DINERO

PIB sufre caída de 2.4% en primer trimestre, la peor en 11 años: Inegi

Durante el primer trimestre del año, la economía mexicana tuvo una caída del 1.6%, la peor contracción de los últimos 11 años

  • REDACCIÓN
  • 30/04/2020
  • 07:20 hrs
  • Escuchar
PIB sufre caída de 2.4% en primer trimestre, la peor en 11 años: Inegi
Las actividades secundarias y terciarias fueron las más afectadas. Foto de la web

Durante el primer trimestre del año la economía mexicana registró una contracción de 2.4 por ciento, en comparación con el mismo periodo del 2019, de acuerdo con la estimación del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

SIGUE AQUÍ LA COBERTURA SOBRE EL CORONAVIRUS EN MÉXICO

A través de un comunicado, el Inegi informó que la Estimación Oportuna del Producto Interno Bruto (PIB) disminuyó menos 1.6 por ciento en términos reales entre enero-marzo en comparación con el trimestre previo, con cifras ajustadas por estacionalidad.

Esta es la tercera contracción consecutiva del PIB en el trimestre y es la mayor caída desde la contracción de 5.1% registrada en el primer trimestre de 2009, cuando la crisis financiera global de entonces coincidió en México con el inicio de la pandemia de gripe A(H1N1)

Durante este periodo el PIB de las actividades secundarias y terciarias descendió menos 1.4 por ciento de manera individual, mientras que el de las actividades primarias aumentó 0.5 por ciento en el primer trimestre de 2020 con relación al trimestre precedente.

El Inegi advierte que las estimaciones oportunas proporcionadas este día podrían cambiar respecto a las cifras generadas para el PIB trimestral tradicional, las cuales se publicarán el próximo 26 de mayo.

EL VIRUS GOLPEA A UNA ECONOMÍA DEBILITADA

La pandemia del covid-19, que ha paralizado buena parte de la actividad productiva mundial para frenar los contagios, ha llegado en el peor momento para la economía mexicana, que en 2019 se contrajo un 0.1 %, sobre todo por la caída de la actividad industrial.

La última recesión profunda que padeció México fue en 2009, cuando la economía se contrajo 5.3% a consecuencia de la crisis hipotecaria que se desató en Estados Unidos a fines de 2008, así como por la epidemia del A-H1N1 que orilló al gobierno mexicano a ordenar el cierre completo de fábricas, restaurantes, escuelas, museos, cines, entre otros establecimientos.

En 1994, una serie de eventos políticos y económicos sacaron a relucir la vulnerabilidad del país y comenzaron a surgir dudas sobre si México podía enfrentar sus obligaciones con el exterior. Al año siguiente, el PIB se hundió 6.3%, siendo hasta ese momento la recesión más profunda desde 1932.


El primer caso de coronavirus en México se confirmó el 27 de febrero pasado y el Gobierno decretó la crisis sanitaria un mes después, paralizando las actividades no esenciales.

Sin embargo, los expertos no dudan de que la pandemia ha agravados los datos económicos del primer trimestre.

"Se hilvanaron 4 trimestres consecutivos con disminuciones anuales, la racha negativa más larga desde 2008-2009", subrayó este jueves en Twitter el presidente del Inegi, Julio Antonio Santaella, quien recordó que antes de la caída del 1.6 %, la economía llevaba encadenados desplomes trimestrales del 0.9 %, el 0.3 % y el 0.5 %.




FALTA LO PEOR

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo esta mañana que el desplome del PIB "fue menos de lo que pronosticaron" algunos analistas.

Además, se escudó en que la contracción del 1.6% es menor a la del 5.7% del primer trimestre de 1995, bajo la presidencia de Ernesto Zedillo, y a la del 5.1% del primer trimestre de 2009, bajo el mandato de Felipe Calderón.

Pero lo pero está por venir, dado que será en el segundo trimestre de 2020 cuando se note el efecto completo del freno económico decretado en México durante abril y mayo.

"Estamos estimando una contracción del 6.5% al 7% en el segundo trimestre del año a tasa anual", explicó a Efe Alejandro Saldaña, gerente de Análisis Económico del Banco Ve por Más, quien afirmó que "a grandes rasgos podría considerarse una recesión" por la caída generalizada de todos los sectores económicos excepto el agropecuario.

El año pasado, hubo un debate entre economistas por si se podía hablar de recesión en México, dado que la caída económica había sido poco pronunciada.

"Ahora con la crisis sanitaria, no solo puede hablarse de recesión, sino también de una crisis económica por la expectativa de una caída profunda en el PIB de México", opinó Gabriela Siller, directora de análisis económico-financiero de Banco Base.




Los pronósticos para el PIB en 2020 de la economía mexicana no son nada halagüeños. El FMI prevé una caída del 6.6%, la Cepal del 6.5% y el Banco Mundial del 6%, mientras que el Gobierno mexicano un 3.9 %.

Además, se estima una pérdida de cerca de un millón de empleos en el país.

Ante la crisis que se avecina, López Obrador ha diseñado un plan de austeridad gubernamental para recortar el 75% de los gastos de la administración y lo sueldos de los altos funcionarios, junto a un programa de tres millones de créditos para pequeñas y medianas empresas.

Patronales y economistas han criticado que el Gobierno no aplique medidas contracíclicas con incentivos fiscales para el sector formal y un incremento del gasto público para detonar la economía.

Cuando el mandatario asumió el poder a finales de 2018, prometía un crecimiento económico promedio del 4% en México, pero luego cambió su discurso y ahora defiende priorizar el bienestar social al incremento del PIB.