ESPECIALES LSR

Feminicidios, una realidad que se recrudece en Querétaro

Querétaro en espera de alerta de género

  • VIVIANA ESTRELLA/ CORRESPONSAL
  • 23/12/2015
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Feminicidios, una realidad que se recrudece en Querétaro
Noticias de México: Feminicidios, un problema latente en Querétaro.

QUERÉTARO (La Silla Rota).- Es viernes, el primer día de octubre, y la familia espera a “Ana” desde las 19:00 horas. Pero el tiempo trascurre y no saben nada. Los días consecutivos sus familiares la buscan. Conocen su ubicación hasta el lunes cuatro de octubre, cuando sólo encuentran su cuerpo en un paraje colindante a San José el Alto, en el municipio de Querétaro.

La causa de la muerte –refiere la Procuraduría General de Justicia (PGJ)- fue una pérdida grave de sangre, provocada por un corte a la altura del cuello, “el cual dañó de manera fatal la arteria carótida”.

De acuerdo con la procuraduría, el fallecimiento ocurrió el domingo 3 de octubre –dos días después de su desaparición-  entre las 03:00 y las 15:00 horas. Las investigaciones refieren que la muerte ocurrió en el mismo lugar donde se encontró el cadáver.  La PGJ añade que la exposición a la que estuvo el cuerpo pudo derivar en que  fauna de la zona haya consumido partes del rosto de la mujer.

“Estamos muy sentidos de lo que sucedió, sin saber quién lo haya hecho (…) (pedimos) que haya  más seguridad en este pueblo. Ya estamos cansados de tanta violencia que hay aquí, de las personas que no saben vivir esta vida (…) (Ella) es de la familia y aunque no lo fuera, por la forma cruel en que asesinaron a mi sobrina, me siento ofendido”, comenta un familiar de la joven.

En Querétaro, organizaciones civiles refieren  que en 2015 se han suscitado 22 casos de muertes de mujeres, con características de feminicidios; sin embargo, el procurador General de Justicia (PGJ) Alejandro Echeverría Cornejo ha optado por no referir cifras al respecto, afirma que está en curso un estudio  que arrojará los indicadores oficiales.

Con base en información difundida y recabada por T´ek´ei  Grupo Interdisciplinario por la equidad, hasta noviembre identifican 22 muertes. Las edades oscilan entre 5 y 55 años, con mayor recurrencia entre  20 y 35 años. 

Los casos se focalizan en el municipio de Querétaro, donde han ocurrido nueve de los 22 casos. 

También se contabilizan en El Marqués (cuatro), San Juan del Rio (cuatro), Arroyo Seco (un caso), Huimilpan (uno) y en Corregidora (una).

En tanto que dos mujeres reportadas como desaparecidas en Amealco de Bonfil fueron localizadas sin vida en Michoacán,   explica Aleida Quintana, integrante de T´ek´ei  Grupo Interdisciplinario por la equidad.

En nueve de los casos se registran agresiones con arma punzocortante; cinco por trauma craneoencefálico, dos por estrangulamientos, dos por arma de fuego, una por fuerza física, en dos de los casos no se especifica. 

Pareciera que hay un  recrudecimiento de la violencia hacia las mujeres por el hecho de serlo, explica la doctora en Ciencias sociales  -y catedrática de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ)- Sulima García Falconi.

“Vemos un feminicidio que tiene varios orígenes en el sentido que puede ser fruto de una violencia doméstica, conyugal,  de un asesino serial, de –como pasaba en Ciudad Juárez- era una especie de ritual entre diferentes grupos de delincuencia organizada en contubernio con representantes del gobierno, de empresas, etcétera, era un pacto entre hombres a través del asesinato de una mujer. La mujer significaba ese objeto para guardar silencio”, dice.

Una violencia que –expone- la misma cultura la naturaliza, pero que está vinculada, reitera, a la violencia estructural,   a las desigualdades generales, a las desigualdades particulares: de etnia, de origen, socioeconómicas.

Ante este contexto, hacer cumplir cabalmente leyes como la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, cubrir vacíos legislativos del Código Penal del estado,  acompañado de estrategias precisas de prevención, figuran como estrategias imperantes, consideran especialistas.

La investigadora Sulima García Falconi señala algunas de las imprecisiones que surgen al no haber una adecuada tipificación del feminicidio, de lo que deriva la usencia de componentes estadísticos que permitan dilucidar el tipo de asesinatos y que recae en no poder aclarar las situaciones de las que puedan partir políticas públicas afectivas.

Querétaro en espera de alerta de género

Ante este panorama, asociaciones civiles  han solicitado que en el estado se decrete una alerta de género, específicamente en  dos zonas del municipio de Querétaro: en Santa Rosa Jáuregui y San José el Alto. Aunque también valoran solicitarla para  San Juan del Río y El Marqués.

En representación de  cuatro organismos (Salud y Género Querétaro, Coincidir Mujeres A.C.,  CreSer para un Desarrollo Integral y Asociación Desarrollo Comunitario para la Transformación Social) se ha extendido una solicitud a la presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), Lorena Cruz Sánchez.

Carmen Consolación González Loyola -integrante de Red de Mujeres Feministas  de Querétaro y representante de Milenio Feminista- explica que la solicitud se hace ante el Inmujeres por ser esta dependencia quien funge como Secretaría ejecutiva del Sistema Nacional para Prevenir, Sancionar y Eliminar la Violencia Contra las Mujeres.

Sin embargo, refiere que es un amplio proceso el que se debe realizar para lograr que se implemente la alerta; actualmente se ha llevado a cabo el análisis contextual de Querétaro, estando pendiente que la Secretaría de Gobernación (Segob) determine la factibilidad de la alerta de género.

“Costó mucho trabajo que en Querétaro  se tipificara como delito autónomo de feminicidio. Y ha habido una enorme resistencia por parte de a las agencias del Ministerio Público  y de algunos jueces para primero investigar y consignar bajo el concepto de feminicidio, prefieren  hacerlo como homicidio calificado que hacerlo como feminicidio. Y también (hay resistencia) de los jueces para juzgar como feminicidio” explica.

De 20 a 50 años en prisión

El Código Penal del estado de Querétaro –Capítulo I BIS- refiere en el artículo 126 BIS que el delito  de feminicidio alcanza penas de 20 a 50 años de prisión y de 500 a 700 días multa.

De acuerdo con la legislación, para catalogar un feminicidio, se consideran como razones de género: que la víctima presente signos de violencia sexual; lesiones o mutilaciones; existencia de amenazas o acoso; que el cuerpo haya sido expuesto, depositado o arrojado en un  lugar público, paraje despoblado.

Así como que haya antecedentes de violencia; que la víctima haya sido incomunicada; evidencias de haber sufrido violencia física por personas con que haya tenido parentesco por consanguinidad, por afinidad o civil, relación de matrimonio, concubinato, noviazgo, amistad, subordinación o que se identifique confianza.

maaz