DINERO

Proponen impuesto para quienes hacen home office

Se trataría de un impuesto del 5% para quienes hacen home office y el destino de este recurso sería destinado a los empleados con menor sueldo

  • REDACCIÓN
  • 11/11/2020
  • 13:21 hrs
  • Escuchar
Proponen impuesto para quienes hacen home office
Según una encuesta más de la mitad de los que hacen home office quieren seguir haciéndolo entre dos y tres días a la semana. Foto Twitter

Los empleados que realizan home office desde el inicio de la pandemia por covid-19 podrían pagar un impuesto  de 5 por ciento sobre su salario, dinero que podría ser destinado para todos aquellos trabajadores esenciales, que en muchas ocasiones tienen sueldos menores.  

SIGUE AQUÍ LA COBERTURA SOBRE EL CORONAVIRUS EN MÉXICO

La propuesta se encuentra dentro del último informe del servicio de investigación del Deutsche Bank que indaga en cómo reconstruir el mundo tras la pandemia por covid-19 y aborda el cambio climático al futuro de las ciudades, pasando por la reforma del sistema capitalista, las criptomonedas, la fiscalidad y el mundo laboral.

"Trabajar desde casa será parte de la nueva normalidad mucho después de que haya pasado la pandemia", argumenta el autor de la propuesta Luke Templeman.

La pandemia es un privilegio por el que debe pagar ya que se reciben beneficios financieros directos e indirectos y deberían pagar impuestos para suavizar el proceso de transición para aquellos que han sido desplazados de sus trabajados.

De acuerdo con Templeman este nuevo impuesto tiene sentido para ayudar a los trabajadores esenciales desde un punto de vista personal y económico.

Con la creación de este impuesto se podría recaudar 48 mil millones de dólares al año en Estados Unidos y alrededor de 16 mil millones de euros en Alemania, para financiar subsidios para personas de bajos ingresos y trabajadores esenciales que no pueden trabajar de forma remota.

Según la encuesta de Deutsche Bank Research, el trabajo remoto que sea dado como resultado de la pandemia de covid-19, puede perdurar a medida que muchos profesionales descubren los beneficios financieros, personales y profesionales del cambio.

Según los resultados, más de la mitad de los que trabajan vía remota quieren seguir haciéndolo entre dos y tres días a la semana incluso después de que termine la pandemia.

De acuerdo con la encuesta, trabajar desde de casa ahorra dinero en traslados, almuerzos y socialización, además ofrece una mayor seguridad y flexibilidad laboral, según Deutsche Bank.

Sin embargo, las personas que realizan home office también están contribuyendo menos a la infraestructura de la economía, lo que podría extender la caída del crecimiento nacional, señalaron.

 

kach