DINERO

"Recibí un email diciéndome que gané un premio, pero me pedían mis datos"

Las estafas “te ganaste un premio” son más comunes de lo que podemos pensar, lo importante es estar alerta en donde dar clic en ningún enlace y responder

  • REDACCIÓN
  • 16/11/2021
  • 19:13 hrs
  • Escuchar
Recibí un email diciéndome que gané un premio, pero me pedían mis datos

Últimamente los delincuentes envían mensajes incitando a los usuarios a visitar sitios fraudulentos o a descargar archivos que podrían infectar su dispositivo móvil, con la finalidad de obtener información valiosa que sirva para algún acto delictivo.

Generalmente este tipo de mensajes impactan a las personas que tienen poca experiencia o habilidad para el uso de dispositivos electrónicos, y a través de mensajes atractivos, o indicando de ofertas o premios que ganaron es que la gente llega a caer en dichos fraudes, entregando la información que se les solicita.

La mayoría de las veces los delincuentes buscan obtener información personal para cometer un delito mayor

Casi todos tienen como punto en común que se le invita a la vÍctima a ingresar a una página web falsa, donde se solicitan datos personales, mismos que después serán usados con otros fines. En otros casos los atacantes buscan infectar el dispositivo móvil del usuario para robar información confidencial, como contraseñas y datos de cuentas bancarias.


La ingeniería social, una vez más, triunfa como principal estrategia de engaño. En esta ocasión, los delincuentes intentan captar tu atención enviándote correos con asuntos y mensajes llamativos, ¡qué mejor forma que diciéndote que has sido ganador de un fantástico premio! Se trata de la excusa perfecta para obtener información sobre ti…

¿Cómo lo consiguen?

Generalmente, este tipo de fraudes funcionan de la siguiente forma:

Los delincuentes te envían un correo electrónico con un asunto llamativo: “¡Has ganado un premio!”, “Urgente, has sido premiado” o “Ganador lotería”.

El correo suplanta (phishing) a empresas, servicios o personas importantes para dotar de mayor credibilidad al mensaje.

Bajo alguna excusa, te dicen que has sido premiado con un premio o lotería. En ocasiones, te “regalan” cantidades de dinero muy elevadas.

El requisito necesario para recibir el premio es facilitar información personal sobre ti: nombre, apellidos, dirección postal, teléfono móvil… y lo más importante, tus datos bancarios, para hacerte el ingreso en el caso de que el supuesto premio es dinero.

Si te crees el mensaje, y envías la información, en principio deberías recibir tu premio… ¡pero no lo  harás! Ya que no existe tal recompensa, era todo una mentira para obtener tus datos para: enviarte correo spam o malicioso, efectuar otros fraudes utilizando tu identidad, extraer dinero de tu cuenta bancaria, etc.











cj