El sistema educativo ya no permite reprobar en primaria

En las Normas de Control Escolar SEP 2014-2015, se apunta que “la acreditación del primer grado de la educación primaria se obtendrá por el solo hecho de haberlo cursado”

PARIS ALEJANDRO SALAZAR 15/05/2015 09:46 a.m.

El sistema educativo ya no permite reprobar en primaria

CIUDAD DE MÉXICO (La Silla Rota).- “Es muy difícil reprobar, el sistema educativo ya no lo permite”, señaló categórico el profesor Daniel, quien imparte clases en una primaria de la colonia San José de Leones en el municipio mexiquense de Naucalpan.

 

El Capitulo V 1.2 de las Normas de Control Escolar SEP 2014-2015 en el numeral 73.2.1 apunta que “la acreditación del primer grado de la educación primaria se obtendrá por el solo hecho de haberlo cursado”.

 

El docente explica que por la nueva reforma educativa es muy difícil que un niño repita un grado, ahora los padres de familia tienen que firmar que aceptan que su hijo no tiene los conocimientos para ser promovido al siguiente año escolar, de no hacerlo, hay que aprobarlos.

 

“Hay 12 niños y niñas en mi grupo que no tienen los conocimientos para pasar al segundo grado pero por la nueva reforma educativa no los puedo reprobar, todos tienen que aprobar”, dice con molestia y enojo el profesor Daniel, quien imparte clases en una primaria de la colonia San José de Leones en el municipio mexiquense de Naucalpan.

 

Al docente le inquieta la impresión que tendrán sus colegas que reciban a los menores el siguiente ciclo escolar, “van a pensar que no sirvo para enseñar y que por mi culpa se retrasarán los otros niños al poner al corriente a los que no debieron pasar año”

 

Desde el preescolar ya vienen los cambios, “la evaluación del desempeño de los alumnos será exclusivamente cualitativa, sin clasificar el aprovechamiento con calificativos como destacado, satisfactorio, suficiente e insuficiente tampoco se emplearán números”.

 

Indica que desde hace unos años las autoridades educativas difundieron la idea de que la reprobación de los estudiantes en la primaria no ayuda mejorar el desempeño académico de los mismos, que “repetir un grado es un primer paso para terminar en la deserción”.

 

“En la primaria nadie puede reprobar primer año, con sólo asistir pasas, lo mismo sucede con el sexto grado, no importa si no saben los niños, con cumplir con las asistencias hay que aprobarlos, para que lleguen a la secundaria”, asegura Daniel.

 

Y el profesor tienen razón, porque incluso con materias reprobadas un alumno puede pasar al siguiente grado de acuerdo al numeral 74.2.2.2 de las Normas de Control Escolar SEP 2014-2015 que dice que será promovido quien “obtenga un promedio mínimo de 6.0 en el grado cursado, aún si no acredita el total de asignaturas”.

 

Las boletas cambiaron de nombre, ahora son “reporte de evaluación”, que es documento que avala oficialmente la acreditación parcial o total de cada grado y nivel de la educación básica.

 

El caso de que un alumno tenga deficiencia o debilidades en una materia, en el “reporte de evaluación” el profesor debe incluir las estrategias y las herramientas que utilizó con el menor, así como una serie de recomendaciones a los padres de familia de cómo pueden ayudar a que en casa apoyen a su hijo.

 

Le llaman “promoción de grado más flexible”, es decir, una promoción automática, acompañada de evaluaciones de enfoque diagnóstico y formativo, que apoyen esfuerzos de atención individual de los alumnos, en función de su avance y sus necesidades individuales.

 

“Cuando un alumno no se encuentre en alguno de los supuestos anteriores, podrá ser promovido al siguiente grado o retenido en el mismo grado, según lo determine conveniente el docente. En caso de que el docente determine la promoción del menor, está podrá condicionarse a la suscripción por parte de los padres de familia o tutores de los compromisos necesarios para brindar apoyo al menor, por medio de la CARTA COMPROMISO prevista en el Anexo 13 (modelo sugerido) que incluya un plan de trabajo extraescolar con estrategias pedagógicas para apoyar el aprendizaje del alumno en el siguiente grado”, señalan el numeral 74.2.2.2 de las Normas de Control Escolar SEP 2014-2015.

 

Daniel dice que se piensa que el reprobado al tener que repetir el año, lejos de beneficiarse con la posibilidad de volver a cursar cierto grado, es etiquetado como no apto para el aprendizaje por sus maestros, sus compañeros y sus padres, además del lógico deterioro de su propia autoestima, y lo orillan a la deserción.

 

La educación primaria se dividió en dos periodos de educación básica, del primero a tercer grado y de cuarto a sexto grado, un docente podrá tomar la decisión de “no promover” a un niño “por una sola vez en durante el segundo periodo de la educación básica”.

 

El docente de Naucalpan concluye que “prácticamente ya no se reprueba a nadie”.

 

Por su parte, Helena, profesora de primaria con 12 años de experiencia y que actualmente trabaja en una plantel en la colonia Misiones en Cuautitlán, estado de México, señala que los padres ven a la escuela como un lugar donde se tiene la obligación de cuidar, educar y enseñar a los niños en todos los sentidos, pero sin tener ellos la responsabilidad de la reciprocidad de este procesos.

 

“Los padres de antes sabían que la escuela enseñaba y la familia educaba esto cambió por varias razones, una de ellas la familia, como tal es diferente, actualmente hay papas solteros, cada vez más parejas divorciadas, valores que parecen antivalores, hoy en día robar no es tan malo si no hay tanta violencia al hacerlo y esto es otro reto al que nos enfrentamos día a día los docentes enseñar lo correcto cuando el mundo vive y aplaude lo incorrecto”, detalla.

 

Helena reconoce que es difícil lidiar con alumnos y sus padres, con personalidades tan diferentes, pero es una experiencia gratificante.

 

“Ser profesor es la profesión en la que te contratan para enseñar y en la que nunca dejas de aprender, que te da la posibilidad de compartir conocimientos y experiencias, modelando y transformando seres humanos”, comenta.

 

Los profesores se enfrentan a diario una normatividad flexible y a padres de familia que ven a la escuela como una guardería, situaciones que complican el trabajo docente.

lrc


Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información