NACIÓN

Este es el tema que más molesta de Peña a los mexicanos

Entre el gasolinazo, Ayotzinapa, la Casa blanca o la fuga de El Chapo está la clave de por qué reprobó la evaluación de aprobación

  • ALEJANDRA MEDINA
  • 03/09/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Este es el tema que más molesta de Peña a los mexicanos
Sus decisiones y momentos álgidos no fueron bien vistos. (Presidencia).

En menos de 3 meses concluye el sexenio de Enrique Peña Nieto, así como de un gobierno priista marcado por la impopularidad del presidente con los mexicanos, una tendencia que no mejoró en la recta final de su administración.

Un resumen de encuestas de Buen Día y Laredo, retomado desde febrero de 2013 y hasta agosto de este año refiere que si bien el punto más alto de inconformidad para con Peña se presentó en febrero de 2017 cuando el tema central en el país era el gasolinazo, el mes pasado el puntaje negativo no disminuyó mucho.

La reducción marginal 72 y 71 por ciento prevaleció durante las pre campañas y en la jornada de las campañas presidenciales, así como 2 meses después de ya ocurridas las elecciones.


A pesar de que al mandatario priista lo marcaron temas como la Casa blanca y Ayotzinapa, la inconformidad popular no fue tan alta desde noviembre de 2014 y hasta febrero de 2015, cuando alcanzó el repudio de más de la mitad de la población.

Pero, este reproche de los mexicanos se vio superado en agosto de ese mismo año con la fuga de un penal de máxima seguridad del narcotraficante, líder del cártel de Sinaloa, Joaquín “El Chapo Guzmán”.

Aquella vez, la gente expresaba que reprobaba en niveles del 57 por ciento el suceso que dejó en vergüenza a la justicia mexicana, aunque su captura para julio de 2016 tampoco resultó positivo para el presidente ya que el rechazo creció hasta el 63 por ciento.


Otro momento que dejó mal sabor de boca fue la visita del entonces candidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, que superó a los anteriores, pero no alcanzó con 66 puntos a los 73 de cuando capturaron al exgobernador prófugo de Veracruz, Javier Duarte, a mediados de abril de 2017.

Esta ola de malas reacciones descendió un poco en la época en que arrancaron las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) precisamente con Donald Trump, con puntajes entre 68, 64 y 69 por ciento.

Por el contrario, el momento que más aprobación tuvo su gobierno ocurrió a inicios de 2013 al ver presa en febrero a la exlideresa del sindicato de maestros, Elba Esther Gordillo que, según los reportes de Buen Día y Laredo, nos revelarían que ninguna otra decisión del mexiquense consiguió la anuencia del pueblo mexicano.

Es destacable que la Reforma de Telecomunicaciones, que estableció tarifas más justas y quitar también el cobre por interconexión le valió el agrado de los mexicanos, sólo un punto por debajo del caso Gordillo. 


El ejercicio también incluye el sentir de integrantes de la oposición y gente de su propio partido, donde antes del primer semestre de su sexenio, los tricolores le daban calificaciones de hasta 87 al mandato peñanietista, aprobación que se fue poco a poco en picada hasta llegar al actual 56 por ciento.

Sin sorpresas, las calificaciones más bajas que reprobaron el trabajo de EPN las otorgó Morena con una medición máxima de 21 y mínima de 13. La actual es de 16.

El partido que lo antecedió en el poder, el PAN, fue más neutral en sus calificaciones, que a lo largo de la administración del priista subieron y bajaron de un 39, 43 y hasta 52 por ciento de aval a sus decisiones.