CHOQUE EN TLÁHUAC

Doble choque de Luis Eduardo; no regresará con sus padres

Hermano asumirá la custodia temporal del adolescente y sus padres se someterán a evaluaciones psicológicas
Doble choque de Luis Eduardo; no regresará con sus padresHermano mayor de niño de Tláhuac tendrá la tutela temporal. (Especial)

Será el hermano mayor el que se hará cargo de la tutela temporal del niño de 12 años que conducía el automóvil que se accidentó y ocasionó la muerte de cinco acompañantes la tarde del domingo en la delegación Tláhuac, informó el Sistema de Desarrollo Integral de la Familia de la Ciudad de México (DIF-CDMX). 

Como lo dio a conocer La Silla Rota, este miércoles fueron localizados los padres del menor y citados a una reunión con trabajadores sociales del DIF-CDMX, ya que como no se presentaron en la Fiscalía Central de Investigación para la Atención de Niños, Niñas y Adolescentes, el adolescente fue puesto a disposición a esa dependencia.

  

LEA TAMBIEN


Retira DIF tutela de niño de Tláhuac a sus padres

La dependencia informó que mediante un consenso familiar, el hermano mayor del menor de 12 años quedará bajo su custodia temporal

De acuerdo con la versión del DIF, los padres se encuentran "muy consternados" y desean convivir con el menor. 

Por su parte,  expertos en temas de la infancia y de la justicia para adolescentes coinciden que el muchacho no es victimario sino víctima.  También refieren que el hecho de que los padres no se hayan apersonado desde el primer instante después del accidente es indicador de que en esa familia hay negligencia y descuido grave. Es sintomático de que hay problemas serios en esa familia, dijeron. 


Durante la tarde del 21 de febrero, los papás junto con el hermano mayor tuvieron una reunión en el DIF-CDMX con el propósito de informarles las acciones a seguir para la reintegración familiar.


La familia por consenso determinó que el hermano de (...) sea quien solicite de manera temporal los cuidados y atenciones, asimismo, la madre y el padre estuvieron de acuerdo en practicarse evaluaciones psicológicas y sociales para el diseño del Plan Familiar de Restitución de Derechos y trabajar en la unificación familiar", señaló el DIF-CDMX.

Debido a que especialistas de la dependencia realizarán evaluaciones y brindarán atención psicológica, social y recreativa, el menor fue ingresado a una Casa Hogar. 


Dicha atención se dará en tanto se reintegra con su familia de origen o extensa. Los padres se encuentran muy consternados por la situación que está pasando su hijo, por lo que han solicitado verlo y convivir con él, lo cual así se realizará atendiendo al interés superior del niño y de la familia", dice el DIF-CDMX.

Martín Pérez García, director ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), comenta que este caso donde fallecieron cinco menores de edad es un hecho aislado y no corresponde con las estadísticas. "No hay que generalizar y hay que darle su verdadera dimensión". 

Indica que es un claro caso de desprotección tanto por parte de la familia, comunidad e instituciones que están encargadas de garantizar los mecanismos de protección a niños, niñas y adolescentes


El hecho de que el chico condujera un automóvil a 150 kilómetros por hora y el que estuviese acompañado por otros adolescentes da cuenta de que las personas que tenían responsabilidad de protegerlos, me refiero a las familias y a los que participaron en esta feria no cubrieron con su responsabilidad de supervisión y protección".

En ese sentido, Elena Azaola, experta en temas de justicia para adolescentes, doctora en antropología social y psicoanalista, señala que no se puede especular si en la familia del muchacho hay violencia "pero descuido sí hay". 

"Si los papas no se habían presentado refleja un preocupante descuido, quizá tenían  temor de dar la cara. Es cierto que es aberrante que un niño de 12 años tenga un carro, pero si los papas no aparecen hay condiciones de negligencia y descuido grave", enfatiza Azaola. 

Pérez García aclara que tampoco se trata de criminalizar a los padres del niño. Sin embargo, sí amerita una revisión de lo que sucede en esa familia y en las otras de los menores que iban en el vehículo. 

Otro elemento a considerar en esta tragedia, dice el director de Redim, son las pautas de vigilancia y de control que existen por parte de la policía capitalina. 


Habría que preguntarse qué sucedió en la zona que no estaba el operativo del alcoholímetro, considerando el contexto de fiesta en el pueblo. Esto nos habla un trato desigual en el ámbito de la aplicación de la normativa y marcos de prevención. Casi siempre este programa del alcoholímetro está focalizado en ciertas zonas y no de manera generalizada".

