SINGAPUR

VIDEOS. Trump y Kim, la negociación que busca acabar la amenaza nuclear

El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, partieron del hotel en el que se alojan para acudir a la reunión
VIDEOS. Trump y Kim, la negociación que busca acabar la amenaza nuclearKim Jong-Un y Donald trump se estrechan las manos (Foto. tomada de la web)

El presidente de Estados Unidos, Donal Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un,  se estrecharon la mano en un histórico encuentro en Singapur que busca mejorar la relación entre países tras 70 años de tensión.


Tras los altibajos de la convocatoria, su cancelación y reactivación, el mandatario estadounidense se convirtió en el primer inquilino de la Casa Blanca en estrechar la mano de un líder de la familia Kim.

Las 10 "lecciones" de negociación de Trump


"Tendremos una gran plática (...) es un honor y tendremos una fantástica relación", aseguró Trump a medios de comunicación minutos después del saludo.


Por su parte, el líder norcoreano aseguró que ambos países lograron realizar el encuentro a pesar de "los obstáculos".
La reunión ha roto el aislamiento casi total que mantenía Corea del Norte con el mundo, aunque no despeja las dudas que rodean el proceso de desnuclearización en la Península.


Sin embargo, Estados Unidos ha optado por suavizar su tono de manera gradual que exigía una desarme completo, verificable e irreversible.


Hoy, ambos líderes mantendrán una reunión bilateral y un almuerzo antes de la conferencia conjunta a las 16:00 horas locales (Singapur).

"La Bestia" llegando a la reunión

La cumbre es el primer encuentro en la historia entre en un Presidente estadounidense y un líder norcoreano comenzará con un apretón de manos entre Trump y Kim.

Escoltas camino a la cumbre

Los líderes se reunirán el Hotel Capella en la isla de Sentosa, en la ciudad-Estado de Singapur, para sostener negociaciones con el fin de lograr la desnuclearización de la Península coreana.

LEA TAMBIEN


El increíblemente lujoso hotel en que se hospeda Kim Jong Un en Singapur

Kim Jong Un se registró en uno de los hoteles más lujosos de la ciudad-estado: el St. Regis Singapore, a las puertas de Orchard Road

Los dos líderes tienen previsto reunirse cara a cara, acompañados únicamente por traductores, durante hasta dos horas antes de incorporar a sus respectivos asesores.

A continuación puedes ver la llegada de ambos líderes:

¿Qué está en juego?

Los Gobiernos de todo el mundo están pendientes de lo que pueda ocurrir en esa cumbre, que llega inmediatamente tras el fiasco del G7 en Charlevoix (Canadá). No se sabe cuál será el Trump que se verá finalmente en los salones del lujoso Capella, antiguo comedor de oficiales británicos en los tiempos de la colonia. Si será el Trump obstinado y tormentoso que desairó a sus aliados e hizo trizas el comunicado final de la reunión en Canadá. O si será el Trump dicharachero que en un impulso rompe con décadas de política oficial y acepta reunirse con su peor enemigo. Según él, se decidirá pronto: "Creo que lo sabré en el primer momento" si Kim es serio o no. "Es mi toque, mi sensación. Es lo que hago".

Trump llega a esta cumbre motivado. "Genial estar en Singapur, ¡gran excitación!", tuiteaba a su llegada. El presidente estadounidense es animal televisivo, y esta cumbre, para la que se han acreditado 5.000 periodistas —el mayor número que Singapur haya visto jamás—, va a ser un éxito de audiencia. El placer de ser el primer inquilino de la Casa Blanca que estreche la mano de un líder de la familia Kim le estimula. "Valora más la cumbre por los beneficios que pueda suponer para su presidencia que por el contenido de las negociaciones", opina Malcolm Cook, del Instituto de Estudios del Sureste Asiático (ISEAS).

LEA TAMBIEN


Así serán los 3 momentos de la reunión Trump-Kim

La Casa Blanca dijo que las discusiones entre las delegaciones de los dos gobiernos continúan en vísperas de la cumbre Trump-Kim

El clima previo a la reunión era, inicialmente, mucho mejor que el que rodeaba los contactos de última hora en Charlevoix. Las negociaciones para cerrar los detalles de la agenda y el posible comunicado final avanzaban "muy rápidamente" y esperaban cerrarse "antes de lo previsto", declaraba en una rueda de prensa el secretario de Estado, Mike Pompeo.

Ya el hecho de que la cumbre tenga lugar —es la primera entre un presidente estadounidense y un líder norcoreano— representa un éxito, tras los altibajos de la convocatoria, su cancelación y su reactivación. Corea del Norte, a través de su agencia estatal KCNA, ha indicado que se abordarán "puntos de vista amplios y profundos para relanzar las relaciones, parte de una era que ha cambiado".

