ESPECIALES LSR

Las historias ocultas del Clásico Chivas vs América

Ídolos, partidos, una final y dos muertes, todas las historias que han marcado la rivalidad más grande del futbol mexicano

  • DANIELA MUÑOZ
  • 16/03/2019
  • 12:17 hrs
  • Escuchar
Las historias ocultas del Clásico Chivas vs América

La semana vibrante del Clásico Nacional entre Chivas y América aún no termina. Este sábado la rivalidad más grande del futbol mexicano tendrá un capítulo más con el duelo de la jornada 11 del Clausura 2019.

¿Alguna vez te has preguntado cómo inició y cómo se hizo más fuerte la rivalidad entre los dos equipos más populares del país? Hay muchas historias, mitos y sucesos que han marcado la historia del Clásico Nacional, por tal razón en Acción LSR te contamos el origen del Gran Clásico y las historias ocultas que han marcado esta rivalidad.

Los momentos más trágicos en la historia del futbol

EL ORIGEN

Con el nacimiento del futbol profesional en México se dieron los primeros juegos entre América y Chivas. Años más tarde iniciaría la rivalidad que desembocaría en el Clásico Nacional.

Fue en 1944 cuando rojiblancos y azulcremas tuvieron sus primeros enfrentamientos oficiales en la Liga dentro de la Liga Mayor de Futbol del Distrito Federal en la campaña 43-44.

Ambos equipos sólo contaban con la afición de sus respectivas ciudades, lejos de lo que ahora son. Los grandes equipos de esa época eran España, Asturias y Marte.

De acuerdo con Univisión Deportes, Necaxa, que ya era un equipo popular, sufrió su primera desaparición cuando se hacía llamar "Once hermanos", por lo que muchos de sus seguidores que quedaron sin el equipo, terminaron refugiándose en Chivas o América.

El domingo 16 de enero de 1944, justo al mediodía, en el campo del Atlas, en la Perla Tapatía, Guadalajara y América se enfrentaron por primera vez en un partido de Liga. Ganó Chivas 3-1, dejando los primeros héroes.

Manuel "Cosas" López marcó el primero al minuto del juego. Pablo González, "Pablotas", hizo los otros dos de su equipo, mientras Cafaratti marcó por América.

Además de los goleadores López y "Pablotas", "Raffles" Orozco fue otro de los héroes del juego. Sufrió una herida que lo dejó con el rostro ensangrentado y dio el pase para el tercer gol. Por la herida tuvo que salir del campo y dejar a los suyos con 10 hombres.

Pero fue muy poco lo que le duró a Chivas el gusto por la victoria, algo más de 30 días después, el 20 de febrero de 1944, América le goleó nada más y nada menos que con un marcador de 7-2, en el Parque Asturias del entonces Distrito Federal, con la primera bronca incluida.

La primera revancha que arrolló a Chivas ahora sí se llevó las portadas "América apaleó a Guadalajara 7-2 en un partido de futbol y boxeo". La primera pelea campal de las que hay un largo historial.

Un incidente entre Scarone, del América, Térile y Luis Rey del Guadalajara, a los 30 minutos del partido, desencadenó una batalla campal por todo el campo de juego. El encuentro ya iba 2-1 a favor de los de casa.

Térile le tiró una patada a Scarone pero no le pegó, después, Scarone sí le dio a Térile y se calentaron los ánimos. Más adelante, Luis Rey cobró venganza contra Scarone y ahí se armó la gresca.

"Pelón" Gutiérrez de Chivas, le dio a Scarone y de paso a Orvañanos, que ya peleaba con Wintilo Lozano. Cafaratti se encaraba con dos rojiblancos y la cancha en pleno partido se convirtió en un campo de batalla. Incluso la policía, los fotógrafos y la afición intervinieron.

La pelea dejó dos expulsados por equipo, pero los rojiblancos resistieron más las ausencias. América hizo la diferencia en la segunda mitad y Proal marcó cuatro goles para que finalmente el marcador se redondeara y terminara 7-2.

Este sólo era el comienzo entre la gran rivalidad de América y Chivas que ya se avecinaba. Le seguirían otras grandes batallas a lo largo de los años, con otros íconos que llevarían la intensidad al campo y la transmitirían a los aficionados.

En 1959 comenzó otra era de esta fuerte batalla, justo cuando ambas escuadras se midieron en el torneo de Liga y peleaban por el primer lugar.

En aquel entonces, Las Águilas eran dirigidas por Don Fernando Marcos (1957-1959). Los de Coapa visitaron la Perla Tapatía en tres ocasiones durante la temporada 1958-1959, una por cada enfrentamiento ante los equipos Oro, Atlas y Guadalajara, dónde el triunfo fue para el América de 2-0 en las tres ocasiones.

