DINERO

¿Por qué la inflación pega más fuerte entre los pobres?

La inflación tienen los peores efectos en las familias de menos recursos pues cuando hay una escalada de precios, su capacidad de compra se ve afectada

  • REDACCIÓN
  • 26/07/2021
  • 15:01 hrs
  • Escuchar
¿Por qué la inflación pega más fuerte entre los pobres?

Uno de los motivos por el que los mexicanos con menores recursos sufren en mayor medida el azote de la inflación es la no alineación entre sus ingresos y la subida de precios: a diferencia de los trabajadores formales, casi tres de cada 10 mexicanos trabajan en el sector estrictamente informal y no cuenta con un mecanismo básico de protección: la revisión salarial, de acuerdo con Raymundo Tenorio, director de la carrera de Economía y Finanzas del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM). 

En una entrevista con El País, el catedrático dio como referencia que "Dentro del sector formal, el 36% de los trabajadores ve revisado su salario anualmente según lo fijado por la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos, dependiente del Gobierno federal, y el 64% negocia cara a cara con el patrón".

"Hay una relación clara entre ingreso e impacto de la inflación: cuanto más bajo es, más daño hace la subida de precios", de acuerdo con el director del Centro de Estudios Educativos y Sociales (CEES), Miguel Székely. "Y si se trata de trabajadores informales, mucho más. Eso es lo que ha sucedido en anteriores crisis económicas y lo que está ocurriendo ahora".

Apoyos insuficientes

"Los apoyos sociales, como el seguro popular o las ayudas que recibe el campo, no son suficientes para hacer frente a la subida de precios", dijo Raymundo Tenorio, del ITESM. "La mejor política pública no son los subsidios", advirtió Miguel Székely, del CEES.

Coincidieron en que "la mejor política pública es, en realidad, la más básica: lograr controlar la inflación".

En el impacto inflacionario también tiene que ver el gasto: los precios de los productos básicos han subido por encima de la inflación promedio. La presencia de estos bienes y servicios en la cesta de consumo de los más humildes es muy superior a la de los segmentos más acomodados de la población.

La inflación en la primera quincena de junio fue de 5.75%, anualizada. Según datos del Inegi, los productos que más aumentaron de precio fueron el transporte aéreo, que subió 56%; el gas LP, que incrementó 34%; la carne de cerdo, con 17%; la gasolina Premium que subió 16.48% y las tortillas de maíz, 13.5 por ciento.



De acuerdo con los especialistas, los que trabajan en la informalidad, tienen menor acceso a herramientas financieras para resguardar el valor de sus ahorros.

Según la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2018, 21.5ohor de la población no realiza ninguna acción para ahorrar y quienes sí lo hacen, usan mecanismos como tandas o de plano lo guardan debajo del colchón.

De acuerdo con el economista, Manuel Sánchez González, diversos estudios estadísticos han confirmado, a nivel mundial, que la mayor inflación agrava los indicadores de indigencia.

"La inflación deteriora el poder adquisitivo del dinero, por lo que actúa como un gravamen sobre los saldos monetarios. Las familias pobres mantienen una proporción elevada de sus recursos en la forma de efectivo, entre otras razones, porque su acceso al sistema financiero es limitado, lo cual, a su vez, les impide utilizar instrumentos de protección contra la inflación", dijo.

Además, con la inflación, los bienes y servicios consumidos por la población de menores ingresos tienden a aumentar su costo más significativamente que los de la población de ingresos altos. Ello puede deberse a factores diversos, siendo uno de ellos la mayor facilidad de actualizar los precios.

También la inflación produce incertidumbre y distorsiones de precios que pueden inhibir la inversión, haciendo menos productiva la mano de obra. De esta manera, se debilita el crecimiento de los salarios reales y el empleo, lo cual afecta más severamente al trabajo no calificado.

Mario Luis Fuentes profesor de la Facultad de Economía de la UNAM aseguró que "los procesos que generan la inflación tienen los peores efectos en las familias de menos recursos pues cuando hay una escalada de precios, su capacidad de compra de la canasta básica se ve severamente impactada.

"La inflación del país en los últimos meses ha impactado de inmediato el valor de las líneas de la pobreza extrema y la línea de la pobreza por ingresos. En efecto, en abril de este 2021 se registró el mayor incremento del año en el valor de la línea de la pobreza extrema en el sector rural, con un 5.1%, mientras que, para los ámbitos urbanos, el incremento fue de 4.9%. Por su parte, la línea de la pobreza que suma a la canasta alimentaria (pobreza extrema) y la canasta no alimentaria, creció en 6.1% para los ámbitos rurales y en 7.1% para los ámbitos urbanos", dijo.




cj