NACIÓN

La impetuosa carta de renuncia de Durazo al gabinete de Fox

El personaje ya había sido noticia en julio del 2004, cuando protagonizó un capítulo que cimbró la estructura de Los Pinos

  • MARLENE VALERO
  • 04/01/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
La impetuosa carta de renuncia de Durazo al gabinete de Fox
Fue vocero oficial de Vicente Fox. (Tomada de la web).

El aspirante a la Presidencia de México, Andrés Manuel López Obrador presentó este jueves a su propuesta para presidir la Secretaría de Seguridad Pública en caso de resultar electo el próximo 1 de julio del 2018.

Se trata del sonorense Alfonzo Durazo Montaño, quien ha fungido como secretario particular del candidato presidencial del PRI, Luis Donaldo Colosio asesinado en 1994; así como del primer presidente de la alternancia, Vicente Fox Quesada.

El morenista ha ocupado otros cargos en la administración pública, como legislador y secretario de estado; hoy es el dirigente del partido de López Obrador en Sonora.

Hoy, Alfonso Durazo volvió a acaparar las notas principales de los medios de comunicación en el país; sin embargo, no es la primera ocasión. En julio del 2004 protagonizó un capítulo que cimbró la estructura de Los Pinos en el gobierno del primer presidente del PAN.

Se trata de su renuncia como secretario particular y vocero oficial de Vicente Fox. En La Silla Rota te contamos qué expuso en su carta de dimisión de 19 cuartillas.

El ambiente político en el último periodo del sexenio de guanajuatense era pesado. Se acercaba cada vez más el proceso electoral 2005-2006 y esta vez tendrían el papel de ser el primer partido de alternancia que dejaría el poder.

En esas fechas, el papel de la Primera Dama, Marta Sahagún Jiménez tomaba cada vez más protagonismo en el gobierno de su esposo Vicente Fox y tenía injerencia en los asuntos nacionales.

Al parecer de políticos y de propios militantes del PAN, la pareja presidencial ya estaba operando para que Sahagún fuera la candidata presidencial del albiazul para el próximo proceso electoral; con el fin de ser la sucesora de su marido.

Algunos miembros del partido, así como del gabinete federal no estaban de acuerdo. Uno de ellos fue Alfonso Durazo.

El sonorense y la Primera Dama protagonizaron algunos pleitos en Los Pinos por las formas y la manera de realizar la comunicación social. La presión y la intensión de posicionar aún más a Marta Sahagún obligaron a vocero presidencial a renunciar a su cargo.

El 5 de junio del 2004 entregó una carta de 19 cuartillas al Presidente de la República, al igual que a los reporteros de los distintos medios de comunicación en la que advertía el peligro de que desde Los Pinos quisieran imponer ‘el dedazo’ a favor de la Primera Dama.

Además, aconsejó al Vicente Fox no entrometerse en el proceso electoral y no recurrir a las viejas prácticas del PRI, ya que el país estaba caminando a la democracia.

“El peligro principal del proceso de sucesión no está, pues, en quién llegue a la Presidencia de la República sino en cómo llegue. Si no hay legalidad, equidad, democracia y arbitraje presidencial imparcial, la disputa electoral del 2006 podría llegar a convertirse en una repetición de las viejas y nocivas rondas de desconfianza sobre los resultados electorales. Y si las elecciones no se resuelven en las urnas, se van a resolver en las calles. Muchos mexicanos que luchamos por darle un vuelco a la historia para vivir en democracia, no nos resignaríamos a que la democracia sea una experiencia frustrada. Por el bien del país, el presidente de la República no puede tener proyecto político después de gobernar. El presidente debe salirse del campo de juego y tomar el silbato de árbitro; debe desplazarse completamente hacia su condición de Jefe de Estado y asumir el rol de conciliador que corresponde a tal condición; debe ser una voz unificadora y motivadora, capaz de rehacer el consenso nacional, que actúa no sólo en un marco de legalidad sino de ética política”, cita en la misiva.

Respecto a las aspiraciones políticas de Marta Sahagún, Alfonzo Durazo declaró que, sin duda, el país está preparado para ser gobernado por una mujer, no está listo para que sea la esposa del Presidente la sucesora.


“En ese contexto, no puedo hacer abstracción de las implicaciones de la incursión de la Primera Dama en el inventario de eventuales aspirantes a la candidatura presidencial de Acción Nacional. Valoro que, si bien hay condiciones para lograr la continuidad del PAN como partido en el poder, no existen, en cambio, condiciones propicias para la candidatura presidencial de la Primera Dama. Ciertamente el país ha avanzado políticamente; tanto, que está preparado para que una mujer llegue a la presidencia de la República, sin embargo, no está preparado para que el presidente deje a su esposa de presidenta”, escribió.

En este sentido, el ahora dirigente de Morena en Sonora y posible secretario de Seguridad en el gabinete de López Obrador resaltó que su renuncia se debe a que no traicionará sus principios y valores que lo llevaron a colaborar en el primer gobierno de alternancia.

“Todo tiene un límite y esta etapa ha llegado a su fin. No llegué a este proyecto por casualidad ni quiero quedarme por inercia. Tengo una visión diferente para entender los acontecimientos y mi razonamiento está cada vez más fuera de toda lógica al interior de Los Pinos. En consecuencia, no entiendo ni comparto muchas decisiones, y resultaría desleal oponerme, o incongruente si las apoyase sin estar de acuerdo con ellas. En esas circunstancias, prefiero reconocer la realidad que recurrir a la mediocridad para sobrevivir”, puntualizó.

Alfonso Durazo se incorporó a la campaña de Andrés Manuel López Obrador en marzo del 2006 y desde entonces ha sido parte fundamental del equipo del tabasqueño. Hoy lo propuso como quien combatirá la inseguridad del país, de ganar la presidencia de la República.

ams