ESPECIALES LSR

Las consignaciones ‘exprés’ de la PGR por la desaparición de los 43

La PGR buscó consignar a nueve policías a un Centro de Readaptación Social incluso antes de tomarles la declaración ministerial

  • PARIS ALEJANDRO SALAZAR
  • 06/10/2015
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Las consignaciones ‘exprés’ de la PGR por la desaparición de los 43
La versión pública del expediente del Caso Ayotzinapa, al que LA SILLA ROTA tuvo acceso, revela la celeridad con que actuó la PGR

CIUDAD DE MÉXICO (La Silla Rota).- La Procuraduría General de la República (PGR) buscó consignar de manera “exprés” a nueve policías de Iguala, Guerrero, inculpados en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, a un Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) antes de tomarles la declaración ministerial y de ejercer su derecho a una llamada telefónica.

La versión pública del expediente del Caso Ayotzinapa, al que LA SILLA ROTA tuvo acceso, revela la celeridad con que actuó la PGR.

El mismo día en el que fueron detenidos los 10 inculpados solicitó la designación del Cefereso para los mismos, antes de las 48 horas para ser presentados frente al juez con los elementos y solicitar su consignación.

 

LA DETENCIÓN

 

Los 10 elementos de la policía de Iguala ya habían declarado sobre los hechos del 26 y 27 de septiembre de 2014, terminaron su adiestramiento de 45 días en el Centro de Adiestramiento militar de Mazaquiahuac, en el estado de Tlaxcala, y después de tres meses, la PGR aseguró que tenía elementos para investigarlos por su probable participación en la desaparición de los 43 normalistas.

El 29 de diciembre de 2014, 200 elementos de la policía preventiva de Iguala acudieron al pase de listas en las instalaciones del Parque Acuático Cici, ubicado en el Bulevar Heroico Colegio Militar.

En ese lugar, elementos de la Policía Federal cumplimentaron la orden de búsqueda, localización, detención y búsqueda de ocho policías de Iguala que eran buscados por la PGR.

Los policías Esteban Landa Ocampo, José Alfredo Leonardo Arellano Landa, Justo Neri Espinoza, Ubaldo Toral Vences, Gerardo Delgado Mota y Jorge García Castillo, fueron asegurados, ya que “posterior de acuerdo a la consulta de las constancias se encontró que era tripulante ****(borrado), identificados por los estudiantes normalistas testigos de los hechos, como una de las que participaron en el ataque y privación de la libertad de sus 43 compañeros.

También fueron aprehendidos; Matías González Domínguez, de barandilla, y Natividad Elías Moreno, operador de radio control.

Los ocho fueron trasladados a las instalaciones de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada en la Ciudad de México, arribaron alrededor de las 14:00 horas.

Agustín Cuevas Bello alias “El Quijada”, también policía de Iguala, fue detenido por la Policía Federal, cuyos elementos declararon que “observamos a una persona de sexo masculino, la cual sus características eran coincidentes con las de una fotografía contenida en Plataforma México”. Lo trasladaron a la SIEDO y llegó a las instalaciones alrededor de las 20:00 horas.

Ese mismo día, a las 17:30 horas, fue asegurado Jesús Ricardo Barrios Villalobos, subdirector de Protección Civil de Iguala, la Policía Federal señaló vía Plataforma México, quien fue presentado en la SIEDO a las 22:30 horas.

 

 

 

BÚSQUEDA DE RECLUSORIO

 

Con velocidad, el agente del ministerio público de la federación solicitó iniciar “las gestiones necesarias para que se designe Centro Federal de Readaptación Social” para los 10 inculpados el mismo día 29 de diciembre, incluso cuando uno de ellos, tenía pocos minutos de haber sido presentado en la SIEDO.

Todo se hizo en un mismo día en la PGR, en menos de 13 horas. Sin declarar y sin llamar a un familiar o defensor particular.

La ratificación de las puestas a disposición de Esteban Landa Ocampo, José Alfredo Leonardo Arellano Landa, Justo Neri Espinoza, Ubaldo Toral Vences, Gerardo Delgado Mota y Jorge García Castillo, Matías González Domínguez y Natividad Elías Moreno, se hicieron con rapidez.

Los 10 elementos de la Policía Federal, iniciaron la ratificación de la puesta a disposición PGR/AIP/PFM/DGIPAM7LDP/17167/2014 a las 14:03 horas y terminaron a las 14:29 horas. Uno de los policías federales presentó una credencial vencida del año 2013 como identificación.

El agente del ministerio público de la federación solicitó “de inmediato” la designación de un perito en materia de medicina forense para que en atención a la Policía Federal se determine la integridad física de los ocho detenidos, en un oficio “urgente y confidencial”.

