Opinión

El semanario Desde la Fe

El arzobispado debió adecuarse a los tiempos, estructurar medios y formas de comunicación, ¡enhorabuena! | Fred Álvarez

  • 17/01/2019
  • Escuchar

Desde hace unos días resurgió el semanario Desde la Fe de la Arquidiócesis Primada de México, año XXII, # 1142 Nos da gusto darle la bienvenida a este nuevo proyecto de comunicación que nace con 30 mil ejemplares semanales y se distribuye en las casi 500 parroquias que hay en la Ciudad de México. Los fieles deben pagar 5 pesos como cuota de recuperación, tiene publicidad pagada. Nada que ver con aquel viejo proyecto que decía tiraban hasta 650 mil ejemplares y que se imprimían en la Organización Editorial Mexicana (OEM).

"Desde la fe inicia una nueva página en su historia. Hemos cambiado el formato, la imagen y la selección de contenidos. Lo hemos renovado con el propósito de que sea un buen instrumento para evangelizar. Nos gustaría llevar a la práctica el deseo del Papa Francisco: contribuir a llenar el corazón y la vida eterna de tantos mexicanos con la alegría del Evangelio, del encuentro con Jesús”, reza el editorial del semanario que dirige Javier Rodríguez, bajo la supervisión de Marilú Esponda, vocera de la arquidiócesis Primada de México... Llevan cinco meses preparando la salida.

¡Enhorabuena!


La nota del semanario católico no fue como debería de ser, es decir la nota principal es  la entrevista que le fue a hacer Melva Navarro a Chicago, EU,  al eminentísimo cardenal Joseph Blase Cupich, uno de los hombres a que el papa Francisco ha encargo la próxima cumbre mundial que se celebrará en El Vaticano contra los abusos de menores el próximo mes de febrero...



Esa no fue la nota aunque haya sido portada con fotografía....

La que dio la nota fue la señora Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del presidente López Obrador, y quien es titular del Consejo Honorario de la Coordinación Nacional de Memoria Histórica y Cultural de México. En su artículo como invitada especial titulado “La importancia de recordar”, Gutiérrez Müller señala que “la tradición cristiana y, en general, de las religiones, la conservación de los recuerdos es un pilar de la fe. Si no hay memoria de los hechos pasados”, cuestiona, “¿cómo se aquilata el pretérito?, ¿cómo se interpreta el presente? Y ¿cómo se preparan los fieles para el futuro, de cara al final de los tiempos?”

Agrega que “la palabra sagrada se transmite de generación en generación para que no muera. Así que, ¿cómo sobrevivirían las religiones del mundo sin su memoria? ¿Qué sería de los pueblos originarios de nuestra América si no recordaran sus antiguos aprendizajes, su fe y modos de vivir?”.

Y recuerda que “la transmisión de la fe cristiana ha dado incontables muestras de arte a lo largo de siglos. Arte y fe no toman cada una su camino…”

Subraya que “en decenas, cientos de pequeños templos, en obispados, en bibliotecas remotas, en las arquidiócesis de todo México están esas obras esperando diletantes, con la paciencia de Job, a ser descubiertas y vueltas a la vida. Es arte que merece revivir y que la Iglesia Católica bien podría poner al alcance de todos. El arte nos salva y nos salvará. El arte es paz y los artistas son diáconos de la belleza”.

Buen texto el de la historiadora, pero el hecho de ser la esposa del presidente generó ruido innecesario al que incluso se cuestionó duramente... El Sol de México, publicó un reportaje sobre el tema. Señala que la esposa del entonces candidato de Morena generó una campaña paralela ya que fue quien lo acercó con los grupos religiosos, en particular con la conferencia del Episcopado Mexicano (CEM); "en cada punto que visitó el entonces candidato presidencial López Obrador, su esposa intentó reunirse con el obispo de la plaza”.

Lo confirma el arzobispo de Morelia, Carlos Garfias Merlos, quien dijo que durante la campaña electoral un grupo de obispos se reunió con la esposa de AMLO en busca de un acercamiento directo. “Fue un desayuno dentro del tiempo de campañas, donde acordamos establecer una vinculación, un nexo con el entonces candidato, después presidente electo y ahora presidente en funciones. El planteamiento es que ese espacio de diálogo con la señora Beatriz pudiera ser el camino para ir haciendo la vinculación con la Iglesia”, declaró al respecto.

Asimismo, nos recuerda El Sol que el pasado mes de abril, Gutiérrez Müller acompañó a su esposo al encuentro con los integrantes de la CEM en el marco de la 105 asamblea plenaria, en su sede de Lago de Guadalupe, Cuautitlán Izcalli, Estado de México, a quienes les presentó su propuesta de campaña. También lo acompañó a la reunión con el nuncio apostólico Franco Coppola. Tiempo atrás la señora acompañó a AMLO a Roma donde pudieron saludar al papa Francisco...

