DINERO

Taxistas hispanos, desplazados de sus barrios de NY por Uber

En Nueva York han dependido de taxis de barrio debido a la falta de celulares o tarjetas de crédito, sin embargo, más de 100 bases han cerrado sus puertas desde que apps como Uber o Lyft empezaron a dominar el mercado

  • REDACCIÓN
  • 02/12/2019
  • 13:09 hrs
  • Escuchar
Taxistas hispanos, desplazados de sus barrios de NY por Uber
Sólo los taxis amarillos, que cuentan con otro tipo de licencias, pueden recoger pasajeros en Manhattan. (Especial)

El negocio de los taxis de barrio que funcionan mediante llamadas telefónicas a las bases en los condados fuera de Manhattan y en los barrios pobres de Nueva York están desapareciendo: había casi 22 mil en 2015 y ahora sólo quedan unos nueve mil 600, según la Comisión de Taxis y Limusinas de la ciudad.

Esto sin importar que los neoyorquinos sin celulares modernos o tarjetas de crédito han dependido durante años de estos taxis, sin embargo, más de 100 bases han cerrado sus puertas desde 2015 cuando aplicaciones como Uber o Lyft empezaron a dominar el mercado, sólo este año 46 cerraron.

Dueños de la base Super Class Radio Dispatch en Bronx contaron a la agencia AP que se han convertido en víctimas de las nuevas normas, que han frenado en Nueva York la emisión de nuevas licencias para todos los servicios de taxis que funcionan con llamadas o a través de aplicaciones del celular para frenar la congestión y el tráfico generado por gigantes como Uber.

Informaron que las pequeñas empresas de taxis comunitarios, de las que muchos migrantes hispanos son dueños, funcionan a través de llamadas que se hacen a un operador, quien a menudo hablan con los clientes en español, pero hace unos cincos años, aseguró, tenía más de 250 taxistas que trabajaban con su base y ahora hay unos 175.

Además, de intentar reducir el tráfico, el nuevo límite de licencias busca aumentar los salarios de los taxistas tras el enorme éxito de las aplicaciones.

Debido a esto las bases de taxis de barrio no pueden reemplazar a los taxistas que se retiran o a los que no pueden renovar su licencia debido a la acumulación de multas pendientes.

Por su parte, la Comisión de Taxis y Limusinas, que regula el sector junto al Concejo Municipal, señala que buscan crear un equipo de trabajo dedicado a analizar la situación de los taxis comunitarios y también destacó que las multas han sido fuertemente reducidas en el sector.

Además asegura que recoger gente en la calle está prohibido para los taxis comunitarios porque supondría un peligro a la seguridad pública.

Sólo los taxis amarillos, que cuentan con otro tipo de licencias, pueden hacerlo en Manhattan. Una clase especial de taxis verdes pueden recoger pasajeros en la calle en los condados fuera de Manhattan.

MJP