DINERO

Pagos chiquitos ¿convienen? Esquema que solo sangra el bolsillo de las personas

Si decides comprar bajo este esquema, la Condusef y Profeco recomienda comparar condiciones en al menos tres establecimientos

  • REDACCIÓN
  • 03/05/2021
  • 20:25 hrs
  • Escuchar
Pagos chiquitos ¿convienen? Esquema que solo sangra el bolsillo de las personas

Los "pagos chiquitos" son una opción de compra en abonos que ofrecen algunos establecimientos comerciales. 

Este método de pago significa que el costo total del producto quedará dividido en pagos parciales, que pueden ser semanales, quincenales o mensuales. Cada pago parcial incluye una tarifa de interés asociada al crédito que te están otorgando por comprar el producto a plazos.

Desafortunadamente se trata de un truco publicitario porque resulta que, si bien vas a hacer pagos pequeños, en realidad se acumulan y al final tú deuda será mucho mayor.

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) recomendó revisar los esquemas de abonos pequeños en la compra de bienes duraderos, para evitar abusos, pues con algunos sistemas de financiamiento terminarías pagando 50% más del valor que el producto tiene de contado.

Estos esquemas en tiendas como Coppel, Elektra son opuestos a los programas de meses sin intereses, donde el consumidor no paga costo adicional al pago de contado, siempre y cuando cubra a tiempo las mensualidades.

La Profeco advirtió que, si bien de primera instancia resulta "atractivo" un abono semanal con un bajo monto, el problema radica en el número de desembolsos, y al sumarlos resulta excesivamente oneroso respecto al pago de contado.

La recomendación es verificar los plazos y condiciones de pago o enganche que considera el sistema de financiamiento y consultar el Costo Anual Total, concepto que debe incluir cualquier contrato, así como gastos e intereses, comisiones y pagos.

La Condusef también advirtió que, si se te presenta la oportunidad de comprar un producto a meses sin intereses, el usuario debe tomar como referencia un determinado precio de contado, diferido (dividido) a los meses que incluya esa promoción; en su caso, puede resultarte más económico que un esquema, que de entrada, considera determinado número de pagos chiquitos

En planes de meses sin intereses, siempre que pagues puntualmente, no hay intereses; mientras que un esquema de inicio ofrece pagos chiquitos, implica pagos de interés.

Otra alternativa puede ser adquirir un producto mediante una compra ordinaria con tu tarjeta de crédito, en su caso, verificar que utilices aquella tarjeta en la que tengas un menor  CAT (Costo Anual Total). 

Por ejemplo, en la compra de un celular con pagos chiquitos la deuda es posible que duplique. Un smartphone con un precio de $7,889 pesos terminarías pagando en casi dos años $13,727 pesos.

Además la garantía del producto tiene vigencia de dos años, el tiempo que te llevaría terminar de pagar.


Recientemente el Puerto de Liverpool comenzó a ofrecer pagos en abonos a través de sus tiendas Suburbia, como parte de su estrategia de generar un negocio de crédito disruptivo; Best Buy antes de salir del país había lanzado una oferta financiera para no bancarizados, de forma que así podían comprar una laptop o lavadora en hasta 24 meses desde un modelo de renta.

¿Porque la gente prefiere  los pagos chiquitos?

Existen tres razones principales:

1.-Cuando no cuentan con la liquidez suficiente o están sobreendeudados para poder pagar el precio total

2.- Es la "mejor" opción a la que pueden acceder para realizar compras de manera inmediata

3.- La percepción que se tiene sobre "de poquito en poquito", nos parece que es una ventaja para pagar poco dinero por un bien

CUIDADO

Condusef advierte que sólo por elegir esta modalidad tendrías que pagar entre un 20 y 50% más del valor del precio normal de la compra, además de ser uno de los financiamientos más caros del mercado.

Otro punto a contemplar es que este tipo de compras sí genera historial crediticio, y en caso de caer en morosidad debido a la tasa de interés tan alta se convierte en una deuda que no se puede negociar, por lo que, pagar por medio de una negociación no es factible.

¿CÓMO FUNCIONAN?

De acuerdo a la Condusef, hay ciertas características generales que tienen este tipo de pagos fáciles: 

-Se paga enganche. Cuando se trata de compras, en la mayoría de los artículos te piden un enganche para diferir el sobrante, generalmente en pagos fijos quincenales o semanales, muy pocas veces a meses.

-Comisiones. Este tipo de créditos están sujetos a comisiones o intereses moratorios, retrasos, entre otros como cualquier otro crédito.

-Son pagos fijos. En estos casos, contrario a los MSI, ya tienen integrados los intereses, por eso los precios suelen ser elevados a comparación del precio de contado.

-Es un compromiso a largo plazo. Contemplando que son pagos muy pequeños y que el monto es un tanto elevado, el plazo para liquidar podría tomar años.

-Son fáciles de adquirir. No necesitas ningún otro documento más que una identificación.

ANTES DE COMPRAR

-Compara precios

-Considera el tipo de bien a comprar

-Ojo con la cantidad quincenas o semanas

CJ