pesados y son afectados los mecanismos de puertas porque luego no los dejan cerrar y se va afectando. Son fallas que afectan la regularidad de los trenes, continuó.

A casi tres décadas de que comenzó operaciones el Tren Ligero, uno de los retos es remplazar el sistema obsoleto de tracción y frenado, hacer cambio de baterías, algunas están cerca de convertirse en treintañeras, y dar mantenimiento mayor a las transmisiones y compresores que aún puedan seguir en operación.

"ARQUEOLOGÍA INGENIERIL"

La Silla Rota tuvo acceso a visitar el taller de mantenimiento, a unos pasos de la estación Estadio Azteca, y constató el trabajo de los especialistas en ingeniería mecánica y eléctrica, y en reparación de las unidades, quienes reconocieron que ante la falta de piezas, y a veces incluso de mano de obra, se las deben arreglar. Algo que el propio director del STE, Guillermo Calderón, admitió.

"Desafortunadamente nuestro material rodante es viejo, hay algunas partes que ni siquiera el fabricante original tiene. Entonces tenemos que hacer un poco de arqueología ingenieril", comparó.

Pero incluso a veces ha habido refacciones que cumplen la ficha técnica, pero como no son de fabricante, no funcionan ya en operación, aunque sí lo hayan hecho en pruebas al vacío. Eso ha llegado a provocar que en plena circulación los trenes fallen y deban bajar a los usuarios para pasarlos a otro tren, como si viajaran en pesera que se descompone a medio camino.


El problema es que salimos a línea y muchas veces da una dos o tres vueltas y ya no soporta, se quema y es cuando afecta la transportación. Teníamos un tren donde estábamos haciendo esas pruebas y nos estaba dando muchos problemas. Está fuera de circulación, lo estamos revisando y haciendo pruebas en vacío y de acuerdo con el programa de mantenimiento, posiblemente la semana que entra le metamos pasaje en las horas valle que ya casi no existen", dijo Prom.

En cuanto al mantenimiento, él mismo explicó que deben además hacerse adecuaciones para sacar la operación de los trenes. Ejemplificó con la caja de soporte del sistema de tracción, donde están los conectores que dan la confirmación de tracción y reportan algún defecto del tren. Dichas cajas se calientan a 120 grados. Debido a ello las tapas que protegen el equipo se han deteriorado y como no había para originales, ellos mismos las han sustituido con piezas elaboradas por los trabajadores. "Con eso hemos logrado que nos duren más tiempo, están circulando los trenes con el módulo modificado y ya tienen un buen rato circulando, por eso podemos mantener en operación algunos trenes".

Otro caso son los enormes alternadores para el cambio de corriente directa a corriente alterna. Se trata de piezas que para enfriarse incluso usaban el contaminante gas freón que usaban los refrigeradores y que el premio nobel de química, Mario Molina, denunció como causantes del cambio climático.

Como ese gas freón ya no se obtiene ni se puede usar, lo que usan es un líquido que proporciona otra compañía, pero también han comenzado a sustituirse por piezas menos pesadas que esos alternadores, uno de los cuales incluso será parte del museo del Tranvía.

La labor de improvisación incluso llega al suelo del Tren Ligero, como lo muestran dos trabajadores. En la cabina de uno de los trenes, hay un hueco de formas rectas. Se trata de un tren en mantenimiento preventivo mayor, el que se le da a cada unidad cada siete años, donde se revisa de arriba abajo y se le cambian piezas que ya cumplieron su vida útil o ya no aguantan un ciclo y además se le arregla la carrocería, con el fin de recuperar condiciones originales.

El piso también se revisa y se cambia, ya que con el uso y los líquidos derramados se pudre el triplay, pese a estar cubierto por loseta plástica. En la cabina, el área de formas rectas se oxidó. Entonces para sustituirla los trabajadores idearon parcharla con un injerto de triplay.


Ellos no son carpinteros, pero han aprendido a hacerlo por sus propios medios", dijo Prom, orgulloso.

Los trabajadores son cuestionados sobre qué les hace falta para su trabajo.

"Refacciones y herramientas que son necesarias porque carecemos de estas", responde uno de ellos.

"Si nos abastecieran más de material hasta quedarían mejor los pisos", reforzó el otro.

INCIDENTES

El 23 de julio de 2018 la unidad 018, a las 05:17 horas que circulaba con pasaje en el tramo de la interestación Xotepingo-Nezahualpilli, rumbo a Xochimilco, se desplazó de las vías, debido a una falla mecánica. Se trataba de su primer viaje y por la hora, viajaba con poco pasaje. Esa mañana se presentó personal para realizar obras de encarrilamiento, que concluyeron a las 08:30 horas.

El 4 de mayo de 2018, un conductor que iba en estado de ebriedad y que buscaba huir de la policía, se metió al carril del Tren Ligero y chocó a la altura de Xochimilco contra una de sus unidades.

El 12 de junio de 2017 a las 13:36 horas hubo otro descarrilamiento, en la estación Estadio Azteca. En ese entonces, el incidente fue atribuido a las lluvias atípicas, y a la fuerte ola de calor, que ocasionó que la falta de lubricación degradara y causará resequedad en los rieles, de acuerdo con un boletín del STE.

El 5 de mayo de 2016 se registró otro descarrilamiento entre las estaciones el Vergel y Estadio Azteca, debido a un fúsil eléctrico que se tronó y generó una falla eléctrica. La unidad que se descarriló iba vacía y era empujada por otra unidad.

LEA TAMBIEN


El Metro de la CDMX, en quiebra y con tecnología obsoleta

Trabajadores y funcionarios advierten riesgos y coinciden en que la falta de presupuesto obliga a usar trenes con el doble de vida útil y tecnología caduca

ImagenMultimediaRelacionada

fmma








Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información