Tras las elecciones del domingo 24 de septiembre, sorprende la irrupción de la ultraderecha al Bundestag de Alemania como la tercera fuerza, lo que supone la instauración en el Parlamento de un discurso xenófobo y nacionalista de ultraderechistas que desde la Segunda Guerra Mundial no accedía al Parlamento.

El partido Alternativa para Alemania (AFD), obtuvo alrededor del 13% de los votos y tendrá entre 86 y 89 diputados en el Bundestag. Entre sus futuros diputados figuran personas que aplauden el papel de los soldados nazis, descalifican abiertamente a los extranjeros e incluso tienen vínculos con grupos neonazis e identitarios.

Entre ellos están: Martin Hohmann, expulsado en 2004 de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) por antisemita, tras calificar a los judíos como "pueblo delincuente"; Jens Maier, que ha abogado por acabar con la "cultura de la culpabilidad" en Alemania; Detlev Spangenberg, que defendió un país con las fronteras de 1937; Leif-Erik Holm, quien advirtió que Alemania "paso a paso se está transformando en un califato" por la llegada de musulmanes; Alice Weidel, que en 2013 tachó, mediante un correo electrónico, a los miembros del Gobierno de "cerdos" y "marionetas de las potencias vencedoras" de la II Guerra Mundial y alertaba que Alemania estaba siendo "inundada por pueblos de culturas extrañas como árabes y gitanos"; y Alexander Gauland, periodista y político de 76 años, que mediante sus discursos anima a los alemanes a sentirse "orgullosos" de los actos del ejército nazi en la II Guerra Mundial.

Sigmar Gabriel, ministro socialdemócrata alemán de Exteriores declaró previo a los comicios que "si realmente AFD entra en el Bundestag, hablarán por primera vez en más de 70 años los nazis en el Reichstag".


¿El retorno de la ultraderecha en Alemania será una alerta para Europa y el mundo entero?

@plumavertical | @OpinionLSR | @lasillarota 



Esta semana en DIORAMA, mis recomendaciones literarias:


"Siete esqueletos" (Crítica), de Lydia Pyne. Durante el siglo XX, la búsqueda de nuestros ancestros abarcó cuatro continentes y dio como resultado el descubrimiento de cientos de fósiles. La mayoría de estos descubrimientos viven plácidamente en colecciones de museos, pero algunos se han convertido en celebridades, abrazados por amplias audiencias y considerados puntos de referencia para entender nuestros orígenes. En este libro, la divulgadora científica Lydia Pyne explora la forma en que siete esqueletos alcanzaron la fama.

Pyne nos presenta al Neandertal de La Chapelle, prototipo de 100 años de caricaturas del hombre de las cavernas; al Hombre de Piltdown, "simio de los albores" de Charles Dawson, que fue aceptado por la comunidad científica durante cuarenta años, hasta que se reveló que no era sino un fraude cuidadosamente elaborado; al Niño de Taung, un pequeño cráneo cuya fama se debe a la tenacidad de su descubridor; unos huesos procedentes de China, mundialmente conocidos como el Hombre de Pekín y que se perdieron para siempre en la Segunda Guerra Mundial, así como a la entrañable Lucy, que debe su nombre a la canción de los Beatles y que es un verdadero icono de la evolución y al "hobbit" de 90 cm procedente de Flores, Indonesia, para cerrar con el Australopithecus sediba, un fósil de 2008 que tiene su propia cuenta de Twitter.

Pyne recurre a la paleoantropología, a entrevistas, a exhibiciones de museo, ciencia ficción e incluso a la poesía, para traer a la vida a cada fósil. También captura su vida después de la vida, igual de importante y atractiva: cómo son descritos, exhibidos y compartidos entre las comunidades científicas y el público.


"El ego es el enemigo" (Paidós Empresa) de Ryan Holiday. Es frecuente ver en el entorno los obstáculos para lograr nuestras metas. Sin embargo, hay un poderoso enemigo interior que es en realidad la causa que nos impide avanzar en muchos sentidos: el ego. Al inicio de nuestras carreras, el ego nos impide aprender y desarrollar talentos. Si logramos el éxito, nos ciega al punto de que negamos nuestras propias fallas; y ante el fracaso, el ego magnifica cualquier falla y hace más difícil recuperarnos. El ego, en cualquier etapa, es la verdadera traba para nuestro crecimiento personal y profesional. De ahí que en este libro Ryan Holiday nos lleve por poderosas lecciones, tácticas y estrategias de cómo personalidades de diversas ocupaciones y campos consiguieron aplacar su ego (esa versión distorsionada que habían creado de sí mismos) como el primer paso para alcanzar niveles más altos de autoconocimiento e influencia. En una época en la que se privilegia la individualidad y la autopromoción, es necesario entender qué es el ego y cómo dominarlo antes de que domine nuestras vidas.


"Los sueños de la serpiente" (Alfaguara) de Alberto Ruy Sánchez. Para recuperar la memoria, un hombre centenario, encerrado en un psiquiátrico, escribe y dibuja sobre los muros de su celda los recuerdos que va recuperando. Esto lo lanza a una aventura por las grandes ilusiones y desilusiones de su siglo y a descubrir las múltiples vidas que lo habitan. Tiene que inventar a sus ancestros y dejar que destile una verdad más profunda. Tiene que inventarse a sí mismo a partir de unos cuantos jirones de recuerdos o delirios.

Su misterio se va desentrañando con sobresaltos, silencios y desbordamientos: aparentemente es un mexicano emigrado a Estados Unidos, convertido en trabajador automotriz; enamorado frustrado de la mujer que sería seducida utilitariamente por el asesino de Trotsky. Emigrado de nuevo a la Unión Soviética, se vuelve obrero en la planta armadora que Henry Ford le vendió a Stalin para crear una utópica Detroit soviética. Fue tutor de inglés de Sergo Beria, hijo del jefe de la Policía Secreta, de la que fue más de una vez peón y víctima.

Finalmente será el calígrafo y constructor de este peculiar laberinto. En el centenario de la Revolución Soviética, su testimonio es una cámara de ecos tan entusiastas como adoloridos. Su catatonia y su despertar son los del siglo. Y no han terminado.





Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información