DINERO

Pandemia y liquidación por desempleo abultan ahorros bancarios

Durante marzo y abril pasados, la captación bancaria aumentó principalmente por el temor del impacto económico del covid-19 y el desempleo

  • CYNTHIA PERALTA
  • 22/06/2020
  • 19:40 hrs
  • Escuchar
Pandemia y liquidación por desempleo abultan ahorros bancarios
La captación bancaria, es decir, el ahorro de los clientes, aumentó durante marzo y abril de 2020. (FOTO: PIXABAY)

“Mi cuenta nunca tuvo tanto dinero, lástima que es porque me despidieron”, dice Laura Mendiola, entre broma y pesar, quien trabajaba como asistente de producción en una agencia de comunicación, donde por la contingencia cerraron la cortina y han despedido hasta ahora a ocho personas de diferentes áreas. 

La pandemia del covid-19 provocó que la captación bancaria, es decir, el ahorro de los clientes, aumentara durante marzo y abril; sin embargo, este incremento no necesariamente significa un cambio en las finanzas personales de los mexicanos. 

De acuerdo con la Asociación de Bancos de México (ABM), el incremento de la captación de recursos que obtienen los bancos de sus clientes en los primeros cuatro meses del 2020 se incrementó en 853,000 millones de pesos, un alza de 12.4% respecto del año anterior, y hoy alcanza un saldo histórico de 6.9 billones de pesos.

Al descontar el efecto del tipo de cambio y de la inflación, según BBVA Research el crecimiento de la captación tradicional fue de 6.6% en marzo y 8.9% en abril términos reales, aumento que no se observaba desde 2017, según la institución.

El presidente de la ABM, Luis Niño de Rivera, señaló que este comportamiento refleja un mayor ahorro por parte de las personas y las empresas para enfrentar los meses venideros que representarán una complicada recuperación después del impacto de la pandemia, que expertos anticipan será mayor para la segunda mitad de este año.

Sin embargo, para el Director del Programa de Investigación Aplicada de la Fundación de Estudios Financieros (FUNDE), Jorge Sánchez Tello, dicho incremento, más que ahorro voluntario es un tema de que al aumentar la cantidad de despidos los que pudieron tener una liquidación o finiquito lo captaron vía sus cuentas bancarias.

“Si en general se maneja que hubo un millón de despidos o más, algunos trabajadores reciben su liquidación o finiquito y por eso captaron más las cuentas bancarias. Otro porcentaje que es imposible saberlo, (las personas) están manteniendo dinero en su cuenta para poder hacer frente a gastos de la crisis y evitan gastar más de la cuenta. Es la interpretación que se le puede dar a que ha aumentado la captación bancaria”, dijo Sánchez Tello en entrevista para La Silla Rota.

A Laura la incertidumbre la atormenta, pues ante la pandemia y el incremento de despidos en todos los sectores, reconoce que conseguir trabajo será más difícil que en otras ocasiones.

“Fui afortunada. Me dieron los tres meses de liquidación y lo de ley, pero no sé hasta para cuándo me va alcanzar. Estoy pensando en dejar el departamento que comparto y regresar con mis papás, la renta sin trabajo es mucho dinero para mí. No sé todavía qué voy a hacer”, lamenta.

La joven de 33 años menciona que además de sus pagos como renta y servicios, su deuda principal es la tarjeta de crédito, por la que paga en promedio alrededor de 4 mil pesos al mes. “Quería irme de vacaciones, afortunadamente no me endeudé”. 

¿PANDEMIA IMPULSÓ AHORRO?

Por otra parte, dada la crisis económica, algunas personas están manteniendo el dinero en sus cuentas evitando gastar ante el escenario complicado de crisis y, según Jorge Sánchez, los más conocedores están ahorrando de forma voluntaria en su Afore.

No obstante, el experto rechaza que la pandemia pudo significar para la gente un golpe para ver la importancia del ahorro en la vida cotidiana, sino que lo que ahora está evitando es gastar dinero que quizá mañana no tendrá. 

“Está demostrado en muchas investigaciones que la gente no es ‘racional’ para ahorrar. Es decir más que dar la importancia para ahorrar, la gente piensa de forma más simple: no tengo empleo por lo tanto no puedo gastar lo que no tengo, o hay crisis económica y si la gente cree que puede perder su empleo simplemente deja de gastar”, señala.

 

Laura Mendiola reconoce que a los dos años que estuvo trabajando en la agencia y hasta antes de su despido, no tenía el hábito de ahorrar constantemente, solamente en "el cochinito" guardaba los cambios que le sobraban algunos días. 

"No cuento con cuenta de ahorro para eso. Sólo la que me depositaban las quincenas y ahí quedaba algo de lo que me iba sobrando pero no es que yo tuviera una consciencia de ese dinero o un propósito para que ese dinero creciera cada mes", dice Laura. 

En el estudio “Crédito y captación crecen a doble dígito en México, tras mayor demanda por liquidez ante el covid-19”, BBVA México considera que el crecimiento de la captación podría limitarse al corto plazo, no sólo por la desaceleración económica que ya venía observando antes del inicio de la pandemia, sino también porque en la medida en que se vayan materializando los efectos adversos sobre los ingresos y el empleo en la economía, las empresas y las familias tendrán que hacer uso de los recursos líquidos acumulados en el sistema bancario.

No es tanto un tema de ahorro si no de supervivencia. Es un comportamiento que siempre se da en crisis, cuando se supere la crisis la gente volverá a gastar como antes si recupera su empleo”, mencionó el Director del Programa de Investigación Aplicada de la FUNDE. 

Ante ello, una persona podría mejorar su cultura financiera con o sin riesgo de perder el empleo, aunque, Sánchez Tello reconoce que depende del nivel cultural y educativo así como del nivel de ingreso de cada persona. 

“Lamentablemente en México no existe esa cultura y se ve por ejemplo en el poco ahorro voluntario qué hay en las Afores. Si hay persona que lo logra hacer pero son pocos”.

ORDENA TUS FINANZAS PERSONALES

Según Sánchez Tello lo mejor que puede hacer una persona si perdió su empleo es que no gaste lo que no puede pagar y darle prioridad a sus necesidades particulares como alimentación, vivienda y si debe algún crédito tratar de refinanciarlo.

De acuerdo con la Condusef hay errores financieros que podrían evitar que tengas unas finanzas sanas como vivir por encima de tus posibilidades, mantener muchas deudas, no hacer un presupuesto o usar incorrectamente una tarjeta de crédito. 

Según el organismo, es importante ser realista y conocer las limitaciones de nuestros ingresos para no gastar de más con dinero que no tienes, por ello recomienda darle prioridad a lo que es realmente necesario para no terminar con deudas.  

Expertos también recomiendan elaborar un presupuesto, ya sea personal o familiar, para evitar hacer compras compulsivas por no tener control de las entradas y salidas de dinero. En el presupuesto debes determinar cuánto ganas, cuánto puedes gastar, de forma inteligente, sin acumular deudas. Incluso puedes generar un excedente y ahorrar para luego darte ese gusto que tanto deseas.

Si piensas solicitar un crédito para algún bien o producto, la Condusef sugiere tratar de adquirir aquellos que sean duraderos, pues así podrás liquidarlos antes de que se gasten.

En cuanto a las tarjetas de crédito hay que tener presente que si no la sabes utilizar sólo te va a crear más problemas. Aunque puede parecer la solución más práctica para los problemas económico, no pagar a tiempo o pedir créditos para liquidar otros, te llevarán a crear deudas innecesarias, además de que será más difícil que te pongas al corriente.