Los LeBarón: crónica de una masacre anunciada

Martes 19 de Noviembre de 2019

Las amenazas datan de hace una década, cuando fue secuestrado uno de sus integrantes y dos más asesinados; el 4 de noviembre fueron masacrados tres mujeres y seis niños en Bavispe; La Línea o Los Salazar mantienen una guerra en la región y ellos están en medio del fuego cruzado; un grupo de 18 camionetas con miembros de la familia decidieron alejarse del peligro y cruzaron la frontera para vivir en Phoenix.

Por Marlene Valero y Damián Hodgers

  • compartir

“¡Nita y cuatro de mis nietos fueron quemados!”, se escucha la voz entrecortada de Adrián LeBarón, mientras las imágenes que muestra son desoladoras: una camioneta humeante con cuatro cuerpos calcinados y con más de veinte agujeros, de esos que forman las balas al impactar la carrocería.

Éste es el primer video que circuló en redes sociales el lunes 4 de noviembre. Como sólo lo transmitieron algunos medios de comunicación, nadie sabía si era verdad. Más tarde se confirmó que se trataba de una terrible realidad: una caravana de tres automóviles, donde viajaban 17 miembros de las familias LeBarón y Langford, fue atacada por hombres armados en un camino de la sierra de Bavispe, en los límites de Sonora y Chihuahua.

La primera autoridad en hacer público el hecho fue el secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo Montaño, a través de la cuenta de la dependencia a su cargo.

Sin embargo, horas antes del operativo federal, la familia de las 3 mujeres y los 14 niños atacados había desplegado una búsqueda, después de que Devon Langford, de 13 años de edad caminara por varios kilómetros hasta el rancho La Mora, donde habita esta comunidad mormona, para pedir auxilio.

De acuerdo con el relato del menor, un grupo de hombres disparó contra ellos. Sólo algunos de sus hermanitos y primos lograron sobrevivir y eso porque los escondió bajo unos arbustos.

Ese lunes por la noche, tras varias horas de que la familia solicitara apoyo de las autoridades, llegaron elementos de la Guardia Nacional y la Secretaría de la Defensa Nacional. Ahí lograron localizar a siete niños, de entre 3 y 12 años de edad. Una de ellas, Mackenzie, fue encontrada hasta las nueve de la noche.

El hallazgo más asombroso fue el de Faith, una bebé de siete meses de vida, escondida debajo de uno de los asientos de uno de los automóviles atacado. Ahí estuvo por horas, acompañada sólo de los cuerpos de su madre, Christine Langford, y de sus hermanitos.

“Encontramos a una bebé viva. Su mamá está… muerta”, relata un video publicado en redes sociales por la familia. En las imágenes, la bebé solo mira a la cámara con unos grandes ojos color azul, sin saber qué sucede.

Para el martes 5 de noviembre, por la madrugada, se tenía la cifra oficial de muertos y los nombres de las víctimas, tanto por el gobierno federal, las autoridades de Sonora y la familia.

familia_lebaron

LAS CONTRADICCIONES EN EL RELATO DE LOS HECHOS

Durante los días siguientes de la tragedia lo único que reinaba era la confusión. En conferencia de prensa, el secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo (precisamente originario de Bavispe), ofreció una relatoría de los hechos.

Ahí contó que la familia atacada partió de Galeana, Chihuahua, y se dirigía a Bavispe, Sonora. Además, informó a los medios que el gobierno federal consideraba que el ataque se trató de una confusión, debido a la guerra que se vive entre el Cártel de Sinaloa y el Cártel de Juárez, con recientes enfrentamientos entre ambos grupos en estas localidades serranas.

“El convoy integrado por dos camionetas Suburban pudo haber sido confundido por grupos delictivos que se disputan el control en la zona”, declaró el funcionario sonorense.

Sin embargo, de acuerdo con el relato de los niños sobrevivientes y de los familiares, la caravana de tres vehículos salió del rancho La Mora, una pequeña localidad cercana al municipio de Bavispe, ubicado a 329 kilómetros de Hermosillo y a 418 kilómetros de Galeana, Chihuahua.

Y, el destino de uno de los autos, donde viajaba Rhonita Miller y cuatro de sus hijos era el aeropuerto de Phoenix, Arizona, donde recogería a su esposo, quien viajaba desde Carolina del Norte.

Los otros dos vehículos se dirigían a Galeana, municipio donde se encuentra la comunidad LeBarón, otro de los lugares donde habitan parte de este grupo de mormones.

Mencionaron también que una llanta del auto de Rhonita Miller se ponchó, por lo que regresaron al Rancho La Mora, los otros continuaron su camino.

Según lo relatado por la familia, fue ahí cuando hombres los atacaron a balazos y no se trató de una confusión, aseguran, ya que Christine Langford bajó del automóvil para mostrar que eran mujeres y niños, pero aun así los disparos continuaron.

