DINERO

Pandemia obliga la evolución del comercio minorista en pro del cliente

No todo es malo, la pandemia está obligando a tiendas y restaurantes a evolucionar de manera que los cambios perdurarán después de que haya pasado la crisis

  • REDACCIÓN
  • 14/09/2020
  • 15:03 hrs
  • Escuchar
Pandemia obliga la evolución del comercio minorista en pro del cliente
Incluso antes de la pandemia, el comercio minorista estaba evolucionando rápidamente y la vieja guardia estaba luchando por mantenerse al día. (Imagen de Pexels en Pixabay)

El comercio minorista está viviendo un momento de evolucionar o morir, según expertos. Las empresas que pueden adaptarse a las realidades de covid-19 lo están haciendo rápidamente, mientras que las que no pueden se están extinguiendo.

De acuerdo con la revista de negocios estadounidense The Fast Company, el sector se hará más saludable, lo cual derivará que se podrá competir mejor con los nativos en línea y ofrecerá mejores servicios a los consumidores.

Incluso antes de la pandemia, el comercio minorista estaba evolucionando rápidamente y la vieja guardia estaba luchando por mantenerse al día. En los últimos dos años, gigantes como Walmart, Amazon y Target implementaron tiempos de entrega más cortos, inventarios más grandes y precios más bajos, mientras que las marcas D2C como Warby Parker y Everlane construyeron interiores físicos modernos que hicieron que las tiendas más antiguas parecieran poco atractivas.

Mientras tanto, los restaurantes estaban siendo presionados por servicios como Uber Eats para encontrar nuevas formas de atender a los clientes.

LA ERA DIGITAL YA NO ES OPCIONAL

Tom Buiocchi, CEO de ServiceChannel, una plataforma de gestión de instalaciones en línea, dijo que ha visto cómo la pandemia ha aumentado las presiones y obliga a los centros comerciales, minoristas y restaurantes a evolucionar de la manera que necesitaban para sobrevivir a largo plazo.

Eso significa brindar mejores servicios en línea junto con servicio de recogida en la acera, comedor en el patio e interiores más limpios, cosas que los clientes apreciarían en cualquier entorno. En resumen, la pandemia está limpiando las existencias viejas y obligando a todos los demás a transformarse de manera que perdurarán mucho después de que haya pasado la crisis.

LLAMADAS DE OPORTUNIDAD

Algunos grandes centros comerciales de Estados Unidos ya estaban en declive debido a que pilares como JCPenney, Lord & Taylor y Brooks Brothers lucharon por atraer a una clientela más joven y cayeron en la bancarrota.

La pandemia ha abierto la puerta para que marcas más modernas aprovechen arrendamientos más baratos y se muden a esos espacios. Algunos centros comerciales incluso están trabajando con Amazon para instalar supermercados y centros de distribución de alta tecnología , convirtiendo lo que alguna vez fue una amenaza para el comercio minorista físico en un socio para su supervivencia.

Sin duda, algunos minoristas se han visto muy afectados, con decenas de marcas quebradas este año. Pero muchos combinan en línea y fuera de línea de manera creativa, como probadores virtuales y aplicaciones de realidad aumentada que le permiten probar antes de comprar. El pago y envío sin contacto se está generalizando. Incluso las marcas de lujo prevén ofrecer consultoría de video y entrega de alta gama.

Estos cambios son positivos y ayudarán a los minoristas a competir mejor en los próximos años.

CAMBIO PARA RESTAURANTES

Los restaurantes también han mejorado con cenas al aire libre, más formas de hacer pedidos en línea y nuevas asociaciones. Se han registrado asociaciones con Uber Eats, nuevos servicios en línea y adaptar sus menús en función del sentimiento social.

También algunos comercios han lanzados sus propias aplicaciones móviles y un modelo de "doble acceso directo" para atender a las personas más rápido. Además, se prevé que se incrementen las “cocinas fantasma”, que proporcionan un modelo de bajo costo para que los restaurantes preparen comida para la entrega.

 La pandemia también ha obligado a las marcas a mejorar su limpieza e higiene. Las tiendas y los restaurantes nunca han estado tan limpios como ahora, ya que las empresas buscan asegurar a los clientes que son lugares seguros para visitar. Incluso la calidad del aire está mejorando, porque las empresas están actualizando para garantizar una filtración adecuada contra el virus.

En tanto, los alquileres altísimos en los centros de las ciudades han hecho que las cadenas antiguas se vayan, lo que obligó a bajar los precios y dan paso a marcas más nuevas.

Estos cambios de las empresas para garantizar que los clientes tengan formas convenientes de comprar y comer y de proporcionar interiores seguros y atractivos dará como resultado un mercado minorista más saludable a largo plazo con mejores opciones para todos.