DINERO

¿Por qué los recién egresados de la universidad no encuentran trabajo?

Los egresados en México muestran señales de estar en condiciones laborales más adversas en relación con años anteriores principalmente mayores dificultades par

  • REDACCIÓN
  • 21/09/2021
  • 13:32 hrs
  • Escuchar
¿Por qué los recién egresados de la universidad no encuentran trabajo?

Independientemente de la generación que se trate, los recién graduados siempre se enfrentan a un contexto con retos y obstáculos para incorporarse al mercado laboral y comenzar en su primer empleo, de acuerdo con expertos.

Incluso son pocos los privilegiados que tardan menos de 6 meses en encontrar trabajo y que, sobre todo, obtienen un primer empleo en el que la cualificación y la retribución económica responde a sus metas laborales.

Las tres principales causas por las que un recién egresado de la universidad no encuentra trabajo en México, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Egresados 2021 de la UVM (Universidad del Valle de México), son:

-Falta de experiencia (44.4%)

-Falta de vacantes en su campo de estudio (21.1%)

-Vacantes que ofrecen salarios bajos (15.8%)

 

Según esta encuesta, la proporción de nuevos profesionistas con un empleo se redujo 7.4% en el último año y en esa misma medida incrementó la cifra de quienes no tienen trabajo.

Redes informales

Los graduados enfocan su búsqueda de empleo en redes informales, en especial en familiares y amigos. Ésta se mantiene como la primera alternativa de los egresados para encontrar una oportunidad laboral con 35% y supera al uso de las bolsas de trabajo (12.7%) y agencias de empleo (4.1%), mecanismos que garantizan un acceso al mercado con mejores condiciones.

En contraste se ubica la relación entre las redes para buscar trabajo y las condiciones laborales. Los egresados que han conseguido su primer empleo a través de bolsas de trabajo y agencias de colocación tienen un ingreso promedio que va de los 6,657 a 6,808 pesos. La remuneración baja a 5,145 pesos para quienes han encontrado la primera oportunidad a través de un familiar o amigo.

“Incorporarse al mercado con ayuda de un familiar podría lograr que consigan trabajo más rápido, pero no garantiza que ese empleo sea óptimo en cuestiones como la formalidad, ingresos, prestaciones, incluso que sea un trabajo vinculado a su formación profesional”, resaltó la UVM.

 

En otro hallazgo, la ENE confirmó que se mantiene al alza la proporción de jóvenes que tiene que trabajar para costear sus estudios y, al mismo tiempo, disminuyó el apoyo económico de los padres. En la edición anterior, el 16% de los graduados afirmó que financiaba sus estudios con su trabajo, ahora la cifra se ubicó en 21% y refleja las dificultades económicas en los hogares mexicanos.

 

 

 

 

 

cj