DINERO

Videojuegos, la nueva forma de aprender

Estudios sugieren que los videojuegos y la tecnología pueden ser beneficiosos para el aprendizaje

  • ALEJANDRA CEBALLOS VARGAS
  • 22/02/2021
  • 16:15 hrs
  • Escuchar
Videojuegos, la nueva forma de aprender

A pesar de la mala reputación que en ocasiones han tenido los juegos de video, se cree que pueden convertirse en más que hobbies. Cada vez más, los videojuegos se usan como herramientas para promover la educación y adquirir habilidades profesionales en un mundo laboral tan cambiante.

"Gran parte de la vida la aprendes jugando y repitiendo. La vida sigue siendo como un juego que tiene mecánicas en las que, si repites un patrón o condición, obtienes un resultado. A partir de esa estructura, es como los juegos se pueden convertir en una herramienta de enseñanza," afirma Jorge Suárez, director general de la empresa de innovación Amber México.

Algunas de las habilidades promovidas por los videojuegos son el trabajo colaborativo, la solución de problemas, la atención al detalle, la creatividad y el liderazgo. Además, estudios demuestran que mejoran habilidades como la inteligencia colectiva y la comunicación entre humanos y computadoras.

Se cree que el uso de videojuegos como herramienta para el aprendizaje puede beneficiar principalmente a los jóvenes de la llamada "Generación Z", de los cuales 90% se consideran gamers.

Uno de los estudios más recientes fue llevado a cabo por The Competitive Intelligence Unit (The CIU) y el ITAM en México. Los resultados demostraron que el uso de herramientas como la inteligencia artificial y la realidad virtual pueden ayudar a los jóvenes a adquirir conocimientos en varias áreas, como la programación y comunicaciones digitales.

Las conclusiones del estudio resultaron en la iniciativa Pocket Classroom. Considerando que en México hay mas de 111 millones de Smartphones y que el 72% de sus usuarios lo utiliza para jugar videojuegos, la iniciativa argumenta que cada Smartphone "puede y debe" ser utilizado como un salón de clases portátil.

Sin embargo el principal problema de esta idea, el cual es reconocido en el estudio, es la brecha de conectividad que aún existe en el país. Se calcula que en México, solamente el 56% de los hogares cuenta con acceso a internet y que 77% de las personas tienen acceso a este en sus dispositivos móviles.

Para solucionar este problema, Pocket Classroom propone un esquema de cobro revertido. Funcionaría como un número 1-800, en el cual la organización que recibe el mensaje (o en este caso, que proporciona el sevicio) es quien debe pagar por el mismo. Por lo tanto, el sevicio sería gratuito para los usuarios.