El tono estadounidense se ha ido suavizando gradualmente. La exigencia de un desarme "completo, verificable e irreversible" ya no es una condición previa, sino una meta a alcanzar, después de lo que la Casa Blanca ya acepta que va a ser un proceso más o menos dilatado. "Estas conversaciones fijarán un marco para el difícil trabajo que vendrá después", ha dicho Pompeo.

Los posibles escenarios

Dejando a un lado la importancia histórica del evento, a continuación presentamos tres posibles escenarios de la reunión:

EN EL MEJOR DE LOS CASOS

En un mundo perfecto para Trump y su equipo, Kim estaría de acuerdo con el "desmantelamiento completo, verificable e irreversible" del programa nuclear de Corea del Norte.

Este objetivo, a menudo referido por el acrónimo CVID, ha sido el objetivo declarado de Washington durante gran parte del período previo a las conversaciones.

Pero la mayoría de los expertos dicen que es muy poco probable que esto suceda rápidamente, si es que lo hace alguna vez.

"Es simple, pero improbable", dice Andrei Lankov, profesor de la Universidad Kookmin en Seúl y director del sitio web de NK News.

En este escenario descabellado, Lankov dice: "Kim Jong Un acepta CVID y luego inmediatamente comienza a enviar todas sus armas nucleares, así como equipos cruciales, a los Estados Unidos o a terceros países".

El problema es que Corea del Norte considera que sus armas nucleares son una póliza de seguro invaluable contra la invasión estadounidense y el intento de derrocar a la dinastía Kim.

Convencer a Kim para que confíe en Occidente y renuncie por completo a sus armas nucleares sería difícil. Él ha visto a Saddam Hussein en Irak y Moammar Gadhafi en Libia abandonar sus programas de armas de destrucción masiva, pero de todos modos se los derroca.

El fantasma de Libia casi descarriló la cumbre de Singapur después de que el Asesor de Seguridad Nacional John Bolton usó su historia como ejemplo.

Los críticos dicen que otro precedente inútil se estableció cuando Trump se retiró del acuerdo nuclear de Irán el mes pasado.

Dentro de la última línea de defensa contra un ataque ICBM de Corea del Norte

Inderjeet Parmar, profesor de política internacional en City, University of London, llegó al extremo de decir que "el objetivo de Trump de desguazar totalmente a Corea del Norte es imposible".

Incluso el propio Trump pareció diluir las expectativas el mes pasado.

"Es un proceso", dijo a los periodistas. "No vamos a entrar y firmar algo el 12 de junio, y nunca lo fuimos".

PEOR DE LOS CASOS

Lo que hace que esta sea una cumbre particularmente importante es el precio potencial de la falla.

No solo Trump y Kim podrían dejar de progresar, su relación podría deteriorarse rápidamente y llevar a la región con ella.


"Lo peor es que los dos líderes se reinciden en el intercambio de insultos personales", dijo Robert Kelly, profesor de ciencia política y diplomacia en la Universidad Nacional de Pusan en Corea del Sur.

La CIA dice que Corea del Norte no renunciará a las armas nucleares, pero podría abrir una junta de hamburguesas

El año pasado, Trump llamó a Kim "pequeño hombre con cohetes" e insinuó que era "bajo y gordo". Kim apodó al presidente de los Estados Unidos "mentalmente trastornado" y "idiota", una palabra anticuada que significa vieja y senil.

Algunos analistas se preocupan por la imprevisibilidad de poner a Trump, un hombre que nunca se avergüenza de decir lo que piensa, en la misma habitación que Kim, un autócrata joven e implacable que ha matado a miembros de su propia familia para consolidar su control del poder.

Lankov, el profesor de la Universidad Kookmin, imaginó cómo las cosas podrían salir mal.


"No se llega a ningún compromiso, uno de los dos principales participantes sale corriendo de la habitación y las tensiones comenzaron a aumentar nuevamente, lo que provocó un conflicto militar en algún momento del año próximo", dijo.

UNA TERCERA MANERA

Muchos expertos creen que el resultado de la cumbre será algo bastante más mundano.


"El mejor caso realista es una reunión cumbre que se lleva a cabo según el cronograma, no se rompe temprano y entrega una declaración conjunta", según Joshua H. Pollack, que también es investigador asociado del Middlebury Institute of International Studies en Monterey.

Estados Unidos no mencionará los derechos humanos en la cumbre de Singapur

Pollack cree que el riesgo de la fusión de la cumbre se redujo con los topes diplomáticos que acompañaban a su cancelación y su posterior reinstalación.

"Este episodio parece haber ayudado a que las dos partes se familiaricen con las posiciones de los demás, a diferencia de sus ilusiones mutuas, y redujo la expectativa de todos

LEA TAMBIEN


Los asuntos a resolver entre Donald Trump y Kim Jong-un

EU lleva décadas intentando la desnuclearización de Corea del Norte, ya sea con diplomacia o con sanciones más graves; Norcorea busca protección y fin a sanciones comerciales













Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información