DINERO

Prevé AMLO corrupción en créditos del BID

El BID y el Consejo Mexicano de Negocios defendieron que el plan crediticio no involucra a Hacienda como aval, ni hay recursos del sector público

  • MARCO ANTONIO MARTÍNEZ
  • 28/04/2020
  • 10:04 hrs
  • Escuchar
Prevé AMLO corrupción en créditos del BID
Edmundo Manuel García, secretario General Nacional de la Confederación de Agrupaciones Sindicales Mexicanas; Antonio del Valle Perochena, presidente del Consejo Mexicano de Negocios; Gustavo de Hoyos Walter, titular de la Coparmex; Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, y Arturo Herrera, secretario de Hacienda. (Foto: Archivo Cuartoscuro)

Un nuevo encontronazo se registró entre el presidente Andrés Manuel López Obrador y la iniciativa privada. La razón fue el crédito para micros, pequeñas y medianas empresas (Mypymes) que gestionó el Consejo Mexicano de negocios (CMN) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) con un monto de 290 mil millones de pesos.

El acuerdo, anunciado este 26 de abril, fue criticado un día después por el presidente López Obrador, quien en su conferencia mañanera dijo que no le gustó "el modito" del BID de haber usado de aval a la Secretaría de Hacienda y cuestionó si él estaba de florero, y también dejó entrever sus dudas sobre si dicho crédito no afectará las arcas del gobierno e incluso pueda convertirse en un nuevo Fobaproa.

En adición, este martes 28 de abril, AMLO dijo que pese a que acuerdos de la iniciativa privada argumenten que tienen el fin de rescatar a las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), estos "son sinónimo de corrupción" .

"Desde luego que la iniciativa privada puede hacer sus trámites y conseguir sus créditos, nosotros nos estamos ocupando de los pequeños empresarios, con estos créditos (de 25 mil pesos) que se están dando y al mismo tiempo se ayuda a los medianos y a los grandes empresarios, porque al haber dinero abajo, la gente tiene para gastar, se fortalece la capacidad de consumo, venden las corporaciones ¿que es lo que estamos haciendo? entregar recurso para que la gente tenga capacidad de compra y esto reactiva la economía", detalló.

Sin embargo, dijo que "aunque sea dicho que es utilizado para apoyar a la pequeña empresa, aunque sea utilizado que es para que haya crecimiento económico, aunque se ha utilizado para crear empleos, lo que está demostrado es que esos rescates arriba son equivalentes a corrupción, son sinónimo de corrupción".

También el lunes pasado criticó que el Banco de México haga préstamos con recursos de los mexicanos, aunque el Banco no tiene esa función, de acuerdo con el analista económico, José Luis de la Cruz Gallegos.

Pero la iniciativa privada salió a pedir al presidente dejar atrás posiciones ideológicas. Fue el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar, quien aclaró que no se había pedido un rescate, y sólo fue un asunto de liquidez para reactivar al sector productivo de México.

Por su parte el presidente del CMN, Antonio del Valle aclaró que el acuerdo logrado entre el organismo y el BID tiene el visto bueno de la Secretaría de Hacienda y no representa un aval crediticio ni endeudamiento del gobierno y consideró que el presidente tuvo un "mal entendido".

El 26 de abril se dio a conocer el acuerdo que causó las críticas del titular del Ejecutivo. El crédito, de 12 mil millones de dólares, otorgado por el brazo financiero del BID, busca facilitar créditos para 30 mil mypymes. El CMN informó que el financiamiento se enfocará en las mypimes que forman parte de las cadenas de valor de las grandes empresas.

"El factoraje está basado en el financiamiento a través de factoraje inverso, instrumento que permite a las mypymes obtener una alternativa de financiamiento y a tasas muy atractivas", de acuerdo con el comunicado que envió el organismo.

Pero la reacción de López Obrador se registró la mañana de este 27, en su conferencia cuya transmisión llega a todo el país y por diversos canales del sistema público de radiodifusión y las redes sociales.

Dijo que no se opone a los créditos, pero "siempre y cuando no sea a costillas del erario". Incluso, expresó su molestia por el acuerdo logrado y en el que deslizó no fue consultado.

"Además no me está gustando el modito de que se pongan de acuerdo y quieran imponernos sus planes. ¿Cómo que se aprueba un acuerdo y que hacienda lo avale? ¿Que, estamos aquí de floreros? ¿Qué, el presidente se entera de que hay un acuerdo y nada más van a pedirle a Hacienda que lo avale? ¿O cuando dijeron que el gobierno se adhiera a nuestro plan económico? Es mucha la prepotencia. A ver, no es pleito, no es confrontación. Bueno, sí, confrontación de ideas pero a nadie de ellos que están aquí les va a gustar un Fobaproa dos", advirtió.

Incluso, planteó qué fue lo que se usó como garantías, si fueron las reservas y entonces se lanzó contra el Banco de México.

"El Banco de México es autónomo y vamos a respetar sus decisiones pero sus reservas no son del Banco de México, ni siquiera del gobierno, son de la nación y así todos los créditos hay que cuidarlos si no se cargan a la hacienda pública, ahora sí que se tienen que cargar con presupuesto público, que es dinero del pueblo y habría que debatir a quién rescatar".

LA CONFUSIÓN

El director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), José Luis de la Cruz Gallegos, consultado por La Silla Rota, aclaró que el presidente pudo tener una confusión, ya que el Banco de México no hace préstamos.

"El banco central lo que hace, lo que facilita a través de su política monetaria es que exista liquidez en los mercados, y en este sentido un poco refiriéndonos al anuncio, pareciera la confusión el mecanismo de financiamiento que se logró con el BID, un rubro donde no es el Banco de México el que va a hacer los préstamos. Es un arreglo del sector privado y este banco internacional, probablemente fue una confusión", explicó.

El experto en temas económicos también se refirió al crédito gestionado por el CMN para Mypymes.

"Básicamente es un arreglo donde es una opción, no es algo forzoso donde las mypymes están vinculadas con grandes empresas, pueden tener posibilidad a crédito, liquidez para garantizar sus operaciones, sobre todo por la vinculación que tienen con las grandes empresas. Muchas veces hay que tener los recursos suficientes para poder comprar los suministros que requieren y obtener bienes o servicios y tener a su disposición los recursos. Es algo similar a lo que está haciendo el gobierno federal, solo que en este caso es una instancia internacional la que respalda este mecanismo, pero será una opción adicional para financiarse", agregó.

"Son créditos. A final de cuentas lo que habrá que observar son las condiciones de interés que cada uno tenga y qué tan conveniente es".

Cuestionado sobre si dichos créditos pueden representar deuda, dijo que pública no, ya que se trata de un arreglo entre privados.

"Depende de las condiciones particulares para cada empresa, qué taza y cuál plazo se le vaya a dar. En principio debe ser algo cierto, estable y ciertamente no representa deuda, los particulares deberán evaluar si les conviene o no".

-¿Qué estas empresas hayan recurrido al BID significa que aquí en México no hay apoyos?

-Es un mecanismo novedoso. Dependerá de las empresas a las que va dirigido, el apoyo de negocios va a los micronegocios y algunas pequeñas empresas  pero la mayor parte de pequeñas y medianas no se encuentran vinculadas con mecanismos de apoyo. En ese sentido es una opción adicional y para otras es una nueva opción", concluyó.