ACERO Y ALUMINIO

Riesgoso, "ojo por ojo" comercial, advierte OMC

Guerra por aranceles podría llevar a recesión, según el organismo; gobiernos de México y Europeos responden que no es con amenazas como se evitan obstáculos comerciales
Riesgoso, ojo por ojo comercial, advierte OMCEste lunes sindicatos brasileños protestaron frente al Consultado de Estados Unidos por las intenciones de Trump de imponer aranceles al acero. (EFE)

La amenaza del presidente de Estados Unidos Donald Trump de imponer aranceles de 25% a las importaciones de acero y de 10% al aluminio, recibió de inmediato una enérgica respuesta mundial, incluyendo la advertencia de la Organización Mundial de Comercio (OMC) en el sentido de que una guerra comercial podría llevar a una recesión internacional.

Trump dijo que podría eliminar los aranceles anunciados a las importaciones de acero y aluminio de Canadá y México si se logra "un nuevo y justo" Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), actualmente en negociación.


"Tenemos grandes déficit comerciales con México y Canadá. TLCAN, que está bajo renegociación ahora mismo, ha sido un mal acuerdo para EU. Enorme deslocalizaciones de empresas y trabajos", dijo Trump en su cuenta de Twitter.

Como consecuencia, el mandatario subrayó que "los aranceles al acero y aluminio solo se quitarán si se firma un nuevo y justo TLCAN", en vigor desde 1994, aunque no ofreció más detalles.


El mensaje del presidente estadounidense coincidió con el cierre de la última ronda de conversaciones sobre el TLCAN en la Ciudad de México, con la presencia de los jefes negociadores de los tres países.



"México no debe estar incluido en la propuesta del gobierno de Estados Unidos, de aplicar aranceles a las importaciones de acero y aluminio", dijo el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal.

El titular de Economía dijo que la medida de Trump es una manera equivocada de incentivar la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Desde Bruselas el mensaje fue claro y contundente: Las medidas de defensa comerciales que la Unión Europea (UE) tiene previsto adoptar en el caso de que Estados Unidos formalice los aranceles al acero y al aluminio anunciados el pasado jueves serán "proporcionadas" y equivalentes al volumen de los productos europeos afectados, dijeron fuentes comunitarias.

La UE prepara su lista de medidas de salvaguardia y de defensa comercial, así como el lanzamiento de procedimientos de arbitraje en el marco de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Esta respuesta, sobre la que no han trascendido cantidades ni productos afectados, incluirá aspectos de defensa comercial que no funcionarán únicamente contra el acero y el aluminio estadounidenses, sino que podrían incorporar aranceles a otros productos procedentes de Estados Unidos.


TAMBIÉN PUEDES LEER: México y Canadá evitarán aranceles si firman nuevo TLCAN: Donald Trump


En cualquier caso, "la cantidad de medidas de defensa comercial debe ser equivalente a la cantidad de daño (en términos económicos) que las medidas estadounidenses hagan a nuestros productos", subrayaron las fuentes.

El gobierno alemán afirmó que las políticas de "aislamiento" y "proteccionismo" del presidente estadounidense, Donald Trump, son el "camino equivocado" e insistió que una "guerra comercial" no beneficia a nadie.

En una rueda de prensa ordinaria, el portavoz del Ejecutivo, Steffen Seibert, reiteró que Alemania está a favor del comercio libre y los mercados abiertos y que el gobierno está convencido de que "reducir conjuntamente las barreras comerciales es el camino correcto".

Esta reducción de obstáculos comerciales "no se logra mediante amenazas", sino a través de negociaciones, subrayó.

Agregó que la canciller, Angela Merkel, y su gobierno "siempre han defendido una reducción de los obstáculos comerciales, en concreto mediante un acuerdo comercial transatlántico".


"No queremos una escalada de la situación y mucho menos una guerra comercial" que no beneficia ni a Alemania, ni a Europa, ni a Estados Unidos, afirmó el portavoz de Alemania, Steffen Seibert

.

El fin de semana Trump tuvo el primer jaloneo con el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, quien respondió que los países miembros se defenderán de los nuevos aranceles con medidas similares para productos como las "motocicletas Harley-Davidson, los pantalones Levi's o el whisky bourbon".

