DINERO

Sin relación, derechos al acero en EU con otros amagos arancelarios: SE

Economía la considera una investigación “habitual” que se resolverá en los próximos seis meses y asegura que se protegerá a las empresas mexicanas

  • EFE
  • 08/07/2019
  • 21:30 hrs
  • Escuchar
Sin relación, derechos al acero en EU con otros amagos arancelarios: SE
EU anuncia imposición de derechos compensatorios a algunos productos del acero mexicano. (Especial)

La Secretaría de Economía (SE) consideró un proceso “habitual” el anuncio de imposición de derechos compensatorios a empresas mexicanas productoras de acero estructural iniciado por el Departamento de Comercio de Estados Unidos a petición de su industria.

“Esto significa que a partir de esta fecha las exportaciones de las empresas mexicanas involucradas estarán sujetas al pago de derechos antisubvenciones a su ingreso al mercado estadounidense”, estableció.

Estas medidas son resultado de un proceso de investigación que el Departamento de Comercio inició el 4 de enero de este año contra México, China y Canadá a solicitud del American Institute of Steel Construction Full Member Subgroup (Chicago, Illinois).

“Cabe destacar que este tipo de investigación se realiza de manera habitual cuando una industria se siente afectada por importaciones que considera se realizan por medio de prácticas desleales (dumping y subsidios). La investigación en cuestión sigue en curso y será resuelta de manera definitiva en los próximos seis meses”, estableció la SE en un comunicado.

Además se añadió que estos derechos antisubvenciones no tienen relación alguna con los aranceles impuestos al acero y al aluminio bajo la Sección 232 que se refiere a Seguridad Nacional de Estados Unidos, pues como es del conocimiento del público, México junto con Canadá fueron excluidos de dichos aranceles el 20 de mayo de 2019 luego de una ardua negociación.

Y aclaró que tampoco guardan relación alguna con la amenaza de imponer aranceles a todas las exportaciones de México a Estados Unidos anunciada por el presidente Donald Trump el 30 de mayo pasado.

“El gobierno de México continuará participando activamente en el procedimiento antisubvenciones como lo hizo desde el inicio de 2019. Las empresas involucradas en la investigación contarán con el apoyo de la Secretaría de Economía para la defensa de sus intereses”, afirmó.

Estados Unidos anunció este lunes la imposición de derechos compensatorios a las importaciones de algunos productos de acero de México, alegando que este país subsidió injustamente a su industria local, informó el Departamento de Comercio.

La decisión tiene lugar dos meses después de que el presidente Donald Trump acordara levantar los aranceles al acero y al aluminio de México y Canadá, en momentos en que los tres países buscan ratificar el T-MEC, el nuevo acuerdo de libre comercio de América del Norte que debe reemplazar al TLCAN.

El Departamento de Comercio determinó que el acero importado utilizado en la construcción se beneficiaba de subsidios en México y Canadá, pero en el caso de Canadá los subsidios eran insignificantes, por lo que no se impusieron derechos de represalia.

La investigación preliminar también concluyó que China estaba subsidiando a su industria local, por lo que también le aplicará derechos aduaneros compensatorios.

Según la pesquisa del Departamento de Comercio, los exportadores de acero estructural recibieron subsidios del 30.30% al 177.43% en China, y de hasta el 74% en México.

En base a estos hallazgos provisionales, Estados Unidos comenzará a cobrar impuestos adicionales sobre las importaciones de China y México. Éstas representan ventas de 897,5 millones de dólares para China, y de 622,4 millones para México.

El gobierno de Trump tomó esta medida en respuesta a una demanda presentada en febrero por los productores de acero de Estados Unidos, pero podría revocarse.

La Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos (USITC por sus siglas en inglés), una agencia federal independiente, a veces bloquea las acciones del Departamento de Comercio si encuentra que las empresas estadounidenses no fueron perjudicadas por los subsidios. La USITC debe dar su opinión antes del 2 de enero de 2020.

JGM