DINERO

Tras quiebra de Banco Famsa, Bancoppel se dice fuerte

El banco que opera en tiendas Coppel tiene 887 mil personas en el programa de diferimiento de pagos, su CEO se dice listo para enfrentar la crisis por covid

  • ARTURO JIMÉNEZ
  • 08/07/2020
  • 18:08 hrs
  • Escuchar
Tras quiebra de Banco Famsa, Bancoppel se dice fuerte
Julio carranza, CEO de Bancoppel (Foto: Cuartoscuro)

Luego de la revocación de licencia por malas prácticas de Banco Ahorro Famsa, la opinión pública puso sobre la lupa la operación de los modelos de negocio de los bancos más pequeños en el país y especial atención en los esquemas banco-tienda como los casos de Banco Azteca con su tienda Elektra y Bancoppel, con sus unidades Coppel, ambos enfocados a un perfil del sector informal de la economía y a pequeños negocios, lo que se tradujo como una exposición mayor al riesgo.


Con la crisis generada por el desempleo por la crisis económica y la pandemia de covid-19, la falta de pago de créditos de clientes bancarios empezó a ser cada vez más presente mientras la rentabilidad de algunas de estas instituciones puede verse deteriorada. Tanto que en mayo la utilidad de la banca registró una caída de 30.9%, y registró un saldo de 48,000 millones de pesos, contra los 68,000 millones obtenidos en mayo del 2019, de acuerdo con datos oficiales.

Ante este contexto, Julio Carranza, director general de BanCoppel, resaltó que durante la emergencia sanitaria por covid-19 Bancoppel ha mantenido sus fortalezas y capacidades, logrando un Índice de Capitalización (ICAP) de 26.7%, uno de los más altos de la banca mexicana, mientras que los activos totales suman casi 90 mil 386 millones de pesos.

En entrevista vía cuestionario, el directivo del banco que cuenta con 30 millones de clientes y 1,195 sucursales en más de 450 ciudades, resaltó que actualmente su base de clientes es precisamente lo que le ha permitido obtener la liquidez con la que cuenta el banco actualmente.

Covid: el contexto

El Índice de Morosidad (IMOR), que representa el retraso en el cumplimiento de pago de créditos, ha aumentado de manera considerable en este tipo de bancos. De diciembre a abril, el IMOR de Banco Azteca pasó de 3.6% a 11.20% en dicho periodo; y el de Bancoppel subió de 9.6% a 14.71%, mientras que el alza del promedio del sistema bancario fue de apenas 0.12 puntos porcentuales, a 2.32%.

De acuerdo con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), la aplicación de algunas medidas como el diferimiento de pagos de créditos por la crisis del covid afecta la comparabilidad; ante ello, durante mayo la banca en general registró menores ingresos por intereses, comisiones y creció el rubro de estimaciones preventivas para riesgos crediticios.

Los bancos con un Índice de Capitalización (Icap) inferior al 13% en abril son ABC capital con 10.97%; Autofin, 12.68%; Ve por Más 12.21%; y Sabadell 12.37 por ciento. Otros bancos con retorno de inversión (ROE) negativo son: Azteca, ABC Capital, Accendo, Forjadores, Dondé y Pagatodo.

Con cifras actualizadas a junio, Bancoppel registró un índice de morosidad del 12.9%, a nivel de todo el banco.

“Para apoyar a nuestros clientes, actualmente contamos con 887 mil personas inscritas en el programa de apoyo para el diferimiento de pagos, que representan el 20% de los créditos que podían ingresar en este tipo de programa”, explicó.

De forma adicional, estamos haciendo proyecciones para el cierre de año y decidimos realizar reservas preventivas de más de 500 millones de pesos, lo que permitirá soportar el impacto que pudiera tener la crisis

“El IMOR revisado en los últimos meses, a partir de la emergencia sanitaria, te pueden llevar a un sesgo de los resultados, pero si tú comparas mismo mes respecto al año anterior podrás observar el comportamiento real de este rubro en donde BanCoppel ha hecho un gran trabajo en mantener una cartera hacia la baja en la tasa de morosidad".

Banco-tienda no son problema

Sobre Banco Ahorro Famsa, el director general de Bancoppel defiende el concepto banco-tienda

No tiene nada que ver con un problema en el sector y tampoco con que sea un banco dentro de una tienda. Banco Famsa tuvo problemas en su administración y temas con la autoridad reguladora, motivo por el que se tomó la decisión de revocarles la licencia

Por ello, afirma, no resulta conveniente hablar de “tipos de bancos”, más bien, se debe poner atención en si un banco está haciendo las cosas bien o no, si se cumple con la regulación, si atiende correctamente a los clientes, si está creciendo su participación en el mercado, si produce utilidades, si estaba listo para enfrentar una crisis fuerte como la pandemia por covid-19, entre otros factores.

Julio Carranza detalla que actualmente, Bancoppel es el segundo emisor más importante de tarjetas de débito y el tercero en tarjetas de crédito en México; abre en promedio 450 mil cuentas nuevas al mes; otorga 180 mil créditos y paga 2 millones de pesos de remesas.

En Bancoppel podemos decir con seguridad que estamos muy bien, que estamos muy fuertes y que vamos a seguir adelante. Creemos que en las crisis también hay oportunidades y, a la par que acompañamos a los clientes, deseamos seguir creciendo.

Banco Azteca: “no somos iguales”

Alejandro Valenzuela, director de Banco Azteca, reconoció que en el rubro de morosidad, la firma que representa presenta tiene actualmente un índice de 11.75% general, pero explica que esto tiene que ver con una empresa que se declaró en quiebra, aunque el banco ya había reservado esa pérdida con anticipación.

En entrevista con el periódico El Economista, puntualizó, la cartera vencida en consumo es de 6.7 por ciento.

“Si bien el modelo es similar, no somos iguales. La forma en que manejamos este banco, simplemente hay que ver sus fundamentales”, indicó.

(María José Pardo)