#CruzadaDesnutrida

“La Cruzada no cumple con erradicar el hambre”: Coneval

Esta es la primera de tres entregas de la investigación sobre los resultados de La Cruzada contra el Hambre
“La Cruzada no cumple con erradicar el hambre”: Coneval

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) observó que la Cruzada contra el Hambre "no combate el problema de alimentación" en los municipios con mayor rezago del país. Desde su operación Coneval ha evaluado de manera periódica el diseño, la operación y los resultados de los programas que por decreto se establecieron en la cruzada.

En más de cuarenta documentos publicados desde 2013 orientados a hacer el "Balance de la Cruzada Nacional Contra el Hambre", Coneval concluye que el objetivo primordial de "erradicar el hambre y combatir la desnutrición" no se cumple pues sólo 10 de los 66 programas que se propusieron, contribuirían directamente a cumplir esos objetivos.

La institución hizo un diagnóstico sobre alimentación y nutrición en todos los municipios del país, incluidos los mil 12 donde se accionaron programas de la cruzada y en el 40 por ciento de ellos se observan aumentos en la población con carencia alimentaria, aunque dichos censos son solo hasta 2015.

En el diagnóstico, Coneval  puntualiza que "es necesario que se incluya un monitoreo adecuado del embarazo para combatir la anemia y la desnutrición entre las mujeres gestantes, reforzar las acciones para promover la lactancia materna, hacer un mejor monitoreo de peso y talla de niñas y niños, además de fortalecer el componente alimentario en las escuelas y focalizar a la población indígena".

 

En 2015 los técnicos de Coneval hicieron señalamientos especiales al programa de Comedores Comunitarios de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) que si bien "permite que mexicanos en pobreza extrema tengan algo para comer, la calidad y el balance de los alimentos es deficiente” y eso atenta contra su derecho a la alimentación.


Se observó que los platillos no logran cumplir con los atributos deseables. Destaca por ejemplo que los platillos notoriamente rebasan una proporción equilibrada y recomendable, resultando en dietas con alto contenido de sodio, azúcares, carbohidratos y grasas". Para 2018 Coneval reconoce que las autoridades del programa sustituyeron algunos productos y redujeron la cantidad de alimentos con alto contenido de carbohidratos y azúcares (se eliminaron las frutas en almíbar y las galletas, y se disminuyó el abasto de aceite comestible y azúcar refinada). Sin embargo, esto generó que una parte de las cuotas de recuperación se destinara a la adquisición de aceite y azúcar". Lo que, según Coneval, no contribuye en el combate a la desnutrición.

Sobre las cuotas, Coneval señala que no se tiene un registro sobre la recuperación de las mismas y tampoco para qué, en qué o quién lleva el control de esas cuotas, "tampoco se estipula la temporalidad del servicio y la entrega de apoyos, lo que promueve dependencia al programa"

Otra acción implementada a través de los comedores, fue el diseño de menús, pero Coneval señala que estas comidas no están ajustadas a los usos y costumbres de las regiones, "por lo que es importante avanzar en la regionalización de los menús e incluir esto en la capacitación correspondiente". 

Coneval señala que el programa sólo resuelve el problema del hambre de manera temporal, entregando alimentos, pero no impulsando soluciones de largo alcance y "persiste el reto de vincularla con otras estrategias, especialmente económicas, para reducir de manera sostenida la pobreza".

De igual manera señala la carencia de proyectos que fomenten producción de alimentos (agrícolas, ganaderos, pesqueros) mediante políticas de apoyo a estos sectores y una adecuada inversión. También observa que "es necesario crear mecanismos de distribución eficiente además de la construcción de vías de acceso adecuadas y bodegas para almacenar los alimentos". 

En este reportaje, que consta de tres entregas, participaron  Paris Alejandro Salazar, Alondra Olivera, Margena de la O, Axel Chávez, Eduardo de la Rosa y Sandra Romandía (La Silla Rota). Carolina Torreblanca (Data Cívica); Rafael López Méndez, Vanessa Job, Rafael Montes y  Melissa Del Pozo y Juan Pablo Becerra-Acosta M. (MILENIO)

LEA TAMBIEN


Ediberto, el niño que murió por desnutrición…

Esta es la primera de tres entregas de la investigación sobre los resultados de La Cruzada contra el Hambre

ImagenMultimediaRelacionada

LEA TAMBIEN


Mitad del total de muertes por desnutrición, en municipios de la Cruzada

Esta es la primera de tres entregas de la investigación sobre los resultados de La Cruzada contra el Hambre

ImagenMultimediaRelacionada

fmma








Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información