NACIÓN

“El Tata”, el veterano de guerra que trabajó para “El Chapo”

Dejó el Ejército y se hizo agricultor, poco después ya era uno de los traficantes más importantes del Cártel de Sinaloa

  • REDACCIÓN
  • 11/12/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
“El Tata”, el veterano de guerra que trabajó para “El Chapo”
“El Tata”, el veterano de guerra que trabajó para “El Chapo” (Foto Especial)

Leo Sharp manejaba su camioneta en Michigan, Estados Unidos, cuando la policía lo detuvo, llevaba la cajuela repleta de cocaína.

Aquel 21 de octubre del 2011, las autoridades estadunidenses detuvieron al miembro más viejo del Cártel de Sinaloa, en ese entonces de 87 años.

LEE ADEMÁS: Así se fusionaron cárteles tras muerte de "El Señor de los Cielos"

Apodado como “El Tata”, Leo Sharp estaba en las filas del Ejército de los Estados Unidos, incluso participó en la Segunda Guerra Mundial.

Se retiró de las fuerzas castrenses para ser agricultor, cultivaba lirios. Sus siembras hicieron que ganara premios internacionales por las amplias diversidades que desarrolló de dicha flor.

Sin embargo, llegó un momento en que la jardinería no fue suficiente para solventar sus cuentas, fue entonces cuando el Cártel de Sinaloa llegó a su vida.

Fue una “mula” –como llaman a las personas que cruzan la droga de los cárteles– de Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, líder del Cártel de Sinaloa, el que contacto a “El Tata”.

TAMBIÉN LEE: "El Chapo" es positivo, creo que le gusta la fama: Emma Coronel (Video)

Leo Sharp comenzó cruzando dinero de Estados Unidos a México, para luego ya no solo salir de territorio estadunidense con fajos de dólares, sino regresar con kilos de cocaína.

Después de varios años de ser parte de la organización criminal, Sharp intentó salirse de la organización criminal, pero los jefes del cártel lo amenazaron a él y a su familia para que continuara en sus filas.

El día de la captura, las autoridades ya sabían sobre “El Tata”, no fue una revisión de rutina, eso se evidenció cuando en su detención apareció un perro detector de drogas de la Administración para el Control de las Drogas (DEA, por sus siglas en inglés).

La DEA había intervenido su teléfono, sorprendidos descubrieron las grandes cantidades de droga que él solo podía traficar, sus socios narcotraficantes lo veían como uno de sus más valiosos “transportistas”.  

PUEDES LEER: Sara, el amor de Caro Quintero que provocó su captura

Los trabajos de inteligencia descubrieron donde estaría, lo cazaron sobre la carretera interestatal 94 rumbo a Detroit.

Con el pretexto de una infracción menor, las autoridades lo detendrían, sin embargo, parecería que “El Tata” se había dado cuenta de la trampa. Intentó huir manejando bruscamente.

La policía de Michigan comenzó una breve persecución, a la cual se sumaron agentes de la DEA.

Cuando Sharp se detuvo, le preguntó al oficial que cuál había sido el problema, a lo que este solo le pidió su licencia de conducir y registro.

Sin embargo, “El Tata” comenzó a divagar, argumentando su edad y su pasado militar para que lo dejara ir.

PODRÍA INTERESARTE: ¿Quién es “El Barbas”, el nuevo testigo en el juicio de “El Chapo”?

El uniformado lo cuestionó sobre si traía armas, Sharp lo negó y hasta se ofendió por la pregunta. Le preguntó sobre droga y la respuesta fue la misma, pero se negó a que revisara su automóvil.

Sharp dijo que iría a visitar a un amigo y que tenía prisa, pues si no llegaba antes del oscurecer sería un problema debido a que no manejaba muy bien de noche.

El policía le dijo que lo dejaría ir luego de que el perro detector de drogas analizara su vehículo, así descubrieron la droga de Sharp dentro de su camioneta: 104 ladrillos de cocaína.

La DEA había intervenido su teléfono, sorprendidos descubrieron las grandes cantidades de droga que él solo podía traficar, sus socios narcotraficantes lo veían como uno de sus más valiosos “transportistas”.  

Cuando le cuestionaron sobre “el truco” para pasar tanta droga a través de la frontera, “El Tata” sostenía que no había truco, que nadie sospechaba de un viejo.

LEE ADEMÁS: El sanguinario final de “El Z-12”, líder fundador de “Los Zetas”

Tres años después, Leo Sharp fue sentenciado a tres años de prisión después de haberse declarado culpable de transportar más de una tonelada de cocaína.

La defensa de “El Tata” se centró en una supuesta demencia por parte del acusado, así como su edad y su pasado militar, lo que le fue suficiente para tener una condena menor.

“El señor Sharp ya estaba matando nazis en las montañas antes de que nosotros hubiésemos nacido. Y así no es como debemos honrar a nuestros héroes, aunque hayan caído en desgracia”

Además de los años en prisión, Sharp tuvo que entregar su propiedad de Florida y 500 mil dólares al gobierno de Estados Unidos.

El Tata”, sin embargo, no cumplió su corta condena. Fue liberado debido a su complicado estado de salud, falleciendo el 12 de diciembre de 2016 en su casa.

Su nombre, tras dos años de su muerte, ha salido a relucir por dos motivos: el primero, el juicio contra “El Chapo” efectuado en Brooklyn, Estados Unidos; el segundo, Clint Eastwood realizará una película sobre su vida.

Con información de The New York Times e Infobae

rgg