DINERO

Pequeños productores, beneficiados por cadenas colaborativas

La industria ha evolucionado sus procesos al lograr que sus cadenas de valor sean más eficientes y que sus productos lleguen a los lugares más alejados

  • REDACCIÓN
  • 23/11/2020
  • 08:39 hrs
  • Escuchar
Pequeños productores, beneficiados por cadenas colaborativas
Cientos de productores han abandonado sus cultivos, aunado a temas de reducciones en la exportación, y a que no cuentan con opciones de mercado interno (Cuartoscuro)

Durante la pandemia, se han perdido cerca de 32,000 empleos formales en el campo, de acuerdo con información del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), esto, sin contar que en este sector existe mucha informalidad.

Cientos de productores han abandonado sus cultivos, aunado a temas de reducciones en la exportación, y a que no cuentan con opciones de mercado interno como hoteles o restaurantes.

"Por ejemplo, si en Cancún transportaba 100 camiones de alimentos diarios a los centros turísticos, ahora están transportando 16 camiones diarios", aseveró Bosco de la Vega, presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA).

Asimismo, los robos, los asaltos, cobros de derecho de piso y delincuencia están a la orden del día en el campo.

Sin embargo, más de 5 millones de pequeños productores podrían verse beneficiados por la evolución de la industria y la implementación de cadenas colaborativas.

Aunque, la pandemia derivada del covid-19 presentó una mayor complejidad para quienes dependen de las actividades rurales y agropecuarias, el Consejo Nacional Agropecuario señaló que, durante las últimas décadas, la industria ha evolucionado sus procesos al lograr que sus cadenas de valor sean más eficientes y que sus productos lleguen a los lugares más alejados, respondiendo a las necesidades de los consumidores.

Por eso, la Industria Mexicana de Coca-Cola de la mano de instituciones gubernamentales y privadas ha integrado prácticas de agricultura sustentable; abonando a mantener más de 100 mil empleos indirectos en el sector.

Además, la IMCC invierte 18,500 millones de pesos en productos locales, un 25% más que en 2018, según lo reporta el despacho de derecho y economía SAI. Estas acciones focalizadas construyen redes de personas y familias que, sin saberlo y sin conocerse, trabajan unas muy cerca de otras para dar continuidad a un esfuerzo colectivo que fortifica la economía de los pequeños productores, de los comercios locales y de México.

Asimismo, junto con organismos empresariales, grupos transportistas y miembros de la industria de alimentos, la IMCC mantiene en implementación una cadena de valor que nunca termina, pues al crear un plan integral a largo plazo, en el que se suma a los productores locales, se generan miles de negocios redituables que permiten que todos ganen a través del trabajo conjunto.

LIMITACIONES EN EL CAMPO

Gran parte de los productos que consumimos a diario, sin importar su presentación, salen del campo mexicano. Las manzanas que se producen en Chihuahua, el azúcar de caña de Veracruz y la leche de Jalisco, entre miles de productos; son transportados y procesados gracias a esta articulación.

Pero, al contar con recursos limitados, los campesinos han visto afectada su producción y distribución. En respuesta a esto, la industria y los prestadores de servicio han logrado vincularse de forma más eficiente, generando cadenas y rutas que incentiven una diminución en costos y trayectos, al tiempo que impulsan el consumo local.

(MJP)