La revisión médica también fue exprés en 18 minutos. “Siendo las 14:15 horas del día  de la fecha (29 de diciembre) se tuvo a la vista en el interior del servicio médico, ubicadas en el interior de las instalaciones de la SIEDO a ocho personas”, se hizo la inspección general y exploración física.

A las 14:33 horas el agente del ministerio público de la federación recibió el dictamen de integridad física mediante el folio 93320.

El “acuerdo de retención” de 48 horas inició a las 14:00 horas y concluiría a la misma hora del 31 de diciembre.

Al policía Agustín Cuevas Bello alias “El Quijada”, lo presentaron en la SEIDO a las 20:00 horas, a Jesús Ricardo Barrios Villalobos a las 22:30 horas.

 

 

Antes de que terminara el 29 de diciembre, el agente del ministerio público de la federación, hizo un acuerdo de diligencias que pide que se le informe a que Cefereso enviar a los 10 inculpados.

“Primero. Gírese atento oficio al Comisionado del Órgano Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social para que de manera urgente se lleve a cabo las gestiones necesarias para que se designe Centro de Readaptación Social en donde se autorice el internamiento de las siguientes personas”, de los 10 detenidos horas antes.

“El 3 de enero 2015 se ejerció acción penal en contra de todos ellos, por los delitos de delincuencia organizada y secuestro, el mismo día, el juez de conocimiento determinó como legal su detención y los sujeto a proceso”, 6 de enero

Minutos después se giró oficio “extra urgente y confidencial” SEIDO/UEIDMS/FE-D/12332/2014 para solicitar la designación de Cefereso a los 10 detenidos, “en virtud de que esta representación social de la federación se encuentra en preparación del ejercicio de la acción penal en su contra con detenido por los delitos de violación a la Ley Federal Contra la Delincuencia Organizada y Secuestro”.

La solicitud era con premura. “Esperando que tenga a bien acordar de conformidad con lo peticionado atendiendo a la premura con la que deberán quedar a disposición del Juez de Causa los indiciados (…) dentro del término constitucionalmente tiene para resolver su situación jurídica”.

Y había una petición más, ya que al momento de la designación del Centro Penitenciario, se pedía  tener en cuenta la logística “que implica el traslado de los mismos, atendiendo a la dificultad que representa el traslado aéreo”.

También se giró un oficio a la Coordinación General de Servicios Periciales para enviar peritos en materia de medicina, genética, dactiloscopia, videograbación y grafoscopía.

Ya les estaban buscando reclusorio sin haberles tomado la declaración. Casualmente todos los inculpados recibieron asistencia de un defensor público de oficio, y se hicieron las primeras horas del 30 de diciembre.

Justo Neri comenzó a declarar a las 00:00 horas. Esteban Ocampo Landa y Jorge García Castillo a las 2:00 horas. José Alfredo Leonardo Arellano Landa y Gerardo Delgado Mota a las 4:00 horas.

Ubaldo Toral Vences y Natividad Elías hicieron su declaración ministerial a las 6:00 horas. Mientras que Agustín Cuevas Bello y Jesús Ricardo Barrios Villalobos lo hicieron las 8:00 horas.

Las llamadas telefónicas para informar de su detención a familiares y personas de confianza, las pudieron hacer después de declarar.

Esteban Ocampo Landa pudo hacer una llamada a las 4:52 horas, es decir, casi cinco horas después de declarar. Y le siguieron los otros inculpados.

Recibieron visitas 24 horas después de ser detenidos y sólo por 10 minutos. El primero fue Gerardo Delgado Mota a las 18:00 horas, casi 30 horas después de su aprehensión.

A las 13:15 horas del 31 de diciembre se realizó un acuerdo de duplicidad del término constitucional en contra de los ocho primeros detenidos, de los otros dos detenidos se hizo a las 19:00 horas y a las 20:00 horas, todos concluirían el 2 de enero de 2015.

Los documentos revelan que presuntamente estuvieron incomunicados más de 20 horas tras su detención.

A todo esto se le suma una declaración del titular de la Agencia de Investigación Criminal, Tomás Zerón de Lucio, que no cuadra con los tiempos legales del proceso contra los indiciados.

El 5 de enero de 2015, en las instalaciones de la PGR, dijo que se encontraron elementos para imputarlos.

“El día 3 de enero de 2015, se ejerció acción penal en contra de ellos, por los delitos de delincuencia organizada y secuestro, el mismo día el juez de conocimiento determinó como legal su detención y los sujeto a proceso”, señaló Zerón de Lucio.

La duplicidad para determinar la libertad o detención de los 10 inculpados se habría hecho un día después del plazo legal.

Los 10 policías de Iguala están consignados al penal federal “El Rincón” en Nayarit.

 

 

asm