“Sabemos que las personas que dispararon conocían con precisión que los pasajeros del automóvil eran mujeres y niños, hay muchas evidencias, hay muchas pruebas. No hubo confusión a quienes les estaban disparando, en lo que hay confusión es en el por qué lo hicieron”, aseguró Julián LeBarón, desde el rancho La Mora.

LAS AMENAZAS A LOS LEBARÓN Y LA FALTA DE SEGURIDAD

El clan de la familia LeBarón radica en México desde hace 50 años, cuando uno de sus patriarcas, Dayer LeBarón, se instaló en las comunidades de Galeana, pero también en la sierra de Sonora, áreas vecinas.

A lo largo de estos años, algunos de sus miembros que profesan la religión mormona han sido blanco de algunos crímenes, como el secuestro de un joven de 16 años en 2009, por parte del crimen organizado, a quien las autoridades lograron liberar, pero en represalia, en 2011, asesinaron a su hermano menor y a uno de sus cuñados.

Ante estos hechos, Julián LeBarón se unió al Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, encabezado por Javier Sicilia, que buscaba la pacificación de un México convulsionado por la guerra declarada contra el narcotráfico por el entonces presidente Felipe Calderón.

Después de esto, el gobierno federal les había otorgado seguridad, la cual se extendió hasta el sexenio de Enrique Peña Nieto. Pero, según el diario Reforma, habría sido disminuida por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

En respuesta, la Secretaría de Seguridad Pública aseguró que la protección continuaba, aunque los miembros atacados no contaban con ella en esos momentos.“No, no en ese momento”, declaró el secretario Alfonso Durazo, ante los cuestionamientos de los medios de comunicación.

Recientemente, la familia LeBarón señaló que también habían recibido amenazas por parte de grupos criminales que se dedican al robo de combustible, conocidos como huachicoleros.

Incluso, Julián LeBarón declaró a medios de comunicación que dos jóvenes de la comunidad, que les surtían de gasolina en bidones de Chihuahua a Sonora, habían desaparecido. Además, un hermano de Christina Langford, una de las víctimas, había sido amenazado para que no transportara gasolina desde Chihuahua.

Esto, debido a que en la zona serrana de Sonora no hay gasolineras y los habitantes se surten de combustible en pequeños expendios, que se presume, son controlados por grupos criminales.

¿LA LÍNEA O LOS SALAZAR?

Las investigaciones de las autoridades, en las que participa la Fiscalía General de Justicia de Sonora, la Fiscalía General de la República y, ahora, el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), han dado como resultado la detención de tres personas.

Fuentes de la FGR consultadas por LA SILLA ROTA revelaron que uno de los detenidos declaró que la masacre fue un ataque directo a la familia LeBarón por parte de los miembros de una célula “La Línea”, organización que pertenece al Cártel de Juárez.

Esta persona, se presume, fue el primer detenido, el mismo 4 de noviembre, identificado como Leonardo N., de 30 años de edad. Su arresto se realizó cuando elementos de la Policía Estatal de Seguridad Pública (PESP) y de la Secretaría de la Defensa Nacional patrullaban en las inmediaciones del municipio de Agua Prieta. El hombre tenía cautivas a dos personas, así como armas de alto calibre y municiones. De acuerdo con las fuentes de la FGR, el sujeto fue trasladado a bordo de una avioneta a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido), en la Ciudad de México.

Según las confesiones del delincuente, La Línea y Los Salazar, célula que opera el Cártel de Sinaloa en Sonora, se disputan la plaza del tráfico de armas y droga en esa región.

Y el camino de terracería donde transitaban los 17 miembros de la familia Lebarón era el utilizado por los chihuahuenses, lo que calificaron de desafío para los sicarios.

AHORA SÍ, BLINDAN LA SIERRA DE SONORA

Al día siguiente del ataque, todas las corporaciones de seguridad, de los diferentes niveles de gobierno blindaron la zona serrana de Sonora y Chihuahua.

Los funerales de las tres mujeres y los seis niños se llevaron a cabo rodeados de elementos de la Guardia Nacional, el Ejército y la Policía Estatal de Seguridad de Sonora.

Sin embargo, antes de esta masacre, los habitantes de Bavispe y zonas aledañas, estaban a su suerte.

En entrevista con LA SILLA ROTA, algunos habitantes de Bavispe lamentaron que sólo con una tragedia como la de los LeBarón y Langford, las autoridades hayan volteado a ver estos pueblos.

“Lo que les puedo decir es que no nos dejen solos. Porque si viene la protección y luego se largan… no hay bronca, vamos a seguir en lo mismo. Lo que yo quiero es que dejen ley aquí. Antes de esto, estábamos con mucho pendiente, porque donde quiera puede salir uno y lo descabechan”, declaró uno de los pobladores.

Otro de ellos comentó que sicarios del Cártel de Juárez ya han ingresado a territorio sonorense, por lo que tienen temor de que vuelva a suceder algo similar, si las autoridades se retiran.