Agrega que esto se tendría que revisar para ver si hubo un falla en materia de prevención por parte de las autoridades, así como en la promoción del consumo responsable e identificación de estos casos de adolescentes o niños que registran un uso de sustancias en edades tempranas. 

Además, Pérez García cuestiona el por qué un chico tuvo acceso a un vehículo de alta gama, por qué sabía conducir a esa edad y por qué ocho menores subieron al auto con él. 


Es decir, en torno a todo eso hay adultos, que no necesariamente están asumiendo su responsabilidad en la perspectiva de protección, y al ser un caso aislado se tiene que aprender de este lamentable hecho e identificar donde estuvieron los vacíos".

TAMBIÉN PUEDES LEER: ¿ Qué se sabe del accidente de Luis Eduardo en Tláhuac? 

Por ley no puede ser sometido a proceso

La especialista Elena Azaola explica que a partir de los 12 años, un adolescente puede tener cierta responsabilidad y se le pueden aplicar sanciones proporcionales. Son sobre todo medidas de carácter asistencial. 


Un adolescente no tiene una contención clara; sabe lo que es bueno o es malo pero no tiene clara conciencia de trascendencia de sus actos. La sociedad puede estar agraviada pero tanto el niño como sus acompañantes no tienen la madurez suficiente", expresa Azaola.

En tanto, Martín Pérez refiere que al tener 12 años la reciente Ley de Justicia para Adolescentes establece que es inimputable, es decir no puede ser sometido a ningún proceso. 


Es una víctima y aunque eso cuesta trabajo explicarle a la gente el niño es una víctima de desprotección y de la falta de prevención. Puede ser una víctima de la criminalización, por eso es importante cuidar su nombre y que no sea identificado, porque esto podría tener un efecto de linchamiento público".

Durante la mañana del miércoles, el titular de la Procuraduría General de Justicia de la ciudad (PGJ), Edmundo Garrido Osorio informó en conferencia de prensa que de acuerdo con la ley, al menor no se le podrá establecer prisión preventiva por ningún motivo. No obstante dijo que pedirá audiencia al juez de control especializado para que lo sujete al proceso correspondiente y le imponga las sanciones de acuerdo con la edad que tiene. 

Al respecto, Pérez García destaca que la ley es clara y no se le podrá sujetar a ningún proceso debido a su edad. 


Me preocupan las declaraciones del procurador. De plano no conoce la ley o hay una intención mediática, porque al ser inimputable significa que no puede ser punitible ni tener ningún tipo de sanción (jurídica). Por eso el comentario que hace de que ´la ley no lo permite pero estamos buscando que se le sancione´ es muy preocupante".

Azaola añade que los estudios dicen que la maduración del cerebro se logra entre los 20 y 25 años. "No es que no se les pueda responsabilizar de sus actos sino que por las características típicas de un adolescente no puede medir, son manipulables, tan es así que otros niños se subieron al coche, igual de inmaduros e irresponsables. No se le puede sancionar como adulto". 

"El niño tiene un grado de responsabilidad proporcionalmente a su edad, a su madurez, y los papás también. El tema es qué castigos les corresponden o un tratamiento en el que se haga consciente de la responsabilidad. Estudios científicos del cerebro han hecho cambiar las leyes para adolescentes en varios países". 

La Procuraduría aún investiga para deslindar responsabilidades 

El procurador Edmundo Garrido explicó que el caso es un homicidio doloso, ya que hubo cinco adolescentes que perdieron la vida y lesiones por hecho de tránsito. Aunque se tiene que determinar si el vehículo se lo prestaron o el menor lo tomó por iniciativa propia. 


Por eso estamos dejando un desglose para que empiece a declarar la gente cercana, los familiares, el propietario del vehículo. Lo que tenemos preliminarmente es que al parecer el vehículo es propiedad del padre del adolescente. Vamos a avanzar con las investigaciones", dijo.

LEA TAMBIEN


Retira DIF tutela de niño de Tláhuac a sus padres

La dependencia informó que mediante un consenso familiar, el hermano mayor del menor de 12 años quedará bajo su custodia temporal

LEA TAMBIEN


El menor del accidente de Tláhuac fue enviado al DIF porque nadie fue por él

Luis Eduardo, quien tuvo un accidente donde murieron 5 personas en Tláhuac, fue liberado, pero no durmió en su casa, sino en el DIF porque nadie fue por él






Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información