ESPECIALES LSR

Masacre a familias LeBarón y Langford dolerá toda la vida

Este jueves fueron los funerales de Dawna Ray Langford y dos de sus hijos, Trevor y Rogan, así como de Rhonita María Miller y sus cuatro hijos

  • DAMIÁN HODGERS
  • 07/11/2019
  • 20:52 hrs
  • Escuchar
Masacre a familias LeBarón y Langford dolerá toda la vida
Este jueves fueron los funerales de Dawna Ray Langford y dos de sus hijos, Trevor y Rogan, así como de Rhonita María Miller y sus cuatro hijos

RANCHO LA MORA.- "Me siento muy triste, es horrible lo qué le pasó a mi hija y a mis nietos, es algo muy serio que nos dolerá toda la vida; Dawna era una persona que amaba la vida, amaba a la gente", aseguró Karen Woolle, madre y abuela de las víctimas Langford.

La mañana de este jueves, en la comunidad mormona de La Morita, en Sonora, se llevaron a cabo los funerales de ocho víctimas de la masacre del lunes pasado, cuando un comando arrancó la vida de nueve personas, tres mujeres y seis niños, entre ellos unos gemelos de ocho meses de nacidos.

Los funerales se registraron en medio de un impresionante dispositivo de seguridad. La carretera que comunica de Janos al ejido Pancho Villa está resguardada por convoy de soldados y policías.

A las 10:00 horas, durante el funeral de cuerpo presente, miembros de la familia Langford despidieron a sus tres allegados: la madre Dawna Ray Langford y dos de sus hijos, Trevor Harvey Langford y Rogan Jay Langford.

Dawna Ray era madre de 13 niños y el día del ataque viajaba en una camioneta junto a sus nueve hijos más pequeños. En el atentado también murieron Trevor, de 11 años, y Rogan, de tan solo dos años. Otros cinco menores resultaron heridos de gravedad.

Cuando los deudos llegaron al patio de la familia Langford, donde se llevó a cabo el funeral, de la casa salieron tres féretros de madera, seguidos de algunos de los sobrevivientes del ataque, quienes con muletas acompañaron al cortejo.

La ceremonia inició alrededor de las 11:00 horas y sus cadáveres fueron sepultados en la misma comunidad donde viven, a unos 110 kilómetros de Arizona.

Después del entierro, los menores heridos, a quienes se les permitió acompañar a su madre en el último adiós, regresaron al hospital en Arizona, en Estados Unidos, donde reciben tratamiento médico.

"Sobre las autoridades siento que en realidad deben hacer algo y tomar con seriedad la amenaza porque esto es algo muy serio que no debió pasar. A las tres mujeres y a los niños los hirieron y mataron, les hicieron cosas terribles. Y mis nietos están luchando por sobrevivir", dijo Karen Woolle.

Los allegados de las familias Langford, Miller, LeBarón y Woolle rezaron y cantaron canciones religiosas. Uno a uno, pasaron al frente para recordar anécdotas de las víctimas, condenar la violencia de grupos criminales y criticar la actuación de las autoridades mexicanas.

Después del funeral, el cortejo partió hacia el panteón del rancho La Mora para el entierro.

Pasado el mediodía se llevó a cabo el funeral para Rhonita María Miller, quien murió calcinada junto con sus cuatro hijos, Howard Jacob, de 12 años, y Krystal Bellaine, de 10 años; así como los gemelos Titus Alvin y Tiana Gricel de apenas ocho meses de nacidos.

Este viernes, Rhonita y sus cuatro niños, quienes quedaron en cenizas y huesos, luego de que su auto ardió en llamas, serán trasladados vía aérea a la comunidad de LeBarón, en Galeana, Chihuahua.

Ahí mismo, en Galeana, será el funeral de Christina Marie Langford, quien dejó huérfana a Faith Marie, sobreviviente al ataque.