Trump replicó el sábado con una amenaza de más aranceles: "Si la UE quiere aumentar, aún más, sus ya de por sí enormes tarifas y barreras a las empresas estadounidenses que operan allí, nosotros simplemente aplicaremos un impuesto sobre sus vehículos que fluyen libremente por Estados Unidos"

El director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Roberto Azevêdo, tuvo que reaccionar con la advertencia de que responder con "ojo por ojo" es muy peligroso y que una guerra comercial como consecuencia de decisiones proteccionistas podría llevar al mundo a una "profunda recesión".

"En vista de recientes anuncios sobre políticas comerciales, está claro que ahora vemos un riesgo más alto y más real de que comience una escalada de barreras comerciales en todo el mundo", afirmó Azevêdo en una reunión especial para tratar sobre las recientes tensiones comerciales tras la decisión estadounidense de anunciar altos aranceles a la importación de acero y aluminio.


"No podemos ignorar este riesgo y urjo a todas las partes a que consideren y reflexionen profundamente sobre esta situación. Una vez tomemos este camino, será muy difícil cambiar de dirección. El ojo por ojo nos convertirá a todos en ciegos y al mundo caerá en profunda recesión", dijo el director de la OMC

.

Tras la decisión del Gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, varias capitales anunciaron que no se quedarían con los brazos cruzados y que sus países establecerían a su vez aranceles y barreras comerciales a productos de Estados Unidos, lo que hizo crecer el miedo generalizado de una guerra comercial mundial.

Trump respondió diciendo que las guerras comerciales "son buenas y fáciles de ganar".

"Tenemos que hacer un esfuerzo para evitar la caída de las primeras piezas de dominó. Todavía tenemos tiempo", auguró Azevêdo, mostrando la profunda preocupación de la OMC, órgano que rige el comercio mundial.

En Washington, el republicano Paul D. Ryan, presidente de la Cámara de Representantes, criticó los aranceles propuestos por el Presidente Trump para el acero y el aluminio el lunes, diciendo que podrían conducir a una guerra comercial perjudicial.

"Estamos extremadamente preocupados por las consecuencias de una guerra comercial y estamos instando a la Casa Blanca a no avanzar con este plan", dijo una portavoz del Sr. Ryan en un comunicado. "La nueva ley de reforma fiscal ha impulsado la economía y ciertamente no queremos poner en peligro esas ganancias".


ASÍ PODRÍA RESPONDER MÉXICO


México puede aplicar aranceles a Estados Unidos, en caso de que este país imponga cuotas a la importación de acero y aluminio mexicanos.

"Estamos conscientes que una medida como la 232 va a causar una distorsión en el mercado. México tendrá que reaccionar de manera equivalente, tendrá que reaccionar en medio de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), es un irritante para México y otros países", expresó Salvador Behar, jefe negociador adjunto del equipo mexicano.

En su defensa, México puede aplicar cualquier medida similar equivalente al daño económico que cause la aplicación de los aranceles al acero y aluminio mexicanos, pueden ser aranceles a productos estadounidenses, cupos (restringir el límite de los envíos estadounidenses libres de impuestos), o cupos estacionales, explicó el socio del despacho legal Santamarina & Steta, Alejandro Luna.

Estas medidas pueden aplicarse apelando al anexo 805 del TLCAN, el cual es el camino más rápido, pues pueden imponerse en cuestión de meses, detalló Luna.

Apelar a este mecanismo sería lo más conveniente, en vez de solicitar paneles de solución de controversias que pueden durar meses y hasta años, para impugnar estas medidas a través de la OMC o al capítulo 19 del TLCAN (mismo que Estados Unidos quiere desaparecer del Tratado), explicó el internacionalista Enrique Zavala, director de la Asociación Nacional de Importadores y Exportadores de la República Mexicana (ANIERM).

Zavala explicó que las medidas que se pueden imponer por parte de México ya han sido aplicadas.

El caso más conocido es la aplicación de aranceles a más de 100 productos, cuando en el sexenio de Felipe Calderón, Estados Unidos no cumplió con las disposiciones en materia de transporte transfronterizo estipuladas en el TLCAN en sus inicios, detalló Zavala.


Con información de Expansión


LEA TAMBIEN


Guerra del acero de Trump causa desplome de bolsas

Ante el anuncio de Trump de imponer aranceles a importaciones de acero y aluminio, las bolsas en el mundo resintieron los efectos de las declaraciones


LEA TAMBIEN


Videgaray responde a Trump sobre tráfico de drogas

A través de Twitter se registró este nuevo enfrentamiento entre los gobiernos de México y EU










Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información