DINERO

Regresa el debate de los derechos de autor de artesanos por bolsa Zara

La tienda de moda Zara fue criticada por lanzar a la venta unas "bolsas shopper" en 700 pesos, semejantes a las bolsas de mandado usada en los tianguis

  • REDACCIÓN
  • 07/07/2020
  • 17:20 hrs
  • Escuchar
Regresa el debate de los derechos de autor de artesanos por bolsa Zara
Zara es criticada por la similitud de su producto con las bolsas de mandado. (FOTO:ESPECIAL)

El debate por la falta de protección de los derechos de autor de artesanos fue avivada luego que se hiciera viral la venta de una bolsa de la marca Zara.

La tienda española Zara recibió cientos de críticas y hasta fue acusada nuevamente de apropiación cultural por lanzar a la venta unas “bolsas shopper”, las cuales tienen un gran parecido a las bolsas tradicionales de mandado que se usan en México en los tianguis. 

La gran diferencia es el costo, pues estas bolsas cuestan trece veces más que la de los mercados. En México se encontraba a la venta por 649 pesos, aunque por la tarde el producto dejó de salir en su página web. 

Ahora solo puede adquirirse en España, por 22.95 euros, unos 590 pesos mexicanos. Este tipo de bolsas se venden entre 20 y 50 pesos en los mercados del país e, incluso, son un poco más grandes que las que Zara ofrece en su tienda en línea, que miden poco más de 30 centímetros de largo por 25 de ancho.

En Twitter, el descubrimiento de este bolso ha provocado críticas, bromas y reclamos entre los usuarios.

La directora de la Red de Artesanos y Productores Manos Creativas, Magdiel Montalvo, señaló a Verne, que si bien una bolsa tradicional de mercado no es un objeto artesanal, se trata de un movimiento mercadológico por parte de la empresa. 

Aunque no se puede hablar de plagio en este caso, dijo, sí de una venta a precios muy altos de una pieza tradicional con contexto histórico y cultural. 

Otros usuarios acusaron a la marca de apropiación cultural, pues no es la primera vez que tiendas de moda como Zara ponen a la venta productos “inspirados” en diseños tradicionales de artesanos mexicanos a precios altos y sin dar ningún reconocimiento a los pueblos.

De acuerdo con la lista BrandZTM de las 100 marcas con mayor valor, elaborada por Kantar y WPP este año y publicada a finales de junio, Zara se colocó en el puesto número 57 siendo la única marca española presente en la clasificación, junto con Movistar, en el lugar 80.

Aunque Zara redujo su valor de marca respecto a 2019 en un 6%, alcanzó los 21,286 millones de dólares, a pesar del impacto del coronavirus. 

ARTESANOS DESPROTEGIDOS EN LA CONGELADORA

En 2015, la cantante Susana Harp denunció a través de sus redes sociales que la marca francesa Isabel Marant vendía en una tienda de San Diego una blusa típica de Santa María Tlahuitoltepec, Oaxaca.

La noticia se esparció y acusaron a la marca de plagio. La presión fue tal que la diseñadora francesa reconoció que efectivamente el diseño provenía de una comunidad mexicana y no pretendía adueñarse de él.

A ello, han seguido numerosos casos de marcas que usaron sin ningún tipo de crédito o permiso diseños de comunidades indígenas de Oaxaca, Chiapas e Hidalgo, entre 2012 y 2017, de acuerdo con un análisis realizado por la organización Impacto, donde figuraron marcas como Zara, Madewell, Rapsodia, Pineda Covalín, Mara Hoffman, las cuales han usado brocados, bordados y los tenangos de pueblos originarios. 

Estas marcas no dieron el crédito de los brocados a las comunidades, ni trabajaron con las artesanas, sólo tomaron sus diseños y los reprodujeron en sus prendas. 

Ante ello, para 2019 el Senado de la República aprobó la Ley General de Salvaguardia de los Elementos de la Cultura e Identidad de los Pueblos y Comunidades Indígenas, que fue turnada a la Cámara de Diputados, para proteger a los grupos y comunidades indígenas del plagio y robo de sus creaciones artísticas, que llevan a cabo empresas internacionales y marcas trasnacionales.

Aunque en aquel momento fue enmarcada en carácter de urgente, continúa sin ser aprobada por la Cámara baja. 

Hasta el 17 de junio, las comisiones unidas de Gobernación y Población y la de Pueblos Indígenas definieron la ruta de trabajo para el análisis y dictaminación de cinco iniciativas relacionadas con la expedición de la Ley General de Consulta a Pueblos y Comunidades Indígenas y Afromexicanas.

En reunión virtual, también avalaron un documento base o predictamen, el cual será perfeccionado y ratificado una vez que las reuniones presenciales reinicien en la Cámara de Diputados.