ESPECIALES LSR

Para mí sí fue una estrategia exitosa: Secretario Técnico de la Cruzada

Omar Garfias reconoce que "no se alcanzó lo que se quería", pero que 57% de municipios de la Cruzada vs el Hambre ahora ya tienen acceso a alimentación

  • LA SILLA ROTA, MILENIO Y DATA CÍVICA
  • 16/12/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Para mí sí fue una estrategia exitosa: Secretario Técnico de la Cruzada
Cruzada Nacional contra el Hambre (Foto: Cuartoscuro / Archivo)

Omar Garfias fue Secretario Técnico de la Cruzada Nacional contra el Hambre desde su inicio y hasta diciembre de 2017…

¿Para usted fue una estrategia exitosa?

- Puedo decir que sí. Los resultados que nos da Coneval son buenos. Nos fijamos resolver el problema de pobreza extrema con carencia alimentaria que tenían 7 millones de mexicanos, y de 2014 a 2016 dos millones dejaron de estar en esa situación. Quedaron cinco. Revertimos la tendencia, porque de 2008 a 2012 la pobreza se había incrementado en medio millón.

Al menos una derrota parcial sí es: son cinco millones los que todavía están en pobreza extrema con carencia alimentaria.  

- Sí, no alcanzamos todo lo que queríamos. Fue exitoso parcialmente.

O fracasó parcialmente.

- Para esos dos millones de personas salir de esa condición fue exitoso.

Para esos otros cinco millones, no.

- Para cinco todavía, no.

Una estrategia fallida.

- La derrota sería abandonar el tema y no trabajarlo integralmente y solo démosles despensas. El 57% de la gente en los municipios de la Cruzada ya tuvo acceso a la alimentación.

El 43% no. Entre 2014-2017 el 53% de los municipios o subieron o quedaron igual las muertes por desnutrición. Ese no es un buen resultado.

- No, no es un buen resultado pero sí quiere decir que donde tuviste buenos resultados hay que sacar conclusiones para aplicarlas y mejorar donde no los tuviste. Qué enseñanza tenemos: la Cruzada debe mejorar en procedimientos adaptados a las circunstancias de cada municipio, porque son distintos. Políticas que sirven en un lugar pueden no servir en otro. La mala conclusión que podríamos sacar es “ya no combatamos el hambre”. O “ya no hagamos Cruzada”.

Pero admítanos eso: claramente, como estrategia, sí falló en la mitad de los municipios, falló la estrategia, no funcionó. Falló en la mitad…

- Exacto.

Lo admite usted.

- Sí, claro. Difícilmente ibas a tener resultados iguales en todos lados con una estrategia para atender un problema que no se había tratado, que era combatir el hambre.

¿Ustedes festejarían esos resultados?

- No. No, no.

Estos resultados no dan para festejar, ¿no?

- Dan para festejar con la población que tuvo resultados. En ese 47% están muy contentos de que las muertes bajaron.  

Y en el otro 53% no…

- En el otro no…

No incidió como política pública, de acuerdo al Coneval, la Auditoría Superior de la Federación y nuestros datos…

En el tema de nutrición, no.

¿Acepta eso?

- Sí, claro. Lo diría de esta manera: el tema fundamental fue el acceso a la alimentación, y los cambios que se hicieron para el tema de nutrición todavía no tienen resultados. La creación del sistema nacional de seguimiento de nutrición infantil fue concluido en 2016 y el seguimiento a esos niños aun no se refleja. El cambio en el componente nutritivo de Prospera fue en 2014, aun no se refleja. Espero que nos los den en 2018.

Para terminar, no creemos que se pueda decir que fue una estrategia exitosa si más de la mitad de municipios empeoró o quedó igual en términos de muertes por desnutrición…

- Los resultados no son totalmente los que hubiéramos querido. Tuvimos resultados muy importantes en muchos territorios, que deben hacer pensar que hay cosas que deben continuarse.

Balance final…          

- Qué nos dicen esos datos de Milenio, Data Cívica y La Silla Rota, que deben resolverse cosas específicas en los municipios y personas para acercarse a la solución de acceso a la alimentación y de la nutrición hay que avanzar más. El gran error sería dejemos de hablar del problema del hambre de forma integral, o que regalemos despensas porque eso tampoco va a dar resultados…    

En este reportaje, que consta de tres entregas, participaron  Paris Alejandro Salazar, Alondra Olivera, Margena de la O, Axel Chávez, Eduardo de la Rosa y Sandra Romandía (La Silla Rota). Carolina Torreblanca (Data Cívica); Rafael López Méndez, Vanessa Job, Rafael Montes y  Melissa Del Pozo y Juan Pablo Becerra-Acosta M. (Milenio)

fmma