“El problema es que están bajando con nosotros hasta acá, los chihuahuas (La Línea), ya se metieron hasta… cualquier día se van a volver a meter, porque ya entraron hasta acá pa’ abajo, pues”

EL FBI Y TRUMP

Ante la masacre a los Lebarón, que también tenían la ciudadanía estadounidense, los focos del mundo se volcaron en Sonora, en especial, los del país vecino.

El presidente Donald Trump ofreció a México su apoyo para “borrar de la faz de la tierra” a los cárteles de la droga, con el apoyo de su ejército.

El gobierno federal dijo que revisaría el tipo de colaboración extranjera en territorio nacional, en tanto que el gobierno de Sonora pidió la intervención del FBI en las investigaciones. El pasado lunes 11 de noviembre, a una semana del ataque, ingresó una veintena de camionetas blindadas, color arena, a tierra mexicana.

Acompañados de la Policía Federal, los agentes del FBI ingresaron por la frontera con Agua Prieta, desarmados, ya que no pueden ingresar con armas a México, según relataron fuentes de la FGR.

Hasta este día, aún continúan en Sonora, donde coadyuvan con la Fiscalía estatal y la FGR en las investigaciones del caso.

LAS ARMAS O EL ÉXODO

Marcial LeBarón, otro de los voceros de la familia, declaró que buscarían que el gobierno federal les permitiera portar armas y defenderse de los grupos criminales. También consideró que legalizar las drogas acabaría con la violencia en el país.

“La única forma de resolver esto, es acabar con los cárteles por medio de legalizar las armas y la droga. Que se maten entre ellos, pero que no se metan con gente inocente”.

Otro sector numeroso de la familia mormona decidió dejar su hogar en México y regresar a Estados Unidos. Hace dos fines de semana, una caravana de 18 vehículos, resguardados por elementos de seguridad, partió de las comunidades del Rancho La Mora y de Galeana con destino a Arizona, estado que colinda con Sonora.

De acuerdo con el Arizona Daily Star, los automóviles cargaron gasolina en la ciudad fronteriza de Douglas para dirigirse a Tucson y Phoenix.

Es así como terminó un capítulo de la familia LeBarón en México, como muchas familias mexicanas en comunidades azotadas por el crimen: desplazados por la violencia.

Masacre en Bavispe del temor a la sed de venganza

Ataque armado contra la familia LeBarón

Así fue el ataque armado perpetrado contra la familia LeBarón, que dejó nueve personas fallecidas (tres mujeres y seis niños), seis menores lesionados y una más ilesa.

4 noviembre
  • 9:40

    Agresión a camioneta Tahoe; fallecen una mujer y cuatro hijos menores

  • 11:00

    Agresión a la segunda y tercer camionetas; fallecen dos mujeres y dos menores

  • 13:00

    Se confirma que ataques se registran en los límites entre Sonora y Chihuahua

  • 13:18

    El activista Julián LeBarón solicita apoyo de la Guardia Nacional por el ataque armado contra sus familiares en Bavispe, Sonora

  • 17:00

    Elementos de la Guarnición Militar de Agua Prieta se trasladan a la zona

  • 18:00

    LeBarón y pobladores se dirigen al lugar para buscar sobrevivientes

  • 18:15

    Arriba comandante de Guarnición a la localidad de San Miguelito, Bavispe

  • 18:30

    SEDENA inicia patrullajes en los límites de Chihuahua y Sonora

  • 18:40

    Hacen contacto la SSP de Bavispe con la Familia Langford

  • 19:00

    Inicia reconocimiento en busca de menores

  • 19:20

    FGE de Chihuahua envía elementos de la Agencia Estatal de Investigación y de la Comisión Estatal de Seguridad a Janos; se localiza un vehículo con cuatro cuerpos calcinados

  • 20:30

    Elementos de seguridad de Chihuahua y Sonora establecen operativo de búsqueda y blindan la zona de conflicto; se localizan y proporcionan primeros auxilios a cinco menores

  • 20:45

    Personal militar evacúa a los menores hacia la clínica de Bavispe

  • 21:05

    Elementos de la Guardia Nacional y SEDENA confirman deceso de dos mujeres y dos menores, así como siete personas localizadas con vida

  • 21:15

    Comandante de la Guarnición militar hace contacto con la Guardia Nacional, la cual ya había localizado dos vehículos.

  • 21:30

    Un oficial en compañía de familiares realiza búsqueda de una niña extraviada

  • 21:45

    Familiares y un oficial localizan a menor extraviada

  • 22:00

    El comandante de la Guarnición verifica el estado de salud de los menores en la clínica de Bavispe y coordina la evacuación vía aérea

  • 23:40

    Se inicia traslado aéreo hacia Agua Prieta de los cinco menores acompañados de dos familiares y un médico

  • 00:05

    SEDENA confirma saldo de nueve fallecidos y seis lesionados

  • 00:15

    Arribo de helicóptero al aeródromo de Agua Prieta y traslado en ambulancia de Cruz Roja a la línea fronteriza

  • 00:30

    Cruce de la línea fronteriza de Agua Prieta a Estados Unidos