DINERO

Pasos básicos para que un millennial tenga buenas finanzas personales

Si puedes comenzar a ahorrar ahora mientras eres joven, no importa cuán pequeña sea la cantidad, podría ser una de las mejores decisiones financieras que tomes

  • REDACCIÓN
  • 31/08/2020
  • 18:53 hrs
  • Escuchar
Pasos básicos para que un millennial tenga buenas finanzas personales
Ahorrar, invertir y presupuestar puede cambiar tu vida. (FOTO: PIXABAY)

Al estar en el mercado laboral o al empezar a incrementar nuestro sueldo llega el deseo de querer comprar un auto o una casa nuevos, casarse o eventualmente formar una familia; sin embargo, ahorrar dinero puede ser un desafío, especialmente como joven profesional.

Quizá veas que no queda mucho de tu quincena una vez que se han pagado el alquiler y las facturas, y es fácil descuidar el ahorro. Pero si puedes comenzar a ahorrar ahora mientras eres joven, no importa cuán pequeña sea la cantidad, podría ser una de las mejores decisiones financieras que tomes.

La formación temprana de hábitos de ahorro podría tener un impacto significativo en la capacidad para afrontar gastos inesperados, realizar grandes compras y alcanzar importantes objetivos de vida.

A continuación, cinco cosas que puedes hacer para reactivar tus ahorros en la juventud:

PLANIFICA PARA EL FUTURO

Establecer metas es esencial para lograr el éxito financiero. Sí, ahorrar es importante, pero antes de comenzar a ahorrar dinero, querrás tener una idea de para qué estás ahorrando y por qué.

Los objetivos podrían incluir comprar una casa o un automóvil, volver a la escuela, casarse, formar una familia o ahorrar suficiente dinero para que pueda dejar su trabajo y viajar a lugares lejanos y exóticos.

Si sabes cuáles son tus objetivos, tendrás una mejor idea de cuánto necesitas ahorrar y podrás crear un plan que le ayudará a convertir esos sueños en realidad.

ESTABLECE UN PRESUPUESTO

Un presupuesto es una de las herramientas más eficaces para ahorrar dinero. Crear y ceñirse a un presupuesto no significa sacrificar la diversión. Más bien, un presupuesto puede ayudar a que la diversión sea posible.

Con un presupuesto, realizas un seguimiento de tus gastos para tener una idea clara de a dónde va tu dinero cada mes. Un presupuesto bien diseñado te ayudará a priorizar tus gastos y ahorros. Sabrás cuánto necesitas reservar cada mes para los gastos básicos de subsistencia y los ahorros, y cuánto queda para gastar en el estilo de vida, como cenar en restaurantes y entretenimiento.

De lo contrario, si vives de sueldo a sueldo y no tienes cuidado con la administración de tu dinero, puede ser fácil perder de vista los gastos discrecionales. Podrías terminar endeudado o no poder pagar importantes compras importantes.

ABRE UNA CUENTA DE AHORROS

Un buen lugar para comenzar a ahorrar es con una cuenta de ahorros que devenga intereses, que puede mantener tu dinero seguro mientras el dinero crece con los intereses. La cantidad de interés que gana generalmente depende de la tasa de interés, cuánto tiempo mantiene el dinero en la cuenta y cómo el banco paga los intereses.

El principal beneficio de una cuenta de ahorros es el acceso rápido y conveniente al efectivo cuando lo necesites.

FONDO DE EMERGENCIA

La creación de un fondo de emergencia debe ser una prioridad absoluta. Como bien nos enseñó la pandemia, los gastos inesperados, como una emergencia médica, pueden fácilmente acabar con un presupuesto.

Sin embargo, un fondo de emergencia que pueda cubrir al menos de tres a seis meses de gastos básicos de vida en una cuenta de ahorros que devenga intereses puede garantizar que una emergencia inesperada no descarrile totalmente tus planes financieros.

Además, tener un fondo de emergencia significa que no tendrás que depender de la deuda de la tarjeta de crédito para pagar emergencias y otros gastos inesperados.

AHORRA PARA LA JUBILACIÓN

Si bien la jubilación puede no ser una de las principales preocupaciones cuando eres joven, es importante comenzar a ahorrar para la jubilación anticipadamente. Al ahorrar para la jubilación, no es solo la cantidad que tienes que invertir lo que importa, sino también el tiempo que tienes para invertir.

Si comienzas a ahorrar temprano cuando es joven, es posible que puedas aumentar tus ahorros a un ritmo mucho más rápido que aquellos que esperan, debido al poder de la capitalización.

Para ilustrar el efecto de la capitalización, considera a una joven de 25 años que reserva 250 cada mes para la jubilación y obtiene un rendimiento anual del 8% de su inversión. Para cuando cumpla 65 años, sus ahorros habrán aumentado a más de 878,000. Pero si esa misma persona espera hasta los 35 años para comenzar a ahorrar, y aparta la misma cantidad mensual y gana la misma tasa de rendimiento de su inversión, sus ahorros habrán aumentado a solo 375,000 cuando cumpla los 65 años.

También checa tu Afore, el rendimiento que da y el ahorro voluntario para incrementar tu pensión.