El tema llegó incluso a la conferencia mañanera de López Orador en Palacio Nacional. En la conferencia del martes 15, Gabriela Jiménez, reportera de El Sol de México, lo sorprende con la siguiente pregunta.

“También [quiero] preguntarle si -acota- , hoy en El Sol de México llevamos un reportaje en el que se explica cómo es que su esposa cabildeó con los obispos para que lo apoyaran en la campaña, y preguntarle si esto es cierto y si no interfiere con el Estado laico”.

La respuesta del López Obrador fue. "Mi esposa me apoya en todo, desde luego tiene sus actividades, se dedica a la investigación, es escritora y sigue en esa labor.” Y subrayó con firmeza “¡No es intromisión o violación al Estado laico!”,

"sacó un artículo en una revista de la Iglesia católica, pero también ayer o antier, ese mismo día, fue a un acto donde se inició un centro documental de la comunidad judía. Ella ha estudiado todas las religiones y es respetuosa del Estado laico”.

Concluyó con el “yo no quiero hablar por ella porque eso es un asunto que le corresponde...”. Hasta ahí las cosas.

¿Qué ha sido Desde la Fe?

Veamos qué ha sido de él, en este espacio lo hemos comentado en otras ocasiones. El órgano informativo de la Arquidiócesis Primada de la Ciudad de México AR; tiene como antecedente la publicación Nuevo Criterio, que dirigió en el tiempo del cardenal Ernesto Corripio Ahumada, el sacerdote Mario Ángel Flores, hoy rector de la Universidad Pontificia.

La revista como tal surgió en 1997 -lleva 22 años-, en un acuerdo del arzobispo Norberto Rivera con el empresario Mario Vázquez Raña, dueño de la cadena Organización Editorial Mexicana (OEM), cuando la oficina de comunicación Social la dirigía Héctor Fernández Rousselón, un laico vinculado a los Legionarios de Cristo. El empresario dirigió la oficina de comunicación de manera gratuita durante siete años -de 1996 a 2002-, después el nuevo director fue Alfonso Navarro Lozano, también vinculado a la Legión, quien por cierto había sido primer director del semanario bajo las órdenes de Héctor Rousselón.

Tiempo después de los dos laicos como directores, llegó Hugo Valdemar, sacerdote católico, y por tanto Ministro de Culto. Su jefe directo fue el cardenal Rivera Carrera.

En el año 2010 y por un breve tiempo la revista fue dirigida por Pedro Arellano, quien fuera asesor de Andrés Manuel López Obrador y de Marcelo Ebrard en el gobierno de la Ciudad de México.

Hoy en su nueva era el semanario de 32 páginas a todo color lo dirige el periodista Javier Rodríguez Labastida, autor de la web Altonivel.com.mx quien su cuenta de Twitter @Jlabastida quien se declara como "Periodista, director de @desdelafemx, profesor universitario, amante de la música, deportista, maratonista, spartan, late millennial y aprendiz de baile”; y quien publico el siguiente tuit...

Su tiraje actual es de 30 mil ejemplares, pero esperan llegar a 40 mil en poco tiempo, se imprime en el periódico La Prensa.

Tiraje y distribución

Nos decían que su tiraje estaba entre 625 a 650 mil ejemplares semanales, mucho más que todos los periódicos impresos de la Ciudad de México, y por abajo de las publicaciones de la organización Testigos de Jehová. Se distribuía en varias partes del país encartado a través de los periódicos de la OEM, además se enviaba junto al suplemento Eco Semanal directamente a casi todas las parroquias de la Ciudad de México, con un costo de 5 pesos. Los clérigos recomendaban comprarlo a todos los fieles que acudían a los servicios religiosos; era lectura obligada por fieles, laicos, especialistas y reporteros de la fuente religiosa.

En los últimos tiempos de Norberto Rivera y bajo la dirección de Hugo Valdemar, Desde la Fe se convirtió en una voz crítica con toda lo que concierne al tema de género, aborto y matrimonios igualitarios. La crítica se incrementó después del 17 de mayo de 2016 cuando Enrique Peña Nieto, firmó la iniciativa de ley para reformar el Artículo 4º Constitucional e incorporar el criterio de la Suprema Corte de Justicia de la Nación de reconocer como un derecho humano que las personas puedan contraer matrimonio sin discriminación.

