DINERO

¿Por qué amaga Moody's con bajar calificación a México?

La calificadora de riesgo advirtió que de presentarse dos escenarios en la economía mexicana, la calificación soberana del país (A3) caería nuevamente

  • REDACCIÓN
  • 04/09/2019
  • 12:19 hrs
  • Escuchar
¿Por qué amaga Moodys con bajar calificación a México?
La baja en la calificación de meses pasados se debió a "inconsistencias en las políticas económicas". (Archivo)

Dos son los factores por los que la calificadora de riesgo Moody’s perfila una nueva baja en la calificación soberana de México, de acuerdo con Ariane Ortiz-Bollín, analista de la firma.

En este sentido, la nota del país -ubicada en A3- podría reducirse ante una “mayor evidencia de que el crecimiento puede estar en declive”, además de que existan “mayores déficits fiscales que aumenten la trayectoria de la deuda”, en relación al apoyo económico destinado a Petróleos Mexicanos (Pemex), reportó Reforma.

En cuanto a la perspectiva negativa anotada a México en meses pasados, aseguró que la decisión se tomó al considerar que había inconsistencias en las políticas económicas", ello durante la reunión anual de Moody’s: "Inside Latam Series" llevada a cabo este miércoles en la Ciudad de México.

El analista resaltó una falta de realismo en la ayuda a Pemex, así como de congruencia respecto al uso del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP) de dichos apoyos a la petrolera y su posterior cancelación. Ello, apuntó Ortiz-Bollín, no permita que haya predictibilidad en las acciones de la administración federal de Andrés Manuel López Obrador.

Aunado a ello, se pone de relieve la cancelación del aeropuerto de Texcoco y la renegociación de los contratos de gasoductos. 

"La falta de predictibilidad reduce la inversión y merma la confianza del sector privado. Además, la falta de contundencia para ayudar a Pemex debilita el espacio fiscal del Gobierno",expuso.


CRECIMIENTO ECONÓMICO

En cuanto a la perspectiva de crecimiento del PIB del País, el analista dijo que se estima que exista una tasa de 0.5 y 1.5% en 2019 2020, respectivamente. 

La cifra del próximo año no es alentadora, ya que se trataría de un número inferior a lo promediado en los cinco años previos, destacó Ortiz-Bollín. 

Otro de los indicadores que pueden quedar cortos al fin de este año es el superávit fiscal, y para 2020 el riesgo en este rubro provendría de Pemex.

Para incrementar la producción de la petrolera, apuntó, así como para mantener las reservas probadas, se necesitarían más apoyos para exploración. Sin embargo, el impacto de ello se extendería por 3 años más.

djh