El pasado lunes, tres camionetas con mujeres y niños de las familias Langford, Miller, LeBarón y Woolle fueron atacadas mientras se trasladaban desde Bavispe,  Sonora, hacia Janus, Chihuahua, regiones fronterizas con Estados Unidos.

Con fusiles de alto calibre, los atacantes arremetieron a balazos contra las camionetas, a pesar de los gritos de terror de las madres, que no lograron proteger a sus hijos.

Cinco menores que lograron salvar la vida fueron trasladados a un hospital en Arizona, donde algunos se encuentran en estado estable y otros han sido dados de alta.

Según la versión oficial, sicarios del cártel de La Línea fueron los responsables atacaron este lunes tres camionetas con miembros de una comunidad mormona cuando estos se dirigían de Bavispe (estado de Sonora) hacia Janus (estado de Chihuahua), regiones fronterizas con Estados Unidos, probablemente al ser confundidos por una banda rival.

Caravana solidaria

Desde la noche del miércoles, decenas de vehículos salieron en caravana desde el vecino estado de Chihuahua al municipio de Bavispe para participar en los sepelios.

Una caravana de al menos 70 autos y camionetas que buscaban llegar al acto fúnebre, fueron escoltados por elementos de la Guardia Nacional.

Los familiares también llegaban de los estados de Utah y Arizona, en Estados Unidos. Por ello, algunas personas tuvieron que abordar avionetas.

El ex legislador, Alex LeBarón, y primo de Rhonita Miller, viajó con la caravana y afirmó que harán lo que sea para apoyar a la familia, que carga con la pérdida de tres mujeres y seis niños.

"Venimos preparados para dormir en el piso, en casas de campaña. Lo que sea necesario para apoyar a la familia que murió en un acto terrorista", dijo Alex.

De acuerdo con Alex LeBarón, los familiares cargaron con comida y colchonetas durante su viaje para despedirse de sus allegados.

Se mudan a la seguridad de EU

En la comunidad de La Mora hay 31 casas para igual número de familias. Pero 10 de estas ya están abandonadas por la amenaza de grupos criminales a los residentes.

Además de la violencia de grupos criminales, varios de los Langford, Miller y LeBarón advirtieron este jueves que abandonarán la región entre Sonora y Chihuahua para mudarse hacia los Estados Unidos, porque afirman que las autoridades mexicanas son corruptas y omisas.

Actualmente solamente hay un sospechoso detenido por su probable responsabilidad en los enfrentamientos violentos entre grupos criminales entre Sonora y Chihuahua, que derivaron en el crimen de las familias mormonas.

Aunque se tiene poca información, el arrestado se ha identificado como Leonardo, de 30 años, detenido por las autoridades federales en posesión de una camioneta blindada, un arsenal y dos personas que mantenía amordazadas y secuestradas.

Recaudan 150 mil dólares

En Phoenix, Arizona, una madre ha recaudado casi 150 mil dólares en apoyo a los familiares de los Langford, Miller y LeBarón y Woolle.

La página GoFundMe dedicada a cubrir gastos funerarios, médicos y psicológicos de las familia afectadas, ha recibido más de 2 mil donaciones y hasta este jueves había recaudado 147 mil 214 dólares de los 500 mil fijados como meta.

Michelle Rigby, la mujer que ha tomado la iniciativa, vive en Gilbert (Arizona) y es vecina de uno de los familiares de las víctimas.

Debido al impacto que le provocó la tragedia decidió organizar la cuenta para ayudar a los huérfanos y a los padres que perdieron a sus esposas.

"No puedo imaginar que mis hijos sean testigos de la muerte de su madre y hermanos, teniendo que esconderse heridos y asustados debajo de un árbol", escribió este jueves Rigby.

"La razón por la que empecé esta campaña de GoFundMe es ayudar a aliviar la carga financiera de funerales, gastos de viaje y las facturas médicas. Pero sobre todo para ayudar a los niños que fueron testigos de un evento tan horrible; sé que van a necesitar ayuda y por eso lo hago", relató mediante sus redes sociales.