DINERO

Plan de AMLO de internet para todos se tambalea: ALTAN va a concurso mercantil

En México alrededor del 30% de la población no tiene acceso a internet, según cifras oficiales

  • REDACCIÓN
  • 13/07/2021
  • 21:20 hrs
  • Escuchar
Plan de AMLO de internet para todos se tambalea: ALTAN va a concurso mercantil

El proyecto del presidente Andrés Manuel López Obrador de dar conectividad a internet a todo el país a más tardar en el 2022 podría verse seriamente afectado, luego de que Altán Redes, empresa que opera la Red Compartida y con la cual se apoyaría el gobierno, solicitó iniciar un concurso mercantil, por los problemas financieros que atraviesa.

Desde hace ya varios meses había trascendido que Altán evaluaba solicitar el concurso mercantil aquí, e incluso acogerse a un Chapter 11 en Estados Unidos; La Red Compartida es la piedra angular del proyecto de la 4T para llevar internet a toda la población.

Altán dio a conocer este martes que solicitó iniciar un concurso mercantil, mecanismo con el cual continuará con el despliegue de su red y "la operación del proyecto de telecomunicaciones de mayor relevancia en la historia del País y que permitirá cerrar la brecha digital".

A través de un comunicado, la empresa de asociación Pública-Privada aseguró que las negociaciones con la mayoría de los acreedores para preservar el valor de la compañía, salvaguardar los activos, su operación y los empleos de sus colaboradores se están dando de forma positiva.

Desde abril pasado, se había dado a conocer que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), Huawei y Nokia alertaron sobre la situación financiera de la APP, debido a que detuvo pagos de sus préstamos y algunos servicios que recibe.

Ese mismo mes, Altán anunció que sus accionistas aumentarían el capital que tienen en la APP: de forma inicial, el incremento sería de 70 millones de dólares y de hasta 120 millones de dólares en una segunda fase. 

Hasta ahora tiene 100 clientes, que atienden a más de 3 millones de usuarios finales.

TODO MARCHABA ¿BIEN?

Apenas en febrero pasado el presidente Andrés Manuel López Obrador presumió un acuerdo con las principales telefónicas para llevar internet a las zonas más apartadas del país, lo que implicaría "conectar" a los más de 34 millones de mexicanos que no tienen el servicio.

Actualmente, Altán Redes ofrece una cobertura de red 4.5G LTE al 61.66% de la población total de México. Según su plan de trabajo al 2024 debe alcanzar una cobertura de 92.2 por ciento.

Según datos oficiales en México, en 2019, había 84.1 millones de usuarios de Internet, que representan el 72% de la población de seis años o más; de acuerdo con datos de la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (Endutih) 2019, de la gente con internet, 76.6% está en las zonas urbanas y 47.7% en rurales.

En los hogares de nivel socioeconómico bajo sólo 19% tiene conexión, pero en los altos tampoco hay conectividad total, pues la cifra se queda en 89.7 por ciento.

Se estima que 20.1 millones de hogares tienen internet (56.4%), ya sea mediante una conexión fija o móvil.

En cuanto a los usuarios de telefonía móvil, del total de 86.5 millones; 82.3 estaban concentrados en las zonas urbanas y 17.7 en las zonas rurales.

TODO ERA ARMONÍA

Altán, consorcio que opera La Red Compartida, celebró el anuncio del Gobierno de México en el cual invita a los principales operadores a sumarse a la iniciativa de cerrar la brecha digital en el país, ofreciendo servicios 4.5G a sus clientes dentro de la Cobertura Social de la Red Compartida.

Con el llamado "Roaming Social", Altán La Red Compartida puso a disposición de todos los operadores móviles, incluyendo a Telcel, AT&T y Movistar, su infraestructura a través de servicios de usuario visitante o roaming, en localidades de menos de 5 mil habitantes, para ofrecer servicio 4.5G a sus usuarios, y con ello, contribuir a cerrar la brecha digital.

En ese momento Salvador Álvarez, director General de Altán Redes explicó que se trataba de "un ganar – ganar para todos, pues los operadores pueden aprovechar la infraestructura ya instalada de Altán y llevar conectividad a sus clientes en zonas donde no tenían cobertura; además, la Red Compartida suma más usuarios en zonas con poco tráfico, lo cual le da sostenibilidad a la red y, por último, promovemos la sana competencia en estas localidades, lo que representa un beneficio para los usuarios finales". 

Para Altán, con el acuerdo "Roaming Social", se avanzaría en uno de los principales compromisos de la Red Compartida que es cerrar la brecha digital, lo cual tiene un impacto directo en el desarrollo de las comunidades menos favorecidas. 

Según estudios recientes de la GSMA, el incremento en la penetración y uso de servicios de internet móvil de alta velocidad en una comunidad tiene impactos significativos de largo plazo en la productividad, ingreso per cápita y crecimiento económico.

 

 

 

 

 

 

CJ