ESTADOS

El terror de ser candidato en Chilapa, Guerrero

La inseguridad y casos de asesinatos registrados en Chilapa, Guerrero, han obligado a aspirantes a abandonar sus deseos por buscar un cargo público

  • MARGENA DE LA O/ CORRESPONSAL
  • 06/03/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
El terror de ser candidato en Chilapa, Guerrero
Candidatos de Chilapa han sufrido la violencia de la región (Foto. tomada de la web)

Guerrero (La Silla Rota).- Lo oscuro que puede pintarse el escenario para un candidato en Chilapa quedó registrado desde el 1 de mayo de 2015, el día en que asesinaron a Ulises Fabián Quiroz, el candidato del PRI para la alcaldía en el pasado proceso electoral.

La caravana de camionetas que encabezaba el candidato salía de la comunidad de Atzacoaloya, donde encabezó un acto proselitista. En una brecha del camino dos camionetas interrumpieron su paso hacia la cabecera municipal: los tripulantes se bajaron y se acercaron, sin sobresaltos, a preguntar quién era el candidato, que venía del lado del copiloto de uno de los vehículos. Lo bajaron y lo llevaron al lado contrario del que viajaba.

Enseguida hicieron lo mismo con los colaboradores de su campaña. Pero a ellos les ordenaron hincarse en la cuneta del camino, de lado del copiloto de los carros de la caravana.

En esa posición escucharon los balazos: 13. Mataron al candidato. De no querer la misma suerte, la orden fue que subieran a los carros e irse lo más rápido posible.

El cadáver del priísta quedó ahí, tirado, desangrándose.

TE RECOMENDAMOS: Aspirantes del PRD en Chilapa declinan por violencia

Estos detalles pudieron conocerse casi tres años después del asesinato, en medio de un contexto de violencia más severo en Chilapa.

El camino Atzacoaloya-Chilapa es la misma referencia del lugar donde abandonaron el cadáver de la precandidata priísta a la diputación local por el distrito 25, Dulce Nayeli Rebaja Pedro, el 24 de febrero pasado.

A esta mujer joven, indígena nahua de Atzacoaloya, la mataron junto a tres miembros de su familia, un primo y dos tíos que la acompañaron a Chilpancingo a tomar protesta como dirigente de un grupo del PRI el mismo día de su muerte.

En este proceso electoral, el distrito local 25 parece ser el de la condición trágica, porque tres días antes, mataron a la precandidata del PRD por ese mismo distrito, Antonia Jaimes Moctezuma. Dos hombres llegaron en una motoneta a su restaurante Toreo, ubicado en calle Campo de Aviación, en la cabecera municipal, y la mataron a tiros, según el reporte oficial de los hechos.

La condición en este distrito ya lo sopesaron las precandidatos del PRD. En los cabildeos, reuniones o discusiones del PRD, la corriente Grupo Guerrero se quedó con la candidatura a diputado local por el 25, y Elizabeth Osorio Silva, una de sus integrantes anotada en la lista de precandidatos, se perfilaba para competir, pero renunció después del crimen de Jaimes Moctezuma.

Los perredistas informaron que la realidad es que Osorio Silva apartó el espacio para Carmen Mojica García, otra perredista de la misma corriente, pero, al parecer, ella también desistió.

El dirigente de Grupo Guerrero, Freddy García Guevara, esquivó decir qué harán para cubrir el espacio: “no he platicado con mis compañeros. (…) Se tiene que valorar”. Tienen que hacerlo antes del 5 de abril que vence el registro de candidaturas a diputaciones locales y ayuntamientos.

Miembros de la corriente tienen la versión de que la candidata apuntada oficialmente se salió de Chilapa por temor.

Las candidaturas hasta ahora firmes en este municipio son la de los priístas: la diputada local con licencia, Flavia García García, para la diputación federal de distrito 6; la ex secretaria de Desarrollo Social y un par de veces alcaldesa de Chilapa, Alicia Zamora Villalba, para diputada local por el distrito 25, y el alcalde con licencia, Jesús Parra García,  busca reelegirse en el cargo.

Alicia Zamora y Jesús Parra no aceptaron entrevistas para hablar sobre cómo miden Chilapa en estos tiempos electorales en que se animaron a participar.

Al parecer el tema Chilapa incomoda a muchos.

Proselitismo, sólo cinco o 10 kilómetros fuera de Chilapa

Como estrategia para esta etapa del proceso electoral, Jorge Luis Rendón, anotado en la encuesta para la candidatura de la diputación federal del distrito 6, si se trata de visitar comunidades de Chilapa, va a lugares que no salgan de un radar de 10 kilómetros a la redonda. “Cada quién se está moviendo en corto, podemos decir que con los amigos o familiares, esta es la estrategia que estamos usando, no estamos saliendo a comunidades alejadas, unos cinco o 10 kilómetros a la redonda”, dijo en una llamada por teléfono.

El panorama cambia cuando se trata de otros municipios. La diputación federal por la que busca competir contempla 13 municipios de las regiones Montaña y zona Centro. “En la Montaña está muy tranquilo, lo he visitado y no es lo mismo que aquí en Chilapa”, comentó.

Algunos lugares de este distrito que comparten la misma situación de inseguridad que Chilapa, como Quechultenango, Zitlala, y Tixtla.

Para esos municipios, dijo, le apuesta al trabajo que hacen los comités seccionales, es decir, al de los miembros de Morena originarios de esos lugares, pero está atento de cualquier indicación oficial. “Mira, la situación es complicada, pero al final de cuentas nosotros, en el apoyo de Morena, tenemos que entrarle, con miedo y todo. Ya si el Instituto Nacional Electoral dice otra cosa, lo vamos a acatar, mientras nosotros tenemos que seguir trabajando”, mencionó.

Contexto que se debe considerar

Chilapa es el segundo municipio con más incidencia en los homicidios dolosos de todos los del país que rebasan los 100 mil habitantes.

El lugar se lo asignó el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal en su medición de 2017 con cifras del Secretariado Nacional de Seguridad Pública, sin dejar de tener como referencia el Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI) y las cifras de los gobiernos estatales, sobre los 230 municipios en ese rango poblacional. En Chilapa ocurrieron 177 homicidios dolosos durante ese año. Para esta segunda posición consideraron el número de habitantes y número de homicidios. Chilapa tiene poco más de 131 mil habitantes.

En este informe denominado Seguridad, Justicia y Paz, hay muchas maneras de apreciar lo inseguro de Chilapa: es el tercer municipio con el mayor índice de violencia municipal (con 75.92 puntos), es decir, en esta consideración convergen diversas estadísticas de la violencia; y es el segundo municipio con mayor tasa de homicidios, con  134.80. 

Su estatus de inseguridad se sostiene entre una casi permanente vigilancia de las corporaciones policiacas y militares, quienes no han soltado el municipio con operativos contra la inseguridad desde 2014. Aun así, existe un incremento en los homicidios dolosos: si sólo se comparan las estadísticas oficiales 2016, que arrojaron 85 crímenes, con las de 2017, en el que se documentaron 177, es evidente que hay un incremento de más de un 100 por ciento.

La razón que ha ofrecido el fiscal Xavier Olea Peláez y el vocero del Grupo Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez Heredia, cada vez que hay una noticia de violencia en Chilapa, es la misma, que se deriva de la confrontación entre dos grupos criminales, Los Rojos y Los Ardillos.