DINERO

¿Por qué los mexicanos prefieren el uso de efectivo?

Es el esquema de pagos que utilizan más los mexicanos, aproximadamente 6 por ciento no sabe hacer pagos electrónicos, de acuerdo con la AMVO

  • REDACCIÓN
  • 21/07/2021
  • 20:15 hrs
  • Escuchar
¿Por qué los mexicanos prefieren el uso de efectivo?

A pesar del avance de los pagos digitales que ha dejado la pandemia, el efectivo es el método preferido de los mexicanos

Si bien la crisis sanitaria por la pandemia de la covid-19 propició un menor un, principalmente, por temor al contagio, de acuerdo con una encuesta de Banco de México, se mantiene como el esquema de pago más usado en el país.

Según la Asociación Mexicana de Venta Online, para 5 de cada 10 mexicanos la principal, de usar el efectivo, es que no aceptan en todos lados los pagos electrónicos

Para 46 por ciento, los pagos a veces son tan pequeños, de entre 10, 15 o 20 pesos, que es mejor pagar en efectivo; 34 por ciento lo hace para evitar comisiones bancarias; 27 por ciento piensa que es más práctico; 20 por ciento reconoce que ya es una costumbre y 19 por ciento prefiere el efectivo para no pagar impuestos

Otras respuestas es que reciben sus ingresos en efectivo, no les gusta que el gobierno u otras instituciones tengan sus datos y 6 por ciento dice que, de plano, no sabe utilizar los pagos electrónicos.

El uso de efectivo también está muy relacionado con el temor a ser víctima de un fraude cibernético u otro acto delictivo en internet.

De acuerdo con datos del Banco de México, hasta antes de la pandemia, 93 por ciento de la población de entre 18 y 79 años usaba efectivo. Sin embargo, a raíz de la pandemia se redujo a 86 por ciento. 

Informalidad, otro reto a vencer

De acuerdo con estimaciones recientes de EY y Mastercard, en México la economía informal basada en efectivo representa el 19.2% del PIB. El tamaño de las actividades económicas que están ocultas del escrutinio de las autoridades o que no tienen registro, es de cerca de 4.6 billones de pesos anuales, si tomamos como base el tamaño de la economía en 2019, dio como referencia el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

Gerardo tiene un negocio de venta de refacciones en el estado de México. Lleva al menos tres años "en ese local" pero no está regularizado. "Hacer las cosas de manera legal implica muchos trámites, dinero y complicaciones".

Sus clientes solo le pagan en efectivo y uno que otro vía transferencia bancaria. No acepta el uso de tarjetas bancarias porque "tendría que emitir facturas y eso implicaría darse de alta en Hacienda". 

"Varios clientes me han dicho que porqué no tengo una terminal bancaria, hasta ahora no he perdido clientes por eso pero ha habido a quienes si se les complica que solo aceptamos pago en efectivo", dice.

Por su parte, Adriana vende ropa en un tianguis en la zona de la Gustavo A. Madero. "Como novedad ahora tenemos el pago con tarjeta de crédito o débito y he de reconocer que si nos ha beneficiado, no mucho porque la gente que va al tianguis lleva dinero en efectivo pero si nos hace una diferencia dar este servicio, aunque a veces la gente está temerosa de sacar la tarjeta en el tianguis, pero sobre todo de que les vayamos a hacer un fraude.

De acuerdo con el IMCO, existen acciones que el gobierno mexicano puede implementar para incentivar la adopción de medios de pago electrónicos, reducir el tamaño de la economía informal e incrementar la recaudación fiscal, como:

-Incentivar la adopción de métodos de pago electrónicos por parte del gobierno como una alternativa eficiente y fácil de usar para todos. El gobierno federal y los gobiernos locales deben adoptar medios electrónicos para el pago a proveedores, contratistas de obra públicas, nóminas y esquemas de distribución de programas sociales.

-Implementar incentivos fiscales para consumidores: beneficios, exenciones y reducción de costo por uso de medios electrónicos de pago como tarjetas bancarias

-Desarrollar incentivos fiscales para comercios: reducción del costo fiscal y operativo por aceptar pagos electrónicos en negocios, subsidio de dispositivos como terminales punto de venta y deducciones fiscales por ingresos reportados en medios de pago electrónicos.

-Generar mayor aceptación de medios de pago electrónicos: obligatoriedad de aceptar pagos electrónicos e instalación de dispositivos como terminales punto de venta.

-Impulsar los pagos electrónicos de salarios y prestaciones laborales: requisito de pago de nóminas y otras contribuciones vía transferencias bancarias.

-Establecer montos máximos permitidos de consumo en efectivo: límites máximos de compras que pueden hacerse en efectivo.

No despega

El 30 de septiembre del 2019 se puso en operación de forma oficial y en todo el país, la plataforma de cobro digital, CoDi, por parte del Banco de México (Banxico). El objetivo es reducir gradualmente el uso del efectivo, pero también lograr una mayor bancarización de la población.

Sin embargo, el gran reto para esta iniciativa, es sin duda la cultura de un alto uso del efectivo por parte de la población como medio de pago que hoy prevalece.

De acuerdo con los Resultados de Estudios cuantitativos y cualitativos sobre efectivo 2018, documento elaborado por el banco central, alrededor de 90% de la población usa el efectivo como medio de pago cotidiano; mientras que apenas 12% usa tarjetas de débito; 4% tarjeta de crédito, y sólo 3% realiza pagos o transferencias electrónicas (SPEI).


El documento refiere que 85% de las personas pagan el servicio de luz, agua o teléfono con efectivo; mientras que 69% utiliza este medio para pagar el supermercado; 68% para pagar en tiendas de conveniencia; 65% lo usa en tiendas de ropa y calzado; 57% en servicios médicos, hospitales y medicamentos; 53% en gasolineras; 52% en restaurantes y 51% lo usa para pagar las colegiaturas.

En montos mayores, prefieren pagar con otros medios.






cj