Ante estos tres éxitos, a Don Fernando le dio por hacer unas polémicas declaraciones ante la prensa:

América no viene a Guadalajara a ganar, eso es rutina. Nosotros venimos para cambiarle el número de su teléfono de larga distancia. Así es que ya lo saben mis amigos: cada que quieran llamar a Guadalajara marquen dos cero, dos cero, dos cero o el 20-20-20. Cortesía del América".

Esta frase generó gran revuelo en Jalisco, y la rivalidad volvió a tomar más fuerza que nunca, días antes solo se hablaba del duelo Chivas vs América.

EN LOS 60

Sin duda, en esta época ya era considerado un Clásico cada que América y Chivas se enfrentaban. En los 60, dos Clásicos dejaron huella en la historia de los dos equipos y por supuesto, su afición: las finales del Campeón de Campeones, donde América levantó la Copa México y Chivas la de Liga.

El primer enfrentamiento fue el 26 de abril de 1964, donde las Chivas ganaron con dos goles de Salvador Reyes y Javier Barba. Pero el segundo fortaleció más la batalla para llamarla Clásico.

La polémica se hizo presente en la cancha, era el 14 de marzo de 1965, durante el partido se presentó un altercado entre los conjuntos, luego de la expulsión del defensa Guillermo "Tigre" Sepúlveda", figura en la gran historia de Chivas.

"CON ESTA TIENEN"

En el imaginario del Club Deportivo Guadalajara hay infinidad de imágenes, frases y goles que se convirtieron en estandarte del club, y más cuando se trataba del máximo rival.

Esta historia es por lo que más se le conoce al "Tigre" además, claro, de sus seis títulos ganados con el Rebaño. Fue el 26 de abril de 1964 cuando esto sucedió. El escenario: el Estadio Olímpico Universitario de la Ciudad de México, inmueble que hoy es casa de Pumas, pero en aquel entonces albergó el juego por el título de Campeón de Campeones entre América y Chivas.

En aquel juego el Guadalajara se llevó el titulo con un marcador de 2-0, pero el duelo quedó marcado por las fuertes entradas del equipo azulcrema. Esto provocó que Sepúlveda fuera expulsado luego de tener un altercado que llegó a los golpes con Alfonso Portugal, jugador que tenía una fuerte rivalidad con el "Tigre".

En su camino para salir del terreno de juego, molesto e incluso lesionado, el histórico zaguero del chiverío lanzó su camiseta a la banca azulcrema, entonces les dijo la famosa frase que lo acompañó el resto de su carrera y lo colocó como ídolo de la afición rojiblanca: "Con esta tienen hijos de la chingada".

EL CLÁSICO QUE PROVOCÓ DOS MUERTES

La rivalidad en el césped entre América y Chivas ha sido llevada a un extremo por algunos aficionados, al punto que les ha llegado a costar hasta la vida.

En la temporada de 1983-1984 se dio la única final que han disputado Las Águilas y el Rebaño. La ida, que se jugó en el Estadio Jalisco, terminó en un empate sin goles. La vuelta se vivió en el Estadio Azteca y el partido superó todas expectativas.

América se llevó el triunfo 3-1 con anotaciones de Eduardo Bacas, Alfredo Tena y Javier Aguirre. El tanto de Chivas lo hizo Fernando Quirate.

Tras finalizar el partido, todo era fiesta para los del América, no así para los seguidores de Chivas, pero hubo alguien que se fue a los extremos. Un fiel seguidor del Rebaño, llamado José Martínez, vio el partido en su casa. Al acabar la final, no soportó el peso de la derrota. La desesperación que sentía llegó a tal punto, que tomó una pistola y decidió acabar con su vida. Cuando llegaron sus familiares, encontraron la triste escena. Todo por el dolor de ver a su equipo perder con el máximo rival.

Sin embargo, aquel día de hace más de 30 años no solo se bañó de sangre por ese suicidio, ya que hubo otro lamentable caso por el Clásico Nacional. Jaime Alemán, un chico menor de edad se atrevió a gritar "Viva el América", de acuerdo a Los Pleyers, versiones indican que lo hizo antes del partido, otras que fue durante el festejo por el campeonato, lo que provocó la molestia de un aficionado rojiblanco, quien tomó una escopeta y disparó contra el joven.

Jaime Alemán indicó que todo se trataba de una broma y lamentablemente perdió la vida, mientras que el culpable fue arrestado, dejando uno de los capítulos más negros de la histórica rivalidad América vs Chivas.

Este miércoles, América volvió a lastimar el orgullo de su acérrimo rival eliminándolo de la Copa MX para avanzar a la semifinal. Chivas podría reponerse del golpe cuando se enfrenten por la jornada 11 del Clausura 2019. ¿Quién ganará el nuevo capítulo de esta rivalidad?

mlmt