Para el entonces director Hugo Valdemar esa fue una traición de EPN y la consideraron “como una terrible puñalada por la espalda”. Valdemar decía una y otra vez, incluso juraba que el cardenal primado de México, no intervenía para nada en los contenidos editoriales. Obviamente eso nunca lo creímos… con todo respeto.


Incluso el semanario se enfrentó con el mismo papa Francisco, ya que lo criticaron en una editorial semanas después de su visita México.
Recordemos que el Papa acudió a una reunión con el pleno de los obispos en la Catedral metropolitana, y ahí les dio un fuerte jalón de rejas a todos los prelados,  les dijo de frente:



 “ Les ruego no caer en la paralización de dar viejas respuestas a las nuevas demandas.,,,

¡Ay de ustedes si se duermen en los laureles!”

Y apartándose de su texto escrito, les dijo:
"Si tienen que pelearse, peléense, si tienen que decirse cosas, que se las digan, pero como hombres, en la cara y como hombres de Dios, que después van a rezar juntos, a discernir juntos y si se pasaron de la raya, a pedirse perdón pero mantengan la unidad del cuerpo episcopal...”
El papa Francisco sabía lo que decía, traía perfectamente bien el diagnóstico de la situación, por eso improvisó...
Ante ello “·Desde la FE” respondió al Papa con una durísima e inédita editorial, ya que la frase..“Pelear como hombres” les pegó...suponemos que fe el mismísimo cardenal Rivera Carrera...



 
¿Tiene el Papa alguna razón para regañar a los obispos mexicanos?, preguntó el editorial del semanario...
Afirmó que "El Episcopado Mexicano está unido y dispuesto a hacer frente a los retos que Su Santidad le ha puesto enfrente.Lamentablemente, existe la mano de la discordia que intentó poner los acentos negativos, parcializando la visión de Iglesia y tratando de influir en el discurso Pontificio para conseguir un efecto contrario en el público, al subrayar desafíos y tentaciones como males del episcopado. 
No es así. Y aquí cabe la cuestión ¿por qué tratar de demeritar el trabajo de los obispos mexicanos?, inquirió...
Y metió jiribilla ¿O será que las palabras improvisadas del Santo Padre responderían a un mal consejo de alguien cercano a él? ¿Quién mal aconsejó al Papa?”



 
Obviamente el cardenal Rivera  se deslindó del editorial de inmediato señalando que ni siquiera estaba en México cuando se publicó, y subrayó que él  “ respetar siempre la libertad de expresión.



 
Ante ello Hugo Valdemar tuvo que salir a dar la cara, diciendo que “los artículos editoriales son la opinión del Consejo Editorial, que preside un servidor, mas no pueden ser atribuidos a la autoría o a la opinión del cardenal Rivera; en todo caso, el responsable de dichas posturas es un servidor, más no el Arzobispo". Por este motivo, continuó, "no es correcto imputar al Arzobispo de México un disgusto a causa de las palabras pronunciadas por el Santo Padre en la Catedral Metropolitana de México”...
En ese momento supimos que Rivera Carrera saldría del arzobispado al cumplir 75 años...
 -¿Tiene distanciamiento con el papa Francisco?- le inquieren los reporteros de la fuente al entonces arzobispo Primado.



 Su respuesta fue : “Siempre he tenido una buena amistad con él. Y creo que cuando se convierte por nuestra elección en Papa; además de la amistad, hay el respeto y la obediencia.“

Pero el asunto no quedó ahí..

.El cardenal de Morelia Alberto Suárez Inda descalificó el editorial que difundió el semanario Desde la Fe, publicación a la que calificó entonces de  "amarillista" y que, aclaró, no es órgano oficial del episcopado.

‘Se me hace parcial, se me hace exagerado, no comparto el enfoque, pienso que sí sigue habiendo problemas, pero hay esfuerzos, creo que hay mucha gente buena en Michoacán y ciudadanos que tratan de hacer lo suyo; Desde la Fe no es un órgano de la Iglesia nacional, es una revista local del DF’, dijo..

En efecto, muchos criticamos algunos editoriales como aquél donde se escribió que “el ano del hombre no está diseñado para recibir, sólo para expeler”. Pero las cosas cambiaron con la llegada del cardenal Carlos Aguiar Retes como arzobispo Primado de México, y su vocera Marilú Esponda, y el viejo semanario estaba condenado a morir.

De entrada, en el actual murieron los controvertidos editoriales del otrora famoso Semanario, ahora es distinto. El arzobispado debió adecuarse a los tiempos, estructurar medios y formas de comunicación, ¡enhorabuena!

El general Eduardo León Trauwitz

@fredalvarez | @OpinionLSR | @lasillarota