ESPECIALES LSR

Presunto homicida de Camila, a su esposa: hice algo malo

Durante el día 1 de enero, el cuerpo sin vida de Camila, de 9 años de edad, fue encontrado en un cuarto que Marciano usaba para dormir

  • ANTONIO NIETO
  • 08/01/2019
  • 20:52 hrs
  • Escuchar
Presunto homicida de Camila, a su esposa: hice algo malo

Estaba por caer la medianoche y Marciano no llegaba a casa.

Su ex esposa le marcaba por teléfono insistentemente hasta que por fin le contestó. "¿Dónde andas?”, le cuestionó, pues lo esperaba para pasar juntos los últimos minutos del 2018.

Voy pa’ mi pueblo, hice algo malo”, fue lo único que le dijo Marciano.


Ya durante el día 1 de enero, el cuerpo sin vida de Camila, de 9 años de edad, fue encontrado en un cuarto que Marciano usaba para dormir y que servía como caseta de vigilancia improvisada en la colonia Poder Popular, municipio mexiquense de Valle de Chalco.

Edomex: la millonaria alerta que no detuvo feminicidios

Era un cuarto en obra negra, levantado con tabiques, protegido en un costado por lonas y un tejado maltrecho.

Allí yacía el cadáver de la pequeña, quien a las 19:00 salió de su casa, muy cerca del cuarto donde posteriormente fue hallada, para tronar cohetes con su hermanito.

Un testigo, acorde con los indicios de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM), vio a Marciano platicar con Camila.

Una hora más tarde, su hermanito salió nuevamente a la calle para buscar a la niña y ya no la encontró.

Esa misma noche del 31 de diciembre, Marciano tomó algunas de sus pocas pertenencias y tomó un autobús a Puebla.

Entrada la noche contestó el teléfono y anunció a su ex esposa que no llegaría con ella y su hija de 2 años de edad.

Durante los días 1 y 2 permaneció oculto en la sierra de Tlacuilotepec, un poblado de 178 kilómetros cuadrados de extensión y 16 mil habitantes.

Su ex esposa se enteró del asesinato de Camilia, cuya necropsia reveló que fue violada y asfixiada y contactó a una persona que la comunicó con personal de la Fiscalía mexiquense.

A los agentes de Investigación les comentó sobre la llamada telefónica, y que Marciano tenía antecedentes por abuso sexual y violación en Puebla, además de que sabía dónde podría ocultarse.

Tras obtener una orden de aprehensión, detallaron fuentes allegadas a las pesquisas, los agentes pidieron apoyo a los policías municipales de Tlacuilotepec, los cuales fueron guiados por los agentes mexiquenses hasta donde el teléfono celular de Marciano mostraba actividad.

Los municipales y de Investigación del Estado de México sortearon los sinuosos caminos de la sierra y ubicaron a Marciano, quien fue detenido mientras cortaba leña.

No dijo nada ni opuso resistencia.

Ayer, un Juez de Control lo vinculó a proceso y determinó el plazo de 3 meses para el cierre de la investigación; a lo lago de la audiencia, Marciano se mantuvo en silencio y pidió que sus datos personales fueran reservados.

Mientras la Fiscalía apuesta por el resultado del estudio de genética realizado al cuerpo de la víctima, para ver si se detecta semen de Marciano, como indicio principal en su contra, la defensa del imputado expuso al juez que los testimonios eran circunstanciales.

El juez valoró el testimonio de una persona que vio a Marciano con Camila antes de su desaparición, al tiempo que los fiscales especializados de la FJGEM argumentaron que por medio de esa declaración, se podía acreditar que el sospechoso estaba en tiempo y lugar del hecho delictivo.

Ningún familiar, ni la ex esposa, se han acercado a la Fiscalía o a los defensores públicos de Marciano para solicitar información o presentar pruebas a su favor.

¿Por qué presuntamente mató a la niña? En los alegatos se expuso que probablemente vio la oportunidad y porque las dos veces que estuvo acusado de delitos sexuales terminó por ser liberado.


mlmt