DINERO

Ya es ley: si quieres una línea de celular debes dar datos biométricos

Crear el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil costará inicialmente 200 mdp, advierte el IFT

  • REDACCIÓN
  • 16/04/2021
  • 21:49 hrs
  • Escuchar
Ya es ley: si quieres una línea de celular debes dar datos biométricos

El Ejecutivo federal publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el decreto por el que entra en vigor este sábado las reformas a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión para ejecutar la creación del padrón de usuarios de telefonía móvil mediante datos biométricos.

Este sábado, el ministro en retiro, José Ramón Cossío en su cuenta de Twitter publicó: "Ya vendrán los amparos y las acciones de inconstitucionalidad. No será nada difícil lograr las declaraciones de invalidez de esas normas".

Lo anterior en referencia a la columna política de Salvador García Soto, quien señala que "Como en los viejos tiempos, en un "sabadazo", ayer por la noche se publicó en el @DOF_SEGOB la cuestionada iniciativa q obligará a 87 millones de mexicanos a dar sus datos biométricos a las empresas de telefonía celular. Hay cosas q no cambian aunque digan q "no somos iguales".


De acuerdo con el DOF, el Instituto Federal de Telecomunicaciones, dentro de los 180 días naturales siguientes a la expedición del Decreto, deberá emitir las disposiciones administrativas de carácter general para la instrumentación del padrón; las empresas de telecomunicaciones deberán realizar el registro de los nuevos usuarios de telefonía móvil transcurrido el plazo de 6 meses contados a partir de que el Instituto emita las disposiciones administrativas de carácter general.

Es decir, el Padrón de Usuarios de Telefonía Móvil podría estar listo, eventualmente, en un año, según los tiempos establecidos por el decreto.

El pasado 13 de abril, el pleno del Senado de la República avaló, en lo general, la creación del Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil, que permitirá a las empresas del sector obtener los datos biométricos de los ciudadanos usuarios de estas compañías. 

La votación se dividió entre 54 votos de Morena y sus aliados, en favor del dictamen; y 49 en contra de la oposición, integrada por el PAN, PRI, PRD y Movimiento Ciudadano. La discusión continúa en lo particular, en la sesión ordinaria de este martes.

CAMPAÑAS INFORMATIVAS

El gobierno federal, a través de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana y el Instituto Federal de Telecomunicaciones, así como los concesionarios de telecomunicaciones, deberán realizar campañas y programas informativos a sus clientes o usuarios para incentivar la obligación de denunciar en forma inmediata el robo o extravío de sus equipos celulares o de las tarjetas de SIM, así como para prevenir el robo de identidad y el uso ilícito de las líneas telefónicas móviles, así como en los casos que se trate de venta o cesión de una línea telefónica móvil.

CONDICIONANTE

Con esta determinación se obligará a los usuarios a entregar datos como huellas dactilares, escaneo del iris y el reconocimiento facial a las compañías de telefonía móvil, para poder tener acceso al servicio, de lo contrario, se cancelarán las líneas telefónicas. Para eso, el dictamen avalado en lo general modifica la Ley Federal de Telecomunicaciones y la Ley de Radiodifusión, que prevé dejar el padrón de datos biométricos bajo resguardo del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

La oposición cuestionó la validez de la votación y adelantó que presentará una impugnación ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para frenar la creación del padrón, pues consideraron que “viola los derechos humanos y los datos personales de los ciudadanos”.

De acuerdo con el DOF, el registro del número de una línea telefónica móvil en el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil será obligatorio para el usuario, quien deberá proporcionar identificación oficial, comprobante de domicilio y datos biométricos, para la activación del servicio de la línea telefónica móvil, en términos de lo establecido en la presente Ley y en las disposiciones administrativas de carácter general que al efecto emita el Instituto.

Los concesionarios de telecomunicaciones y, en su caso, los autorizados, deberán recabar e ingresar la información sobre la identidad, datos biométricos y domicilio del usuario, así como proporcionar la información con la cual se integrará el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil.

Para efectos de lo anterior se utilizarán medios digitales y se permitirán medios remotos, siempre que se garantice la veracidad e integridad de la información, conforme a las disposiciones administrativas de carácter general que emita el Instituto.

Los concesionarios de telecomunicaciones y, en su caso, los autorizados, registrarán la información relativa a altas, bajas, y demás movimientos asociados a la línea telefónica móvil, que permitan mantener actualizado el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil.

El costo de operación anual sería de 100 millones de dólares anuales y su implementación 735 mdp, según el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), para lo cual, ha dicho en reiteradas ocasiones, no cuenta con presupuesto para ello.

ADVERTENCIAS

La base de datos que se construya a partir del Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil será susceptible a que se filtre al mercado negro; en 2011, la base de datos del Renaut, con millones de registros de usuarios de telefonía móvil, se vendía en el mercado negro en 200 pesos, de acuerdo con la Defensa de los Derechos Digitales.

La creación de un Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía móvil viola la constitución en perjuicio de los derechos humanos, vulnera la privacidad y es una medida de régimen autoritario, además se avecina una lluvia de amparos y controversias que podrían llegar a la Suprema Corte, advierten especialistas.

Este martes el Senado avaló la creación del Padrón que deberá recopilar la información de los dueños de más de 126 millones de líneas celulares, además de sus datos biométricos como reconocimiento de iris, huellas dactilares o rostro, una medida que a todas luces “es violatoria, peligrosa e inútil para combatir el delito de extorsión”, tal como lo plantearon los legisladores.

Diego Valadés, investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México dijo que obligar a las personas a poner sus datos biométricos a disposición de empresas privadas, como requisito para recibir un servicio de comunicación, viola la Constitución en perjuicio de nuestros derechos humanos. La mayoría del Senado se equivocó. Es muy lamentable.

Al respecto, José Ramón Cossío, ministro en retiro e investigador en El Colegio de México previó que este registro de usuarios móviles pueda ser declarado inconstitucional.

Martha Tagle, diputada por Movimiento Ciudadano dijo: en diciembre fui de las pocas que se opuso en cámara de diputados a la reforma en materia de telecomunicaciones para el registro de datos biométricos en el padrón de usuarios de servicios móviles”.

Observatel advirtió que, ante las restricciones a derechos humanos y a la conectividad del país, que supondría la entrada en vigor del padrón nacional de usuarios de telefonía , en el momento oportuno hará valer los amparos y medios de defensa que resulten procedentes.

Por su parte, Luis Fernando García, director de la R3D dijo a La Silla Rota que la delincuencia tiene muchas formas para eludir este Padrón: pueden usar teléfonos robados, SIMs de otros países, hacer voz sobre IP.

PRIMERO LOS BANCOS Y AHORA TAMBIÉN LAS TELEFÓNICAS

Si tienes un teléfono celular estarás obligado a registrar tus datos biométricos, pues junto con el comprobante de domicilio y la identificación oficial serán requisitos ineludibles, como parte del padrón de celulares.

Pero, para que te des una idea de lo que complejo que puede resultar una tarea de esta envergadura: de acuerdo con la empresa de consultoría The Competitive Intelligence Unit, al finalizar el cuarto trimestre de 2020, se contabilizaron en el país más de 126 millones de líneas.

De esas 126 millones de líneas, 103 millones (82.3%) están en el segmento de prepago, es decir, que no tienen un contrato firmado con ninguna empresa y solamente adquirieron un chip; los poco más de 21 millones de líneas restantes (17.7%) están en el postpago, esto es, sí tienen un contrato y previamente crearon un registro con su empresa de servicio.

Este Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil con datos biométricos está pensado con el propósito de reducir los delitos de extorsión y secuestro.

Por ello, la Comisión de Comunicaciones y Transportes del Senado de la República avaló el dictamen que propone la creación de este Padrón. El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), será la instancia responsable de operar y recabar la base de datos con la información de todos los usuarios de telefonía celular.

Las empresas de telefonía móvil estarán obligadas a suspender el servicio a los usuarios que no se registren.

UN PADRÓN QUE NO ES NUEVO Y TAMPOCO ES CONFIABLE

La Asociación Mexicana de Derecho a la Información advirtió que este Padrón permitiría a las autoridades de seguridad y de procuración de justicia el libre ejercicio de mecanismos de control sobre las personas usuarias de los servicios móviles mediante el acceso a sus datos personales. Dichas autoridades tendrían acceso a la información del Registro sin orden judicial.

Por su parte, Michel Hernández, abogado especialista en telecomunicaciones, dijo a La Silla Rota que: “no ha habido un solo senador de los que apoyan este registro que explique cómo, en su visión, el padrón con biométricos acabará con las llamadas de extorsión, tampoco uno que diga por qué se justifica tener datos de 120 millones de líneas”.

Además, destacó que uno de los principales riesgos de pretender tener un registro de esa naturaleza es que los datos de millones de personas podrían terminar en el mercado negro

IFT VE POCO FUNCIONAL EL PADRÓN

Previo a la aprobación del Padrón, el IFT argumentó a los legisladores que según los antecedentes del primer registro por su diseño inadecuado había facilitado la comisión de aquellos delitos que se buscó combatir o ha generado lagunas e incentivos para la comisión de conductas como el robo de datos personales; las vulnerabilidades del RENAUT fueron visibles desde los primeros días.

Incluso, a unas horas de iniciar su operación, refirió, aparecieron registros falsos o nombre de personalidades de la historia, la política, los deportes o la farándula. "Basta decir que a mediados de 2010 la Comisión Federal de Telecomunicaciones informó que entre 10 mil y 50 mil registros eran apócrifos(…) el registro de un teléfono mediante nombre y Clave Única de Registro de Población (CURP) no garantiza la veracidad de los datos y menos aún que en el caso de cometerse un delito realmente se atrape al culpable; por el contrario, puede culparse a una persona que no lo sea".

AJ / CJ